“Música Clásica por los Caminos del Vino” tuvo su cierre de lujo

Este encuentro, que en el último período se lució con más de 60 conciertos en diferentes puntos de la provincia, finalizó su ciclo en el renovado Teatro Mendoza, con la presentación, a sala llena, de la Orquesta Académica de Mendoza.

Avatar del Federico Croce

Federico Croce

Desde su reciente inauguración, el nuevo Teatro Mendoza no cesó de exhibir funciones de todos los géneros artísticos. Esta vez fue el turno de la música clásica, de la mano de un ciclo que, en su edición N°XX, continuó conquistando a mendocinos y turistas con encuentros que han tenido lugar en diferentes espacios culturales y en sitios provistos de los más diversos paisajes.

Este último concierto de la edición estuvo a cargo de la Orquesta Académica de Mendoza, dirigida por Alicia Pouzzo y acompañada por la deslumbrante actuación del tenor Ricardo Mirabelli, quien dejó perplejos a los asistentes que ovacionaron con el aplauso cada una de sus interpretaciones.

El teatro brilló en su máximo esplendor, con una acústica inmejorable que permitió el despliegue de la orquesta a través de la fusión perfecta de instrumentos y la extraordinaria voz de Mirabelli interpretando obras gloriosas como “O sole mio”, “Con te partirò”, “La donna è mobile”, “Volare”, “Granada”, “Funiculì, funiculà”, “Nessum Dorma”, entre otras. Finalmente, lo que más conmovió a los presentes fue la versión de clásicos mendocinos como “Póngale por las hileras” y la tradicional tonada “Otoño en Mendoza”.

De esta manera, turistas y vecinos compartieron un momento por demás inolvidable, no solo por la puesta en escena, sino por haberse encontrado en un mismo lugar y disfrutar de un teatro nuevo en plena ciudad de Mendoza. Así fue como Carina Berwing, sin querer dejar por un segundo su butaca y antes de empezar el show comentó: “Soy de Alemania y ahora estudio acá en Mendoza. Me gustan mucho los teatros, he trabajado en uno. También me agradan los conciertos y la música clásica. Para mí la cultura es muy importante y me alegra que hayan restaurado este lugar”.

Mientras que Fernando Crespillo llegó con su familia y expresó: “Yo soy músico y anteriormente he venido a este teatro y la verdad es que cuando entré no lo podía creer. Es una belleza verlo renovado y, en esta oportunidad, presenciar el talento de tantos músicos, realmente me llena de orgullo. Me parece espectacular la comodidad de los bancos, la acústica, el escenario, las paredes, la iluminación. Es muy importante que vuelva a nacer un teatro en Mendoza, significa que algo estamos haciendo algo por el arte”.

Cabe destacar que la entrada para presenciar el espectáculo fue gratuita pero contó con un fin solidario, puesto que para adquirir el pase para dos personas se requirió colaborar con una caja de leche en polvo de 800 gramos. La colecta fue exitosa y alcanzó un número récord de ese producto que será destinado al Banco de Alimentos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?