Cuando trabajar es una odisea: ya pagó 24 hisopados solo para traer leña de San Luis

Cuando trabajar es una odisea: ya pagó 24 hisopados solo para traer leña de San Luis

Javier es un camionero mendocino que, para ingresar a San Luis y seguir manteniendo a su familia, tiene que gastar gran parte de sus ganancias en hisopados semanales y en un cánon que le cobran las autoridades puntanas para custodiarlo cuando va a realizar la carga.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

El corte en la Ruta 7 a la altura de Desaguadero nació como una protesta de productores mendocinos que poseen campos en San Luis pero la medida se sostiene, en gran parte, por el apoyo de los camioneros que también denuncian controles excesivos para poder circular por la provincia vecina.

El territorio gobernado por Alberto Rodríguez Saá se convirtió en el más estricto de todo el país para quienes deseen ingresar por alguna de sus fronteras, pero tanto productores mendocinos como camioneros de todo el país califican al protocolo impuesto por San Luis como "una provocación".

Javier es uno de los mendocinos que, además de lidiar con los efectos económicos de la pandemia por ser un emprendedor independiente, sufre en carne propia el hecho de que el producto con el que trabaja esté en San Luis y hasta allá tenga que viajar para poder traerlo hasta Mendoza.

"Soy un camionero independiente que viajo a San Luis a buscar leña para traerla a Mendoza. Desde que empezó la pandemia ya me hice 24 hisopados que todos los tuve que pagar yo únicamente para entrar a San Luis", contó con bronca Javier junto a los productores que lideran el corte sobre el río Desaguadero.

"Aparte de ir con el hisopado negativo, cuando llegás al centro de descarga tenés que pagar una custodia para poder ir a cargar", explicó el camionero mendocino sobre los casi inviables métodos de San Luis para controlar el trabajo de los transportistas de carga y su posible vinculación con nuevos contagios en la provincia.

Entre apesadumbrado y furioso, Javier reconoció que por semana se gasta 8 mil pesos entre el hisopado y el pago de la custodia que le exigen en San Luis. "A veces tengo que viajar dos veces por semana y son 16 mil pesos. Lo hago porque no me quedaba otra y tenía que agachar la cabeza, pero ahora hay otros que nos apoyan", dijo en referencia a los productores.

"Por más que vaya con el hisopado o el PCR negativo no me puedo parar en un kiosco, no puedo ir a una estación de servicio porque aparece un móvil policial y te obligan a ir al centro de descarga, nos tratan como delincuentes", denunció el transportista que, por ser independiente, ve su economía aún más afectada que los que pertenecen a una empresa.

San Luis exige que los camiones posean equipos de rastreo satelital pero aseguran que si el rodado sufre un desperfecto, las autoridades lo toman como un incumplimiento en el trayecto establecido y los camioneros terminan procesados por la justicia puntana.

"Supe de compañeros que se les rompió el camión en el camino y tuvieron que llamar a la grúa. Como no dejaron entrar a la grúa por no tener hisopados y sistema satelital, los llevaron detenidos y les pintaron los dedos por estar más de 12 horas en la calle", contó Javier reflejando la dura situación que tienen que vivir los camioneros en San Luis.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?