¿Cómo creamos una sexualidad más plena con más disfrute y placer?

¿Cómo creamos una sexualidad más plena con más disfrute y placer?

Con la Dra. Marconi hablamos sobre cómo conectar con nuestro cuerpo. Hicimos una recorrida acerca de lo que nos dicen nuestros síntomas ginecológicos y cómo a través de esa conexión más profunda y consciente logramos una sexualidad más plena y mayor apertura al disfrute y al placer.

Paola Arcana

Paola Arcana

En MendozAprende Especiales invitamos a Magadela Marconi, reconocida ginecóloga de nuestra provincia. En una imperdible entrevista en vivo por el Instagram de MDZ online, nos dio una a una las claves para conocer más nuestro cuerpo, conectarnos y aprender de él a explorarnos, descubrirnos y expandirnos. “El cuerpo nos dice acerca de nosotros todo el tiempo”, afirmó.

Se pusieron de manifiesto dos limitantes a la hora de escucharlo. Por un lado no estamos acostumbrados a conectarnos con nuestro cuerpo, tanto como con nuestras emociones y energía, aquellas partes que no son nuestra mente que es a la que siempre hemos dado más preeminencia. A la vez, en este caso en particular que hablamos sobre el cuerpo de la mujer existen muchos tabúes que nos condicionan.

Vimos con cuánta claridad los síntomas ginecológicos hablan. Desde un dolor menstrual hasta una patología más compleja algo te dice sobre tu madurez como mujer, cómo te parás frente a la pareja e incluso a la maternidad.

De la mano de esto está totalmente ligado cuánto te permitís profundizar y expandir tu sexualidad y tu grado apertura al disfrute, al placer y la sensualidad en tu vida.

 

Que el cuerpo nos habla dijo la Dra. Marconi es dejar de lado una visión más mecánica sobre los síntomas y comprender que algo nos está marcando. En las patologías que son reiterativas es importante preguntarnos ¿por qué mi cuerpo se focaliza en ese punto?

“Uno se conoce mejor que nadie. La propuesta es abrirnos a nuestros sentimientos, de a poco vamos descubriendo que muchos síntomas están asociados a lo emocional, y que necesitamos ver esa emoción que nos está generando el síntoma”, dijo

 

Cuando aparece un síntoma, seguramente el cuerpo antes emitió muchas señales. Cada una de las sensaciones y emociones que sentimos se alojan en nuestro cuerpo. Si bien un dolor menstrual puede deberse a quiste de ovario, ese quiste tiene una causa anterior y que está ligada a nuestra experiencia vital, y es ahí donde tenemos que apuntar, enfatizó.

Cuando uno comienza a preguntarle al paciente ¿Cómo te sentís? te impresionás de todo lo que sale. Con pastillas tapas cuadros, por ejemplo la ansiedad, que hoy fueron por exámenes en la facu, pero mañana va a ser tu jefe o tu maternidad. Por eso es fundamental que nos enseñen de chicas a escuchar el cuerpo”, afirmó.

Hicimos una recorrida sobre los principales síntomas ginecológicos y lo que posiblemente nos estén diciendo.

Respecto de los dolores menstruales indicó que hay que preguntarse a qué asociamos la menstruación.  “Los dolores tanto menstruales como al tener relaciones hay que desmenuzarlos, son importantes; por eso si tu médico no te lo pregunta, vos contáselo”

La vulvovaginitis permanente es otra consulta habitual. Ahí dijo que es importante preguntarnos ¿cuándo aparece? ¿Aparece después de tener relaciones? ¿Estará asociado con sus relaciones sexuales? “Estas patologías son simples y de esto no se habla en los congresos y una mujer con flujo a repetición, se siente mal, le molesta, no puede tener relaciones; por más simple que parezca afecta su calidad de vida. Es importante indagar cómo fue su inicio sexual, si tiene sequedad”

Respecto del cáncer comentó que la medicina germánica está profundizando el estudio de este enfoque. Así por ejemplo en el cáncer de mama hablan de que pueden observarse ligados a un tupo de personalidad más sometida que no ha podido manifestarse. La endometriosis es otro gran tema, en el que afirmó que la medicina está perdida respecto a su origen, no se sabe si es genético, endocrinológico, inmunológico o deriva de causas ambientales. Los quistes ováricos o de mamas son frecuentes también.

