Llovió más en noviembre, pero Mendoza sigue en déficit

Llovió más en noviembre, pero Mendoza sigue en déficit

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) recolectados por MDZ, en noviembre se registraron en el Gran Mendoza unos 32 mm de precipitaciones acumuladas, 55% más que el promedio mensual histórico. Sin embargo, apenas se acumularon 140 mm en lo que va de este año.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Aunque ocurrieron abundantes lluvias en noviembre, el acumulado anual de precipitaciones en el Gran Mendoza continúa muy por debajo del promedio histórico y podría continuar así en los próximos meses.

Según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) recolectados por MDZ, en noviembre se registraron unos 32 mm de precipitaciones acumuladas en la estación meteorológica 'Mendoza Observatorio', ubicada en el Parque General San Martín. En total transcurrieron seis jornadas con lluvias, siendo el día 22 el que marcó el máximo diario con 13 mm.

Así, el mes pasado fue 55% más lluvioso que la precipitación media de noviembre, ubicada en 20,7 mm.

Por otro lado, las estaciones instaladas a mediados de este año en Godoy Cruz por el municipio local arrojaron valores mucho más elevados. Por ejemplo, en el día 24 uno de los aparatos situado en el barrio La Estanzuela registró 25 mm de precipitaciones en 24 horas, cuando en la estación del SMN solo se llegó a 4 mm. Algo similar ocurrió los días 13 y 21, cuando en ese departamento se acumularon 18 mm de lluvias, contra los 8 y 2 mm marcados en 'Mendoza Observatorio', respectivamente.

De todos modos, las lluvias de noviembre no lograron compensar el fuerte déficit de precipitaciones que atraviesa el Gran Mendoza este año, ya que el acumulado enero - noviembre del 2019 lleva apenas 140 mm, cuando el promedio anual es de 220 mm.

Las perspectivas tampoco son muy alentadoras. Según la proyección trimestral del SMN, hay un 45% de probabilidad de precipitaciones inferiores a las normales sobre Cuyo, contra un 35% de probabilidad 'normal' y solo un 20% de probabilidad 'superior' a la normal.

A este cuadro hay que sumarle la crisis hídrica que vive la provincia desde hace años y con la temporada estival 2019-2020 aún más grave, donde se prevé que los ríos mendocinos tendrán un 11% menos de agua respecto al periodo anterior, según informó el Departamento General de Irrigación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?