Recomiendan no abreviar "2020" por posibles fraudes

Recomiendan no abreviar "2020" por posibles fraudes

Abreviar los años en diferentes documentos es una practica usual, pero los profesionales sugieren no hacerlo ya que se puede ser objeto de estafas. Además, aconsejan que frente a cualquier duda es preferible consultarle a un abogado o escribano.

Luz Faur

Hace poco comenzó un nuevo año y con él una nueva preocupación que tiene que ver con la abreviatura de la fecha en los documentos públicos y privados. La realidad es que estamos acostumbrados a cerrar diferentes documentos, colocándole solo los últimos dos dígitos, lo que hasta el año pasado no había sido un problema, pero al ser este año 2020, la abreviatura queda en 20 y detrás se podría completar con otros números. 

Usualmente al momento de escribir la fecha, por ejemplo 10 de enero de 2020, se suele poner 10/01/20. Sin embargo, esto podría acarrear riesgos de seguridad, porque la cifra final podría ser manipulada y por ejemplo, en caso de una deuda se podría tergiversar colocándole un año anterior. De esta forma, podría ponerse 10/01/2018 y la deuda quedaría vencida. O al momento de ejecutar un pago la persona podría acreditar que ya lo hizo, ya que modificó los datos.  

Diferentes profesionales recomiendan que a la hora de firmar un documento, no se debería hacer, no mientras la fecha esté incompleta, particularmente en documentos como pagarés, letras o cheques. 

La escribana Brusotti (Registro 815), explicó que en documentos públicos es muy difícil que esto suceda, ya que el Código Civil establece los requisitos para completar un documento de esta índole. Además, comentó que cuando ellos intervienen, deben no solo escribir la fecha en números, sino en letras

"El problema se puede presentar en los contratos entre particulares, por ejemplo cuando una de las partes no está bien asesorada", explicó la profesional. Y agregó que también podría llegar a pasar, cuando no interviene un notario o "ante la mala fe de una de las personas", señaló. 

"Los pagarés pre-impresos ya vienen con la fecha a completar por lo que no debería pasar", comentó Brusotti.

Con respecto a la posibilidad de que haya un delito económico en estas acciones, el fiscal de delitos económicos Santiago Garay dijo que "con una pericia caligráfica se cae" y agregó que es fácilmente detectable, que en la actualidad hay mil formas de comprobarlo, tanto en lo civil como en lo penal. "Se puede dar, sí, pero es poco eficaz", señaló, minimizando la problemática. 

A modo de consejo, Brusotti, dijo: "lo mejor siempre es consultarlo con un profesional. El que no se siente seguro, debería preguntarle a un abogado o escribano, lo importante es que tenga conocimiento legal". 

Además la escribana explicó que en los casos de compra y venta de vehículos, que puede llegar a ser preocupante, es prácticamente imposible que se de, ya que el Registro del Automotor tiene controles muy rigurosos, por lo que "si llega un documento con la fecha incompleta no creo que lo deje pasar". 

El auditor Dusty Rhodes del condado de Hamilton, Ohio, por medio de su cuenta oficial de Twitter, recomendó que para evitar problemas legales en el papeleo, se debe colocar la fecha completa.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?