Las alteraciones del ciclo están sumamente ligadas a lo emocional. La amenorrea muchas veces esta relacionado con el estrés y sobre todo con las alteraciones del peso. “Y ahí vemos claro cómo se une lo puramente biológico con lo emocional, estamos totalmente integrados: cuerpo mente y sentimiento. Si una chica tiene anorexia y baja de peso y se corta la menstruación el cuerpo lo que hace es un mecanismo de defensa en donde dice: esta mujer esta teniendo un problema y por ende no esta capacitada para la función principal de la menstruación que es la maternidad”, remarcó

En definitiva vimos claramente que debemos estar atentas a cualquier señal de nuestro cuerpo que se aleje de lo saludable, o sea si el ciclo nos molesta, si el flujo es abundante, si aparecen quistes, si el ciclo se altera, o la piel pierde luminosidad, o sea cualquier síntoma hormonal o ginecológico nos habla y hay que escuchar con atención. Por otro lado vimos que nuestra ginecología nos habla sobre todo de nuestra madure como mujer, cómo nos posicionamos frente a la pareja, a nuestra sexualidad y a la maternidad. Con esto hay 4 temas por los que empezar a indagar que seguro algo valioso vamos a encontrar ahí.

“El punto importante es que hay que animare a preguntarse a qué puede estar asociado este síntoma y acudir a las diferentes terapias alternativas que hoy disponemos y que tanto saben de esto”, destacó.

 

El tema de las relaciones sexuales es fundamental, dijo y considera importantísimo que se aborde en la consulta con el ginecólogo “es importante preguntar ¿cómo están disfrutando? ¿tenés sequedad vaginal? puede ser que necesiten algún lubricante, y me pasa que el solo hecho que la paciente lo hable, se anime  a soltar eso que le pasa hace que después esté mejor en sus relaciones sexuales. Es importante que te conectes que esto sin exigirnos o caer en que tenemos que funcionar si o si”

- Tal cual cuando no miramos algo que no funciona bien, es por miedo e incluso por las etiquetas con las que nos condicionamos “no funciono” no sirvo”, una misma se juzga. Hablarlo es importante para relajarnos y quizás con eso es suficiente para resolverlo.

- Hasta el mismo hecho de ponerte un lubricante, esta bien pero no hay que dejarlo ahi sino   animarse ir un poco mas. Viste que ahora las chicas dicen “me la seca” cuando algo no les gusta; esto es muy gráfico, te tienes que animar a preguntar ¿qué es lo que te seca? ¿qué te esta faltando en esa conexión con tu pareja que no te permite entregarte? Así un síntoma físico te está pidiendo aprender a abrirte a tu pareja, a desnudarte desde la palabra o no solo desde el cuerpo. Es probable que cuando tu alma se conecta con tu pareja, el cuerpo también lo haga. Es todo un camino que no es de un día para el otro.

- Los tabúes son un tema. De generación en generación si bien se ha ido abriendo el tema, aun sigue sin naturalizarse, es como una parte de nuestro cuerpo que sigue escondido, cubierto con tanto silencio aún, por eso me gusta este mensaje de estar atentas a retomar esta conexión con nuestro cuerpo y seguramente desde ahí se expande nuestra experiencia sexual y fluir mas con nuestra pareja.

- Claro. Si uno lo piensa que el acto sexual es para procrear, es lo más parecido a los animales que tenemos, entonces cuanto menos mente mejor. Si empezamos a pensar como debería estar, cómo debiera ubicarme frente a mi pareja, ahí empezamos a condicionar ese momento que tiene que ser puro sentimiento y puro fluir.

Si bien hoy se habla de las partes intimas desde jardín de infantes, en nuestra generación ha quedado un poco truncada. Aún veo en el consultorio madres que siguen escondiendo las toallitas íntimas y no lo hablan con sus hijas. Culturalmente la menstruación, que es uno de los primeros contactos con nuestra sexualidad, sigue teñido de ser algo feo, sucio, que no se tiene que ver. Cambiar ese chip en nuestras neuronas va a costar; ni hablar respecto a cómo cuidarte al tener relaciones.

Después otro gran tema, cuando ya tenés relaciones, es el mandato a tener que ser una Diosa y ojo con no ser infalible en la cama.

- ¡Claro los arquetipos! Es importante saber cuáles operan en nuestra cabeza para que podamos elegir el modelo en que nos queremos definir.

- Fijáte que para el acto sexual necesitás que del sistema nervioso esté estimulado el parasimpático que es el contrario al simpático, que es el que usamos en la huída, donde nos podemos rígidas, duras, listas para correr y defendernos. Mientras que el parasimpático es el que nos relaja, nos genera la vasodilatación que permite la lubricación y en el hombre la erección. Entonces si te ponés en simpático, en lucha, en tener que cumplir; eso para tu cabeza es un condicionamiento e implica un momento de tensión, no hay relajación. Entonces qué le trasmitimos al cuerpo, una tensión y por tanto la vaina se endurece, es así el cuerpo responde a lo que la cabeza manda.

