Volvieron los vuelos: emocionantes historias de reencuentro

Volvieron los vuelos: emocionantes historias de reencuentro

Se reanudaron los viajes en avión en Mendoza. La emoción, las lágrimas y los abrazos fueron los protagonistas del primer arribo al aeropuerto internacional.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Mendoza es una de las primeras provincias en recibir vuelos después de siete meses. El vuelo AR1400 proveniente de Ezeiza, Buenos Aires, aterrizó en suelo mendocino este jueves 22 de octubre a las cerca de las 10 de la mañana.

La emoción se dejó ver no sólo en los trabajadores del aeropuerto, de Aerolíneas Argentinas y de los locales comerciales, quienes aseguraron no haber dormido en toda la noche por la ansiedad de vivir este gran día; sino también en aquellos pasajeros que viajaron en el primer avión que llegó desde Buenos Aires y hoy vivirían ese tan esperado reencuentro.

El primer pasajero de este vuelo que salió por la puerta del aeropuerto fue un médico mendocino, que viajó a la provincia porque su hija está pronta a dar a luz. En el mismo vuelo viajaba un padre que conoció a su bebé de meses hoy luego de poder viajar, también en ese vuelo venían hermanos, hijos, nietos y abuelos. Todos ellos se reencontraban hoy con sus familiares que los esperaban desde marzo en Mendoza.

Entre estas historias esta la de una abuela que llegó del extranjero a Buenos Aires y desde hacía 7 meses había quedado varada allí, su hija y nieto la esperaban ansiosos en la salida del aeropuerto, "hemos perdido tres pasajes de avión, no nos van a devolver el pasaje ni la plata. Pero ahora estamos esperando el abrazo".

Soledad después de 9 meses se reencontró con su hermana Jimena, llegó a Mendoza para ver a sus padres. "Sentí mucha emoción de subirme a este vuelo y a su vez tristeza porque tuvimos que cambiar de avión por fallas técnicas", cuenta Soledad, quien hacía minutos pisaba suelo mendocino.

Mientras tanto esperando a embarcar para subir al avión que la llevaría a Buenos Aires y de allí a Tucumán estaba Lucía. Ella en marzo vino de paseo a Mendoza, la cuarentena la encontró en esta provincia y por el cierre de fronteras quedó varada acá. Lucía lloraba sin poder creer que después de tantos meses finalmente se iba a reencontrar con sus hijos y nietos, "tengo un nieto que no conozco, que nació ahora. ¡Es muchísima le emoción!"

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?