Sarney aconseja a Bolsonaro y Fernández respeto mutuo

Sarney aconseja a Bolsonaro y Fernández respeto mutuo

"En algunos momentos hay que usar un lenguaje más duro. Pero nunca se debe pasar una barrera que pueda extrapolar relaciones personales a la de países, principalmente cuando se trata de hombres como Alberto Fernández o Jair Bolsonaro, que tienen grandes responsabilidades", advirtió el ex presidente de Brasil José Sarney

El ex presidente de Brasil José Sarney sostuvo que los jefes de Estado y los candidatos presidenciales deben tenerse mutuo respeto, porque "representan a un país y a un pueblo", al comentar la reciente polémica entre el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, y Alberto Fernández, postulante del Frente de Todos.

"En algunos momentos hay que usar un lenguaje más duro. Pero nunca se debe pasar una barrera que pueda extrapolar relaciones personales a la de países, principalmente cuando se trata de hombres como Alberto Fernández o Jair Bolsonaro, que tienen grandes responsabilidades", advirtió.

"La relación entre hombres públicos debe ser como mínimo educada", subrayó en una entrevista que publica hoy el diario Clarín.

A fines de agosto pasado, Alberto Fernández reconoció que "ser agresivo con Bolsonaro fue un error" y consideró que la polémica se desató porque cayó "en el juego" del mandatario brasileño, quien había llamado "bandidos de izquierda" al candidato presidencial y los dirigentes del Frente de Todos.

Sarney, de 89 años, quien gobernó entre 1985 y 1990, dijo que Argentina y Brasil sellaron una alianza estratégica que benefició a la integración de Latinoamérica durante gracias a "los ideales compartidos" con Raúl Alfonsín, por entonces mandatario argentino.

"Aún sueño con que encontremos un camino en América del Sur para volver a los ideales de integración que en los años ´80 pensamos con Raúl Alfonsín"., apuntó.

En este sentido, defendió la necesidad de reactivar al Mercosur como "un proyecto de asociación y de unión que agrega valor a los socios y los habilita a enfrentar juntos los desafíos de la economía mundial".

"La política en América del Sur y en el mundo cambió, se volcó a atender intereses locales menores", se lamentó.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?