Tucumán se haría cargo del traslado del argentino infartado en Chile

Tucumán se haría cargo del traslado del argentino infartado en Chile

Será trasladado cuando los médicos que lo atienden dispongan el alta correspondiente, informaron voceros del gobierno de Tucumán.

Maximiliano Conca, el tucumano que se encuentra internado en una clínica privada de la ciudad chilena de Viña del Mar tras sufrir un infarto, será trasladado a la provincia cuando los médicos que lo atienden dispongan el alta correspondiente, informaron voceros del gobierno de Tucumán.

El comunicado oficial precisa que "por órdenes expresas del gobernador Juan Manzur se puso en marcha un operativo para trasladar a Maximiliano Rafael Conca, que se encuentra internado en el Hospital Naval "Almirante Nef", de la ciudad chilena de Viña del Mar".

Según se informó oficialmente, el traslado se concretará "cuanto las autoridades del vecino país firmen su alta médica e informen que se encuentra en óptimas condiciones de viajar".

El traslado se realizará primero por vía terrestre desde Viña del Mar hasta Mendoza y luego desde allí hasta San Miguel de Tucumán en avión. En ambos casos la logística estará a cargo del ministerio de Salud Pública de la provincia.

Anoche, las autoridades del Sistema Provincial de Salud de Tucumán (Siprosa) se comunicaron con los médicos del Hospital Naval para consultar sobre la salud del paciente, quien "se encuentra estable y con buena evolución clínica", según lo informado.

Asimismo, desde del ministerio de Salud hablaron con familiares del paciente para ponerlos al tanto de los procedimientos a establecerse en cuanto se disponga el alta médica expedida por los médicos tratantes.

Según lo informado, por protocolo del Hospital Naval, las altas médicas se realizan solamente de lunes a viernes, por lo que en caso de no poder ser dado de alta hoy, el paciente continuará internado al menos hasta el próximo lunes.

Conca, un arquitecto de 40 años, sufrió un paro cardíaco el domingo mientras conducía un automóvil por las calles de Viña del Mar en la víspera de su regreso a Tucumán.

Su novia, que lo acompañaba en ese momento, pidió ayuda y consiguió que otro automovilista lo trasladara al Hospital Naval de Viña del Mar, donde le salvaron la vida pero donde la familia ahora debe afrontar fuertes gastos, unos 650.000 pesos, dado que el joven no había contratado un seguro de viajero.

La mejor opción para la familia sería el traslado a Tucumán en un avión sanitario, pero hasta ahora no lo han podido conseguir porque "el avión del gobierno tucumano es de evacuación y no puede salir del país, mientras que el gobierno nacional no dispone de uno", explicaron.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?