- ¿Recomendás la masturbación para esto?

- Está buenísimo. Hay que modificar ese mandato social en que como mucho se permite que los hombres se masturben, pero esta buenísimo, es super necesario y saludable. A las mujeres no nos explicaron ni siquiera acerca del clítoris y es importante que vos identifiques donde sentís placer, de qué manera. reconocerte si tienes un orgasmo mas clitoriano o vaginal. Hoy muchas mujeres les propones que se masturben y les da incomodidad, pero esta buenísimo que se exploren en ese campo.

- ¿Cómo hacemos para lograr una buena comunicación sexual con nuestra pareja?

- Hay parejas que pueden hablarlo sin problemas, otras les cuesta y hasta les condiciona hablarlo. Muchas veces incomoda porque es difícil ponerlo en palabras. Entonces creo que lo que es fundamental que si tiene que existir es el otro diálogo. O sea si hay una conexión donde realmente te sentís libre de abrirte al otro, lo sexual se va a ir dando solo. También hay personas a las que les encanta o le ratonea que el otro les diga qué les gusta o de qué manera pero no todas las parejas son así. Obviamente que una cosa es el sexo casual y otra cuando ya estás con una pareja estable, es importante esto de poder ir marcando lo que te gusta y te da mas placer y no siempre el modo es el verbal.

- Claro cuando hay conexión los cuerpos hablan. Además es una pareja estable hay una exploración conjunta y quizás en ese soltarse aparece algo novedoso que no te lo imaginabas y te gusta. Aunque si esta bueno resaltar que es importante una comunicación solida en los otros aspectos que hacen al vinculo de pareja y que sientas respetada, contenida, escuchada, valorada.

- Parece mucho pero es simple y es de ambas partes, para el hombre y la mujer. Al sentirte escuchada y valorada es cuando te sentís segura que ante esta persona podés ser tal cual sos y es ahí cuando le muestro mi vulnerabilidad. Cuando uno logra esa conexión con la pareja la sexualidad se da sola.

- También existe un condicionamiento sobre el placer femenino

- Totalmente. Creo que es un legado que tenemos muchas mujeres en aprender a decir  “esto me encanta”.  Venimos con tantos mandatos a cumplir: ser estudiante, buena hija, buena esposa, buena madre , tener la casa bien y estar divina. ¿ Y cuándo disfruto? Creo que muchas de las disfunciones sexuales están relacionadas con eso, con que no hay tiempo para una, para el disfrute y tenemos la sensación de que es egoísta pensar en vos y sin embargo es fundamental-

- Tal cual es que la la sexualidad, la sensualidad no es solamente la parte sexual de la genitalidad, del orgasmo o de la relación sexual con tu pareja, sino que es abrirte a la sensualidad con la vida, cuando cuando estás atenta a los detalles, a estar en el momento presente, a que las cosas te ericen la piel, te emocionen y te hagan vibrar. Tiene mucho que ver con esto

- Cien portento es así. Las mujeres que vibran más en ese estilo seguramente disfrutan su sexualidad. En aquellas a que las cabeza las condiciona más, les aparecen las trabas.

- Entre las disfunciones sexuales femeninas ¿cuáles podemos mencionar?

-La disfunción parece más evidente en el hombre, pero en la mujer nos cuesta saber cuál es una disfunción. En la mujer se va dando una cadenita, si vos el primer eslabón lo tienes como flojito te va a costar terminar con todo. El inicio de la relación sexual parte desde el deseo, si ya no estoy conectada con mi deseo me va costar tener ganas, lubricar, relajarme y tener el orgasmo. En cambio cuando estoy conectada con el deseo, con lo que tengo ganas, es probable que lo otro se vaya dando. Muchas mujeres me dicen que solo tienen relaciones cuando él quiere o las busca, ¿Y vos, que?

Por otro lado el encuentro sexual empieza antes que en la habitación. Para nosotras la sexualidad va mas allá del orgasmo, porque la podés pasar muy bien aunque no llegués al orgasmo.

Entonces en las disfunciones femeninas tenemos que ver si se trata de una falta de deseo, de lubricación o del orgasmo. En general cuando te dicen que no llegan al orgasmo es raro que tengan lo otro.

- ¿Por dónde se empieza a resolver esto?

