Tensión con la prensa en Bolivia: pusieron a resguardo a periodistas argentinos

Tensión con la prensa en Bolivia: pusieron a resguardo a periodistas argentinos

El canciller Faurie y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich dieron detalles del operativo que se realizó ayer para salvaguardar la integridad de los corresponsales argentinos, tras las declaraciones de la ministra de Comunicación de Bolivia, Rozana Lizárraga.

Periodistas argentinos que viajaron a Bolivia tuvieron que ser resguardados tras sufrir diferentes agresiones mientras cubrían la crisis en ese país, informaron tanto el canciller Jorge Faurie y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Faurie informó anoche que los periodistas argentinos que están cubriendo la crisis en Bolivia y fueron agredidos mientras hacían sus tareas y amenazados con ser acusados de "sedición" por las actuales autoridades, se encuentran "a resguardo, en un lugar apropiado".

"Todos los equipos de los diferentes medios de comunicación que estaban cubriendo los acontecimientos en Bolivia están a resguardo, en un lugar apropiado", dijo el ministro de Relaciones Exteriores. "Algunos otros están en contacto con personal del consulado y la embajada (argentina en Bolivia). La embajada trabajó de manera eficiente para ubicar a los periodistas y llevarlos a un lugar en seguridad", amplió en declaraciones a TN y A24.

Consultado sobre la acusación de "sedición" que lanzó la ministra de Comunicación boliviana Rozana Lizárraga a lo que calificó como "pseudoperiodistas" locales y extranjeros, Faurie señaló que "es una afirmación obviamente atentatoria contra el ejercicio de la tarea periodística, contraria obviamente con el criterio de libertad de prensa que defendemos a ultranza".

El operativo

Bullrich, por su parte, dio detalles del operativo que se llevó adelante para resguardar a los periodistas. “Estuvimos trabajando con el equipo de TN, de Telefé y de América TV que habían sido amenazados. Sabemos que están todos tranquilos en la Embajada en La Paz y esperamos que puedan volver a la Argentina o continuar trabajando, según lo que decidan”, señaló a América.

"Hemos mandado once miembros de Gendarmería Nacional Argentina a cuidar nuestra Embajada. Hemos evacuado ya cerca de 30 familiares a la Argentina y por supuesto sigue nuestro Embajador allá. Gendarmería fue a buscar a los equipos de Telefé y Telenoche, luego alguien del Consulado fue a buscar a Rolando Graña que estaba en El Alto”, continuó.

Graña fue uno de los primeros periodistas en ser agredidos durante la cobertura de los incidentes que se siguen produciendo tras la salida de Evo Morales del poder. El periodista y su camarógrafo fueron agredidos por un argentino radicado en Bolivia, luego de que Graña insultara a una mujer que lo increpó pidiéndole que "informara la verdad".

La ministra adelantó que “Gendarmería acompañará a los periodistas al aeropuerto y si no tienen posibilidad de un avión, los traerá un avión de la Fuerza Aérea Argentina. Todas las garantías que necesitan nuestros ciudadanos y especialmente quienes están ejerciendo el trabajo profesional de periodistas, van a estar dadas por nuestro Gobierno, así tiene que ser. Creemos como Estado Argentino, ni siquiera ya como Gobierno, en la libertad de expresión y de prensa. Para nosotros es fundamental que estén cuidados y la Gendarmería está para cuidarlos, creo que hoy lo ha hecho muy bien”.

Bullrich también hizo referencia a las declaraciones de Lazárraga: “En nuestro Código Penal fue extirpada la figura de sedición del periodismo, no tenemos figuras que impliquen a los periodistas ni siquiera en agravios. Hoy en día no estamos reconociendo al Gobierno que ha asumido en Bolivia, hemos tomado estas decisiones sin consultar a ninguna autoridad del vecino país. No quiero dar carácter de ministro a alguien que nuestro Gobierno no ha reconocido”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?