Alberto Fernández y el acuerdo Mercosur-UE: "Nada que festejar"

Alberto Fernández y el acuerdo Mercosur-UE: "Nada que festejar"

En su paso por Misiones, el precandidato a presidente del Frente de Todos afirmó que si el Fondo Monetario Internacional no hubiera asistido a la Argentina, "no se podría haber pagado nada porque el país no exporta".

El precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, consideró hoy que la economía se encuentra en un "default encubierto" y aseguró que si el Fondo Monetario Internacional "no hubiera asistido a la Argentina, no se podría haber pagado nada porque el país no exporta". Además, se expresó en contra del acuerdo Mercosur-Unión Europea. "No queda claro cuáles serían los beneficios concretos para nuestro país. Pero sí queda claro cuáles serían los perjuicios para nuestra industria y el trabajo argentino", indicó Fernández por Twitter.

"Vamos por mal camino, porque el contexto económico es preocupante", sostuvo Fernández que le dijo ayer a los representantes del FMI en la reunión que mantuvo con directivos de ese organismo internacional.

Fernández resaltó que el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, el cordobés Alejandro Werner, es un hombre sensato que escuchó atentamente sus inquietudes.

Consultado sobre las consideraciones de la directora del FMI, Christine Lagarde, quien coincidió con el presidente Mauricio Macri en que hay una "recuperación económica" en el país, Fernández se preguntó: "¿Qué es lo que observa?".

Creció la pobreza, bajó el empleo, no se logró el déficit cero. Me doy cuenta de que es una decisión de financiar a Macri, no a la Argentina, y lo dice el mismo Macri, pero a la vez están poniendo en serio riesgo la recuperación", dijo.

En ese sentido, dijo no entender "como violan el artículo sexto de la carta del FMI, que impide financiar para fuga de capital. Por eso, al mismo tiempo creo que hay dos miradas dentro del organismo: la mirada política, que acompaña a Macri, pero a la vez, otra mirada técnica, en la que saben que vamos por mal camino".

Fernández sostuvo que si el FMI quiere "ayudar a la Argentina, que lo haga ya. No le pueden dar los 11.000 millones de dólares que le faltan a Macri, razonablemente, si quieren ayudar al país".

La fuga de dólares

El candidato a presidente del Frente de Todos se refirió así al dinero que aún queda por entregar del organismo en función "del acuerdo de 57.000 millones, de los cuales se han desembolsado unos 39.000, y 30.000 se fugaron del sistema", expresó.

Todo lo que se vislumbra con la economía es preocupante, porque vamos a seguir endeudándonos para que la plata salga graciosamente. Por eso le recordé al FMI que por este camino no vamos a resolver los problemas", expresó Alberto.

"Empiecen ya a ayudarme"

Fernández viajó a Misiones, donde mantuvo un encuentro con el gobernador, Hugo Passalacqua, y el mandatario electo, Oscar Herrera Ahuad, en el Centro de Convenciones de Posadas, donde también estuvo el ex gobernador Carlos Rovira, intendentes y legisladores nacionales y provinciales.

El ex jefe de Gabinete, quien después ofreció una conferencia de prensa en la sede del Partido Justicialista, advirtió ante los dirigentes que "como no estamos en paz vamos a movernos mucho para cambiar esa realidad, para volver a hacer una Argentina más justa, más solidaria, donde todos tengan la posibilidad de desarrollarse".

"No espero a llegar a la presidencia para pedirles una mano. Empiecen ya a ayudarme, ayúdenme. Tienen que ayudarme en esta instancia abrazando al resto de los argentinos y pidiéndoles que nos acompañen, los que no nos votaron hay que convencerlos que ahora es hora de que nos voten", expresó.

En ese sentido, sostuvo que "lo que tenemos que hacer es decirles ahora sí acompañanos, que vamos a empezar otro tiempo. Un tiempo de unidad entre nosotros, que no haya grietas que nos dividan".

En su visita a Misiones, Fernández se reunió con trabajadores despedidos de la fábrica de zapatillas Dass, de Eldorado, explicó que "se han quedado sin trabajo porque las importaciones de zapatillas cierran las empresas en Misiones y en otras zonas del país. Por ese juego perverso de abrir importaciones, estamos cerrando fuentes de trabajos que los argentinos necesitan para alimentar a sus familias".

¿Querés recibir notificaciones de alertas?