Productores celebran la baja de retenciones, pero minimizan su impacto

Productores mendocinos nucleados en la FEM y la CAME festejaron la baja en la retención a las exportaciones y sostuvieron que demuestra la intención del gobierno de llegar a eliminar el impuesto. Pero aclaran que para competir con la Unión Europea necesitan soluciones de fondo lideradas por el gobierno que se imponga en las urnas.

mdz radio

El desafío que se plantea para productores mendocinos.

Este miércoles se conoció la decisión del Gobierno nacional de bajar un 25% las retenciones a frutas, hortalizas, maní, maíz pisingallo, y otros productos primarios. En concreto, las retenciones pasarán de $4 a $3 por cada dólar exportado y productores mendocinos celebraron la decisión. Pero al mismo tiempo, aclararon que no resuelve los problemas de fondo y esgrimieron que el convenio Mercosur-Unión Europea obliga a encarar cambios necesarios para mejorar la calidad de la producción local.  

"El gobierno nacional se había comprometido a que las retenciones solo eran por tiempo limitado y evidentemente va sucediendo. Con la firma del convenio Mercosur-Unión Europea, todo lo que es impuesto a las exportaciones va a converger a cero a partir de los compromisos que se van a ir contrayendo. Pero el sector frutícola, en dos o tres años, es uno de los que va a quedar más expuestos por el acuerdo", manifestó a MDZ Radio Diego Stortini, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán.

En este sentido, remarcó que la baja de retenciones es "una noticia que estábamos esperando y gestionando desde la FEM y la CAME desde que las retenciones se fueron imponiendo". Si bien subrayó que es un buen indicio para los productores de peras, manzanas, duraznos, ciruelas y otras frutas, dejó claro que no todos los productores exportan. "Esta medida que apunta a la exportación de fruta en fresco. Hay un porcentaje del 35% de la producción agropecuaria que están en terapia intensiva. Esto es un aliciente. Una mejora no sustancial para los productores que ya están en el circuito internacional", remarcó.

"Para el otro sector que está en crisis que bajen las retenciones no significa nada. Lo que se requiere es una política de Estado para resolver el problema de fondo, que tiene que ver con falta de tecnificación para tener mayor producción y mayor calidad. Lograr que la calidad de los productos permita que sean exportables", explicó.

De esta manera celebró la baja de las retenciones y dejó claro que es necesario que sigan bajando. Pero al mismo tiempo remarcó que el problema de fondo es otro y solo se solucionará si los productores están a la altura y son acompañados por un gobierno que con liderazgo empuje transformaciones para tecnificar la producción local.

"Yo creo que la política en general tiene una mirada de corto plazo, pero este sector que está en terapia intensiva necesita una mirada de largo plazo. Nosotros gestionamos baja de retenciones, pero sabemos que no soluciona problemas de fondo", manifestó en Otra Manera.

En concreto, señaló que es necesario definir qué producir, cómo y contar con la tecnología para poder competir con otros mercados. "El acuerdo con la Unión Europea es el marco para definir lo que tenemos que hacer", aseveró Stortini y agregó que el mayor desafío caerá sobre los jóvenes empresarios que van a estar inmersos en economía global.

Para competir de forma globalizada sostuvo que se necesita "una mejora sustancial de nuestros productores". "Si no lo hacemos vamos a quedar fuera de mercado. Si el productor no suma tecnología y desarrollo genético, quedamos vetustos. Estamos obligados a ascender a una liga mayor", afirmó Stortini. 

En cuanto a la forma de conseguirlo, sostuvo que requerirá de liderazgo de la dirigencia política con capacidad para adaptar la economía a las economías regionales. Para el productor los países europeos cuentan con experiencia en certificación de calidad alimenticia y eso les da ventaja. "Nosotros tenemos poco tiempo para lograrlo. El liderazgo tiene que venir de la gestión política pero siendo muy solventes desde lo técnico", concluyó y dejó el desafío abierto para el candidato que se imponga en las urnas en las elecciones nacionales.

"Los impuestos para las Pymes deben verse con especial atención. Esperamos tener noticias a fin de año y que el próximo gobierno entienda que las Pymes necesitan una regulación laboral e impuestos diferente a las grandes empresas", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?