Indec y Futbol para Todos

Corrupción K al banquillo: Moreno a escena y se suman Aníbal Fernández y "Coqui" Capitanich

El miércoles se escucha el alegato del fiscal Luciani contra Guillermo Moreno y Beatriz Paglieri por la intervención al Indec. Hoy arranca el juicio por Futbol para Todos con una vergonzosa demora.

Rubén Rabanal
Rubén Rabanal lunes, 24 de junio de 2024 · 09:50 hs
Corrupción K al banquillo: Moreno a escena y se suman Aníbal Fernández y "Coqui" Capitanich
Guillermo Moreno Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Este miércoles Argentina volverá a escuchar otra descripción del bochorno institucional en el que ha vivido el país en las últimas dos décadas. Después de 18 años, recién ahora se escuchará el alegato del fiscal Diego Luciani (el mismo que pidió 12 años de prisión contra Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad) contra Guillermo Moreno, Beatriz Paglieri y dos empleadas del Indec, por haber manipulado los datos inflación del organismo, acción que intentó esconder la inflación que el kirchnerismo entre el 2006 y 2007 ya no podía esconder.

Las consecuencias de la intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), de la que Moreno ahora intenta despegarse en declaraciones públicas alegando que el solo propició una “conversación de precios”, eufemismo que encubre presión a empresas y alteración de índices de inflación, llegan y en forma muy directa hasta nuestros días.

La acusación se centra en haber violentado la verdadera estadística al punto que hizo falta una nueva reforma al Indec tras la salida del kirchnerismo para poder corregir la serie inflacionaria a los efectos legales del Estado, pero esa práctica derivo años después en otra manipulación estadística. Por esto, es que la Argentina hoy debe enfrentar sentencias en su contra por haber supuestamente falseado datos sobre la evolución de su economía para evitar pagar el cupón PBI que se había ofrecido a bonistas que ingresaron al canje.

Guillermo Moreno estuvo a cargo del Indec durante el Gobierno de Cristina Kirchner. 

La historia devuelve ahora con dureza las consecuencias de esos hechos y otras violaciones institucionales del kirchnerismo. Hace dos semanas, por ejemplo, el Tribunal de Apelaciones de Londres le rechazó a la Argentina la posibilidad de apelar el fallo en contra en primera instancia en el juicio que iniciaron bonistas por el  cupón PBI.  El país deberá pagar, solo en ese caso, US$ 1.440 millones más.

En esa causa, el Tribunal Superior falló a favor de Palladian Partners, HBK Master Fund, Hirsh Group LLC y Virtual Emerald International Limited, cuatro fondos que se considera fueron perjudicados por el cambio en la forma de calcular la evolución del PBI, lo que derivó en reducir el pago de intereses de la deuda en contra de lo estipulado en la colocación de esos bonos. Es decir, se violaron una vez mas los contratos firmados por Argentina.

Este miércoles, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de la Capital Federal, integrado por los jueces Néstor Costabel, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini, escuchará el alegato de Diego Luciani sobre la supuesta participación de Moreno en la manipulación dolosa de los índices que mide el Indec junto con la exdirectora del IPC del organismo y sus empleadas Marcela Lucía Filia y María Celeste Cámpora Avellaneda. Mas allá de esta causa, todos los relatos de los empleados del Indec que sufrieron las consecuencias de la intervención decidida por Moreno desde la Secretaría de Comercio, son coincidentes en el manejo poco profesional y estalinista que se vivió en el organismo en esa época.

La acusación se centra en haber violentado la verdadera estadística al punto que hizo falta una nueva reforma al Indec tras la salida del kirchnerismo.

La investigación indica, tal como relatan los fiscales,  que Moreno le ordenó a Graciela Bevacqua, a cargo de precios hasta ese momento, que “visitara” las firmas sobre las que se hacía el relevamiento de precios. Bevacqua se negó amparándose en el secreto estadístico y fue reemplazada esa acción por Paglieri. La denuncia en ese momento advirtió sobre la manipulación y adulteración del índice de enero 2007. Desde ese momento todo se complicó al punto que Paglieri también fue acusada de brindar información clasificada a Moreno para continuar con la política de presionar a las empresas y comercios para que artificialmente informaran números más bajos de evolución de precios.

La causa llega recién ahora a la etapa de alegatos después de haber pasado por un sobreseimientos, apelaciones y demoras, clásicas en casi todas las causas donde se investigan distintas variantes de la corrupción kirchnerista. Algo similar sucede con el Futbol para Todos:  recién hoy se inicia el juicio oral contra catorce acusados, con Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Gabriel Mariotto  y dirigentes de la AFA a la cabeza,  para definir si hubo defraudación al Estado en la ejecución del programa del Futbol para Todos que. Cristina Fernández de Kirchner lanzó en el 2009, una obra cumbre del populismo demagógico por la que se ofrecía la trasmisión del futbol gratis financiado con fondos públicos.

Archivado en