Paralizan barrios y avance sobre el piedemonte

Paralizan barrios y avance sobre el piedemonte

El Gobierno tiene listo un Decreto en el que suspenden todos los nuevos pedidos de autorización para barrios en la zona del piedemonte. Es por la vulnerabilidad ambiental. Realizarán una nueva zonificación para actualizar la ley.

El plan de ordenamiento territorial tiene varias alertas ambientales por el desorden que hubo en Mendoza para el avance de las ciudades. Y uno en particular: el avance sobre las áreas productivas y el piedemonte. En ese sentido, el Gobierno tiene listo un Decreto que busca un reseteo ambiental y paralizarán todos los nuevos proyectos urbanos en el piedemonte hasta que terminen la planificación de la zona. Al Decreto solo le faltaba la firma de Alfredo Cornejo, pero su ejecución es inmediata. No permitirán nuevos proyectos y frenarán los que están en ejecución sin autorización. Sí podrán seguir los barrios que tienen las autorizaciones ambientales al día.

La base de la medida es el propio plan de ordenamiento y un estudio técnico realizado por el Instituto Nacional del Agua (INA) que analiza la vulnerabilidad ambiental y también toma las zonas de mayor riesgo por aluviones, entre otras cosas. Ese estudio abarca una zona de más de 1000 kilómetros cuadrados entre Villavicencio y Tupungato. Pero en una primera etapa avanzarán en la regulación del área cercana al Gran Mendoza.

El avance de la ciudad sobre el piedemonte.

Allí también puede haber algunos focos de tensión con los municipios, que tienen en marcha sus propios planes de ordenamiento y de desarrollo de la zona. Godoy Cruz y Luján, por ejemplo, tienen pensado desarrollar la zona. En el Departamento conducido por Omar De Marchi, por ejemplo, tienen un plan para poblar (en zonas permitidas) el distrito Vertientes del Piedemonte, tras la sentencia de la Suprema Corte que determinó que pertenecía a Luján. De hecho, según las proyecciones que hacen en la comuna, Luján podría ser el departamento más poblado de Mendoza dentro de una década con ese desarrollo.

En la Provincia ejecutarán la medida, pero aseguran que habrá planificación conjunta con los municipios, pero aclaran que todos deberán respetar el Decreto.

Hay emprendimientos clandestinos sobre el piedemonte.

Antes de que la restricción entre en vigencia desde la Secretaría de Ambiente realizaron un relevamiento aéreo del núcleo más cercano al Gran Mendoza. Aunque creen que el problema es “menos grave” de lo previsto porque el avance no ha sido tan grande en superficie, sí confirmaron que hay barrios, casas aisladas y loteos en zona de riesgo y algunos clandestinos. Las áreas más complicadas son los loteos de El Challao y la zona de Pérez Guilhou, en Luján. Incluso detectaron que sobra la zona de escurrimiento aluvional ya hay urbanizaciones. En los casos extremos podrían ser intimados para que haya desalojos por el riesgo.

Las casas que estén en riesgo aluvional crítico podrían ser desalojadas.

El piedemonte está regulado por una ley, pero ahora Cornejo busca actualizar la normativa y ampliar el alcance. Antes con el informe del INA como base determinarán en qué zonas se puede permitir una expansión urbana y en cuáles no. A priori la falta de servicios ya es un limitante. “Se va a evaluar la viabilidad ambiental de cada zona. Lo que es seguro es que no se van a permitir más grandes proyectos urbanos arriba en el piedemonte, alejados de la ruta 82 y sin servicios. Sí puede haber otros usos, como el deportivo y el recreativo”, explicó Humberto Mingorance, secretario de Ambiente.

En los vuelos de reconocimiento también se detectaron ripieras mal cerradas o clandestinas, criaderos de animales y otras irregularidades. 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?