ENTREVISTA MDZ RADIO

Luz verde para la Ley Bases y el paquete fiscal: ¿qué pasa ahora?

El Senado aprobó ambos proyectos. Se retiraron artículos y se modificaron otros. Por tal razón el proyecto vuelve a Diputados. El constitucionalista Gil Domínguez brindó un breve panorama.

Redacción MDZ
Redacción MDZ jueves, 13 de junio de 2024 · 21:01 hs
Luz verde para la Ley Bases y el paquete fiscal: ¿qué pasa ahora?
Foto: Noticias Argentinas

Tras largas horas de debate dentro del recinto y disturbios afuera, la Cámara Alta aprobó tanto el proyecto de Ley Bases como el paquete fiscal. Al haber modificaciones de algunos artículos, y la eliminación de otros, los proyectos tienen que volver a Diputados. Para comprender mejor este mecanismo, pero también para despejar dudas sobre cómo queda el mapa general, el abogado constitucionalista, profesor de Derecho Constitucional y Derechos Humanos, Andrés Gil Domínguez habló en MDZ Radio 105.5 FM y dio detalles de qué pasa, principalmente con el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), qué implican las facultades delegadas, qué se aprobó y qué es lo que vuelve a la Cámara Baja.

Muchas líneas de discusión están abiertas. El oficialismo dio un paso importante aprobando la Ley Bases y el paquete fiscal. Sin embargo, todavía no estamos hablando de una ley vigente ya que tiene que volver a Diputados. En este sentido Gil Domínguez explicó: "Todavía estamos en el marco del proceso de formación y sanción de las leyes previsto por la Constitución. Estamos lejos de que la Ley Bases y la ley de reforma fiscal sean una ley vigente y aplicable. Ayer la Cámara de Senadores, como Cámara revisora, aprobó el proyecto de ley que viene de la Cámara de Diputados y, en algunos capítulos de algunos artículos, hizo modificaciones o agregados. Cuando esto sucede, el proyecto de ley debe volver a la cámara origen, en este caso es la Cámara de Diputados que ahora tiene dos posibilidades: o acepta lo que hizo el Senado y el proyecto se transforma en ley sancionada y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación y publicación, o bien intenta insistir con su redacción originaria. Para eso tiene que tener la misma mayoría que obtuvo en el Senado para aprobar las incorporaciones o modificaciones que, en este caso, es mayoría simple".

A este proceso se agrega que el Ejecutivo "tiene 10 días para promulgarla o para vetarla. Si pasados los 10 días no la vetó, hay una promulgación implícita que debe mandar a publicar". Gil Domínguez aclaró que "todas aquellas normas, artículos, capítulos o títulos que ayer fueron rechazados por la Cámara de Senadores como Ganancias, por ejemplo, o que no fueron tratados porque fueron retirados como las moratorias previsionales. Eso ya no puede ser tratado hasta el año que viene. Con eso la Cámara de Diputados no puede insistir. Sólo puede hacerlo con las normas aprobadas que fueron modificadas".

Respecto a las facultades delegadas, el constitucionalistas fue contundente: "Me parece que es una delegación legislativa inconstitucional porque no sigue los lineamientos de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia en la materia, no sigue los objetivos y la voluntad del constituyente cuando estableció este instituto en la reforma de 1994 que requiere que las bases de delegación sean precisas, determinadas, concretas y vinculadas a superar una determinada situación de emergencia o vinculadas a específicas materias de administración del Estado para hacerlo más eficiente, o para mejorar su funcionamiento".

Además, "de las tres bases aprobadas, las dos primeras son de una amplitud y de una indeterminación tan grande que le permiten al presidente Javier Milei, mediante dictado de decretos delegados que es un decreto que firmaron sus ministros, publicado en el Boletín Oficial, ya vale como una ley y es lo mismo que un decreto de necesidad y urgencia, le permite hacer lo que quiera con todas las materias de administración, que no fueron determinadas y en los ámbitos de emergencia que fueron declarados. Lamentablemente es una delegación inconstitucional y mucho más en un contexto político muy particular de una persona que dice que es un topo, o es Terminator que viene a destruir el Estado. No sabemos si es una alegoría de ‘voy a destruir un Estado ineficiente’ o ‘voy a destruir el Estado constitucional y convencional de derecho".

"Le están dando la herramienta al señor presidente Javier Milei para que produzca un proceso de reforma constitucional, sin pasar por el mecanismo previsto por nuestra Constitución para su modificación", dijo Gi Domínguez y agregó: "Aquello que sacaron ayer del listado, con la delegación legislativa se lo acaban de habilitar".

Es decir, lo que fue rechazado de los proyectos, podrían ser determinadas por decreto en función de estas facultades: "Todo lo que fue rechazado o no pudo ser tratado legislativamente en el plano del corriente año legislativo, puede ser impuesto por Javier Milei a través de un decreto delegado basado en la delegación legislativa".

El abogado también se refirió al capítulo del RIGI: "Lo peor del RIGI es que establece que todas las normas nacionales, provinciales y municipales sancionadas, o que se sancionen, y que choquen con este régimen, son nulas, de nulidad absoluta, cuestión que lo puede determinar solamente la Constitución para determinados casos como así lo hace, y que la Justicia Federal está obligada a declarar de forma inmediata, la nulidad absoluta de estas normas, lo que es una clara violación de la división de poderes y de la intromisón del Poder Legislativo en ámbitos de la justicia. Eso es lo más grave del RIGI desde el punto de vista jurídico".

Escuchá la entrevista completa:

Archivado en