Opinión

Fuerzas Armadas: el espejismo del '82

Es muy alentador que Argentina avance prontamente en una recuperación de las capacidades militares de sus Fuerzas Armadas. Hernán Etchaleco deja su mirada en MDZ.

Hernán Etchaleco martes, 28 de mayo de 2024 · 23:30 hs
Fuerzas Armadas: el espejismo del '82
Bienvenida la decisión del Gobierno de Javier Milei de invertir y hacer en materia de Defensa en lugar de hablar Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

Cuando a Richard Allen, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Ronald Reagan, le preguntaron por el entonces nuevo líder de la dictadura argentina, Leopoldo Fortunato Galtieri, no dudó en definirlo como “un general majestuoso”. Ayudaba su estatura, aspecto caucásico y probado anticomunismo en sangre, todos rasgos muy valorados por la administración
republicana de entonces. Difícil saberlo, pero el endulzamiento personal pudo haber llevado a Galtieri a subestimar el apoyo estadounidense a su tradicional aliado, Gran Bretaña, y animarlo a intentar recuperar nuestras Islas Malvinas por la fuerza. Pero la
guerra es la más pura realidad y rápidamente el espejismo se esfumó: Washington intervino en favor de su histórico aliado en el conflicto, relegando al majestuoso general a la ignominia.

Hoy, a más de 40 años, asistimos -con sorpresa, es cierto- a sucesos que nos llevan a pensar que, como en aquel entonces, el vínculo entre estos tres actores puede redefinirse. Hubo gestos interesantes: por primera vez vimos a funcionarios de alto rango estadounidense posar con mapas de nuestras Islas bajo el nombre de “Malvinas”; o incluso asistir a actos oficiales donde se cantó
con emoción: “Ni de aquellos horizontes nuestra enseña han de arrancar, pues su blanco está en los montes y en su azul se tiñe el mar”. ¿Quiere decir que Estados Unidos propicia una sustitución en el enclave colonial británico en el Atlántico Sur y que, como afirmaron algunos voceros oficiosos del gobierno argentino, las Malvinas están cerca?.

Presidente Javier Milei.
Foto: MDZ

Ojo con los espejismos

Desde ya, bienvenido y agradecido el levantamiento del veto británico obtenido por la diplomacia estadounidense, para que Argentina vuelva a rearmarse y llenar el vacío que sucesivas administraciones, que dijeron mucho e hicieron poco, crearon en el Cono Sur. El mundo está en guerra y en nuestro subcontinente hay hipótesis de conflicto ciertas y el que dice lo contrario miente o trabaja para el enemigo. Pero lejos estamos de un camino que nos lleve de vuelta hacer flamear nuestro pabellón en Puerto Argentino. Y no podemos caer otra vez en la ingenuidad que la alianza política y militar más antigua del mundo vaya a quebrarse por nosotros.

Más bien todo indica que cierta orfandad circunstancial de alianzas regionales lleva a nuestros socios hemisféricos del Norte a promover un nuevo acercamiento con nosotros. Y está muy bien que Argentina saque provecho de ello. Pero el tablero global es mucho más grande y el espacio en el que nos movemos es acotado. Podremos ser aliados de la OTAN, pero el Reino Unido es
la OTAN.

Bienvenido el rearme argentino

Bienvenida la decisión del Gobierno de Javier Milei de invertir y hacer en materia de Defensa en lugar de hablar. Y si es con los pies sobre la tierra y sin repetir errores del pasado, mucho mejor.

Hernán Etchaleco.

Hernán Etchaleco, licenciado y docente Comunicación Social y Ciencia Política UBA.

Archivado en