- Muchas veces haciendo un trabajo personal ganamos mucho terreno. Cuando empezamos a conectarnos con las ganas, con lo que nos gusta, lo sexual también solo se va a acomodando. En algún momento es fundamental contar con la pareja que se anime a ayudarnos a cambiar cositas; a veces los hombres son más reacios por ejemplo a acompañarte a un sexólogo y son muchas veces pequeñas cositas que hay que reforzar. Por eso hay que animarse a consultarlo con el ginecólogo, no hay que tener vergüenza en esto.

Muchas también lo asignan a la menopausia y no es así porque si bien lo hormonal influye el 70% es la cabeza, muchas mujeres mayores de 60 años disfrutan mucho su sexualidad. Todo es actitud, es cómo te paras frente a tu pareja y también estar conectada con lo que te gusta, lo que te apasiona.

- También pensaba otras cosas que sin llegar a una disfunción sexual, nos limitan en que nuestra experiencia sexual sea aún mas plena. Por ejemplo los celos, que está muy vinculado con la falta de merecimiento.

-El celo se asocio al control y me cuesta que una mujer controladora disfrute plenamente su sexualidad. Es raro que puedas liberarte, salvo que logres mente en blanco en ese momento. Va muy ligado a la personalidad, la confianza en vos y en el otro es fundamental en el encuentro y en la relación .

- Todo se liga, el bienestar fisco y emocional con uno, con la relación y con poder crear una experiencia más profunda y placentera de nuestra sexualidad.

- A veces me pasa con mujeres que se separan y están muy mal y les digo que aprovechen este momento para conocerse quienes son sin ese otro. Es importante sincerarte con vos, ¿Cómo estabas parada como mujer en esa pareja? ¿dónde te vas a parar en tu próxima relación?

- Es una gran tema este de los traumas, si pasaste por una pareja difícil, un divorcio complejo o tu primera experiencia sexual no fue buena; son cosas que se deben sanar. ¿Qué otras formas podemos usar para descubrir el cuerpo y conectarnos?

- Leer, informarse, consultar. También acá va la creatividad de cada una. Darse cuenta de qué manera o con qué actividad vos te reconocés, en qué situación vos te sentís que sos plena, bueno ¡esa sos vos! Sacándolo de la genialidad y la masturbación que hablamos recién y considerando que somos un todo, si por ejemplo descubrís que te gusta jugar al tenis. llegás copada a tu casa queriendo contarle a tu marido cómo te sentís. Autoconocerse es todo, hacer terapia es muy bueno, hoy hay tantos métodos alternativos que está buenísimo. Lo que te guste dale para adelante.

- Por otro lado cuánta información de nuestros antepasados con la que cargamos de manera inconsciente

- Totalmente y esto que te parece que no te lo dijeron te lo dijeron igual, porque en ese silencio se dijeron muchas cosas, pasaron normas, modelos, miradas que hemos podido tener en situaciones relacionadas a la sexualidad cuando eras chiquita , todo esos aspectos van quedando guardados e influyen . Hoy hay miles de métodos para resolver esto, lo principal es animarse a abrir los ojos y ponerse manos a la obra para cambiar.

A veces también te condicionas diciendo “tengo 40, el mismo marido, dos hijos, qué voy a cambiar a esta altura” y si se puede cambiar y esta buenísimo.

Creo mucho en la mirada de la física cuántica, de la energía que expandimos. Somos moléculas que vibran y cómo están vibrando cada una de tus moléculas va a influir en un tu primer circulo, en el segundo y en todo. Cuanto más podamos purgar lo que nos hace estar trabadas bienvenido sea.

- Respecto a la sexualidad después del parto, ¿Hay algo puntual que tenemos que tener en cuenta?

- Por más que haya pasado la cuarentena, cuando uno da de mamar lo estrógenos disminuyen entones hay mayor sequedad, que podés ayudarlo con algún lubricante o medicamento; pero también esta el cansancio que tiene la madre. A algunas les aumenta las ganas a otras no , entonces hay que aprender a respetar nuestros tiempos, hablar con la pareja, entender que estas agotada; cuando descomprimís esta situación solo empieza a fluir.  En la sexualidad la imagen corporal que tenemos de nosotras mismas influyen un montón, entones si aún no te sentís con tu imagen corporal a gusto te va a costar mas buscar ese momento. Pero es de a poco, todo se vuelve acomodar, pensemos que el útero tiene en ese momento un tamaño de un embarazo de 3 meses entonces hay que darle tiempo.

- Paciencia, amor y lo importante que es el trato que tenemos con nuestro síntoma, si nos enojamos o le tenemos miedo o lo abrazamos y agradecemos.

- Tenemos que tener tolerancia, escucharlos, no medicarlos enseguida, esta bueno saber respecto de los tiempos de cada una, vale para todo desde una simple alteración del ciclo a situaciones mas profundas.   

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?