¿Por qué se celebra el Día de los Muertos?

¿Por qué se celebra el Día de los Muertos?

Popularizada recientemente por la película de Disney Pixar "Coco", la celebración del Día de los Muertos trasciende fronteras geográficas y es conocida en América Latina y el mundo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Cada 1 y 2 de noviembre en México se vive un significativo reencuentro con los ancestros: el Día de los Muertos. Se trata de una típica festividad local en la que se rinde homenaje a los seres queridos que, según se cree, vuelven en estas fechas para estar con sus familiares y amigos.

Además, el Día de los Muertos coincide con el final del ciclo del maíz, el principal cultivo nacional.

Popularizada recientemente por la película de Disney Pixar "Coco", la celebración del Día de los Muertos trasciende fronteras geográficas y es conocida en América Latina y el mundo.

¿Cuál es el objetivo del Día de los Muertos?

La tradición invita a armar un altar doméstico en la tumba del difunto, adonde su alma llega por un camino –demarcado por pétalos esparcidos de las flores de cempasúchil y velas– que va de la casa en la que vivía al cementerio, y comprende inciensos, papel picado, pan de muerto, fotos y sal.

Entre las ofrendas, están sus objetos predilectos: comida, cigarrillos, ropa, bebidas, calaveras y hasta algún juguete, en el caso de los chicos.

Pero hay un detalle que no hay que pasar por alto: se debe prestar especial cuidado con los preparativos de estos rituales. La falta de esmero o, en su defecto, la abundancia del detalle puede traer consecuencias negativas o positivas, generar prosperidad o desdicha; todo depende de la manera en que la familia haya cumplido con los ritos y o “complacido al homenajeado”.

Como la creencia popular habla de que sus almas retornan de ultratumba durante esta jornada, homenajear y recodar a los antepasados se convierte, sin dudas, en una demostración de afecto hacia ellos.

En ese contexto, es usual que algunos familiares elijan pasar la primera noche en los cementerios: los más creyentes, para rezar; aunque también están los que, lejos de la religión, se juntan allí para comer y tomar las ofrendas.

Celebración del Día de los Muertos

Este festejo que trascendió los siglos y que se daba en el noveno mes del calendario solar azteca (agosto) era dirigido por la diosa Mictecacíhuatl (la Dama de la Muerte) y tiene su origen en distintas civilizaciones locales que habitaron esas tierras mucho antes de la llegada las tropas de Colón.

Y si bien sobrevivió a la Conquista, la influencia del catolicismo produjo que coincidiera con el Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

Con el tiempo, la influencia inmigratoria en distintos países provocó que, en algunas ciudades de Centroamérica, Ecuador, Bolivia, Perú, entre otras, también adoptaran esta festividad típicamente mexicana.

Tal fue la relevancia adquirida, que en 2008 la Unesco la declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México.

Lleno de ritos y colores, este país americano hizo culto de sus muertos de tal manera que ha convertido estas fechas en jornadas repletas de expresión artística. En México, cada 1 y 2 de noviembre, prácticamente no existe ciudad alguna que no se sume a esta celebración.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?