La Iglesia lamentó el suicidio del cura abusador y fue cuestionada

La Iglesia lamentó el suicidio del cura abusador y fue cuestionada

El Arzobispado de La Plata, a través de un comunicado firmado por el Monseñor Víctor Fernández, lamentó el suicidio del cura Eduardo Lorenzo, quien iba a ser detenido por abusar sexualmente de niños y adolescentes. "El mismo Señor nos ayudará a comprender algo", aseguró Fernández.

Redacción MDZ Online

El Arzobispado de La Plata, a través de un comunicado que firmó el Monseñor Víctor Manuel Fernández, lamentó profundamente el suicidio del cura Eduardo Lorenzo, quien tenía una orden de detención tras ser acusado de abusar sexualmente de varios niños y adolescentes.

El comunicado fue duramente repudiado por el abogado querellante de la causa, Juan Pablo Gallego, quien opinó que con la muerte de Lorenzo "hay muchos que descansan porque si la causa avanzaba había toda una red que lo protegía".

"No celebro la muerte de nadie, pero esta persona vivía en el descontrol, entraba y salía del país con menores, este hombre amanecía entre alcohol y vicios y era sabido por todos sobre todo por sus superiores que lo protegían", denunció Gallego.

Para el abogado, su muerte es "un alivio para los cómplices" y señaló que "resultó en una despedida heroica del Arzobispado", al referirse a la carta publicada hoy por el Arzobispo de la ciudad de La Plata, Víctor Manuel Fernández.

El comunicado del Arzobispo de La Plata tras el suicidio del cura Lorenzo



En la misiva, dirigida a los fieles el arzobispo remarcó que Lorenzo "se quitó la vida después de largos meses de enorme tensión y sufrimiento", por lo además pidió a los católicos "unirnos en oración por él para que el Dios de la vida lo reciba en el amor infinito".

"El mismo Señor nos ayudará a comprender algo en medio de este misterio oscuro, y nos enseñará algo aún a través de este dolor. Los abrazo a todos con afecto en Cristo", planteó Fernández.

La jueza Marcela Garmendia había librado ayer una orden de detención contra el sacerdote por los cinco casos de abusos pero un recurso de eximición de prisión presentado por su defensa evitó su arresto, lo que fue calificado como "un escándalo" por Gallego.

El recurso había sido rechazado en primera instancia por la jueza pero la defensa del sacerdote apeló a la Cámara, por lo que no se había resuelto aún la detención. "Cuando tomé la causa me encontré con una monstruosidad sin fin. Si algo había en las víctimas, era verdad", dijo el letrado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?