El Gobierno aceptó que haya veedores judiciales para el escrutinio

El Gobierno aceptó que haya veedores judiciales para el escrutinio

El Ministerio del Interior rechazó ante la Justicia las objeciones planteadas por el kirchnerismo a la contratación de la empresa SmartMatic. De todos modos, aceptó que haya veedores en "todos los procesos técnicos" del escrutinio provisorio del domingo.

El Gobierno nacional rechazó hoy ante la Justicia las objeciones planteadas por el Frente de Todos tanto a la contratación de la empresa SmartMatic para realizar el escrutinio provisorio como a la digitalización de la transmisión de los telegramas, y convalidó la designación de veedores judiciales para que presencien "todos los procesos técnicos" en el conteo de votos de las PASO del domingo.

Así lo expresó al presentar su respuesta al oficio librado por la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini, luego del recurso de amparo presentado ayer por el Frente de Todos, en el que pide el desplazamiento de la empresa contratada para el conteo de votos y la utilización del tradicional sistema de traslado físico de los telegramas con los resultados de las mesas electorales.

En el texto, al que tuvo acceso Télam, el Gobierno pidió a la Justicia que la acción de amparo sea rechazada y sugirió también que sean designado "veedores judiciales para que puedan presenciar todos los procesos técnicos del escrutinio el día de la elección, a fin de garantizar la transparencia del acto eleccionario".

"El accionante (en alusión al Frente de Todos) conoce la improcedencia de su pretensión, de manera que debería presumir sobre el rechazo de su acción. No obstante, la publicidad y difusión que ha tenido su presentación, pone de relieve cuál fue su real intención", indicó en su presentación ante Servini el Ministerio del Interior.

En este sentido, señaló que "pretender apartar a la empresa encargada del escrutinio a pocos días de su realización, obsta a que pueda sustituirse por otra o por el propio Estado, lo que en los hechos implicaría la imposibilidad de la realización pues no existe posibilidad material de modificar el sistema o sustituirlo, menos cuando la pretensión se basa únicamente en especulaciones que nada tienen que ver con la realidad objetiva".

"El actor basa su pretensión en hipótesis futuras, en virtud de las especulaciones realizadas sobre eventuales posibilidades de fraude, que no han sucedido nunca desde el regreso de la democracia", aseveró el Gobierno Nacional al responder lo denunciado judicialmente por el Frente de Todos al requerir el dictado de una medida cautelar que desplace a SmartMatic y retorne a la modalidad de traslado físico de telegramas.

En este punto, además, el Ministerio del Interior sostuvo que, "la función de fiscalización está asegurada a todos los partidos políticos, tanto en virtud de la posibilidad de fiscalizar las mesas de votación y el proceso de escrutinio, como por la intervención del Poder Judicial en su desarrollo, que es quien está a cargo del escrutinio definitivo".

"Queda claro que la acción (del Frente de Todos) no persigue la tutela de derecho vulnerado sino que su intencionalidad es absolutamente política", afirmó en sus conclusiones el Gobierno Nacional al presentar ante la Justicia la respuesta a uno de los oficios librados ayer por la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?