Lavagna, del presidente deseado al candidato relegado

Roberto Lavagna recorre Mendoza como candidato a presidente. Fue la tentación de peronistas y radicales, pero su propuesta se diluyó. 

Avatar del Pablo Icardi

Pablo Icardi

Roberto Lavagna

Roberto Lavagna era el "presidente deseado". Pero terminó como el candidato relegado. 

El peronismo mendocino lo tomó como posible referente nacional, para reemplazar el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner. Por eso en febrero los principales referentes del PJ local fueron a San Juan para reunirse y fotografiarse con él. 

Pero no pudo ser.

Luego fue, curiosamente, el oficialismo local el que lo tomó como posible candidato. Alfredo Cornejo lo mencionó entre los dirigentes que quería sumar a Cambiemos. Tampoco pudo ser. Lo mismo ocurrió con Juan Manuel Urtubey. 

Finalmente, Lavagna terminó como candidato sin aliados de peso. En el medio, la tercera alternativa que muchos buscan, también quedó desinflada. El tiempo, la falta de definiciones y las dudas de algunos dirigentes (como Scharetti y Massa) jugaron en contra. Lavagna recorre Mendoza tratando de tentar a los votantes que están por afuera de la grieta. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?