Alianza militar

Aprontes para la visita de Javier Milei al portaaviones George Washington

Dos helicópteros Sea Hawk SH-60 del ala embarcada (en inglés Carrier air wing) del portaaviones (CVN-73) George Washington están preparados para aterrizar el 30 de mayo en un lugar aún no liberado.

Edgardo Aguilera
Edgardo Aguilera martes, 28 de mayo de 2024 · 08:00 hs
Aprontes para la visita de Javier Milei al portaaviones George Washington
Foto: Archivo

El viaje del presidente Javier Milei a encuentros con empresarios del mundo ciber en Silicon Valley, California, con agenda hasta el 31 de mayo deja en suspenso la visita a la imponente nave nuclear anunciada meses atrás. El portaaviones navega en tránsito inocente por aguas de jurisdicción nacional hacia el sur en dirección al océano Pacífico. Rodeando el Cabo de Hornos y posterior recalada en Chile, el destino operativo final es la base naval estadounidense Yokosuka en Japón.

Es la operación habitual de relevo entre portaaviones de la 7° Flota del Pacífico que tiene el objetivo estratégico de contribuir a la seguridad y estabilidad del espacio Indo-Asia-Pacífico, dejó la posta en Japón una unidad gemela, el USS Ronald Reagan (CVN 76). El grupo de batalla del portaaviones está integrado por el destructor misilístico (DDG 78) USS Porter y el buque tanque (T-AO-189) USS John Lenthall, de apoyo logístico.

En la travesía que recibe el nombre inglés “Southern Seas 2024” el portaaviones y su grupo escolta lleva adelante ejercitaciones con las marinas de guerra de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay.

Apretando el cinturón para el ejercicio local Gringo.Gaucho II del 30 al 31 de mayo, la Armada Argentina destacó una fuerza de tareas integrada por los destructores ARA “La Argentina” y ARA “Sarandí”; las corbetas ARA “Espora” y ARA “Rosales”; los patrulleros oceánicos ARA “Contraalmirante Cordero”, ARA “Piedrabuena” y ARA “Storni”; dos helicópteros Sea King H3; un avión de vigilancia marítima B-200; y dos aeronaves de entrenamiento T-34C Mentor.

Los helicópteros Sea King de la Aviación Naval se utilizarán para el traslado de las autoridades militares del país hasta el USS George Washington. Los pilotos navales están adiestrados, hay tripulaciones que operaron desde la cubierta de vuelo del rompehielos Almirante Irizar en tareas de aprovisionamiento y despliegues de personal a las bases antárticas.

El adiestramiento bilateral busca fortalecer las asociaciones marítimas y generar confianza con los socios en la región. En lo específico se trata de perfeccionar la interoperabilidad en tácticas y estándares con la marina estadounidense para abordar situaciones de combate naval y aeronaval, así como maniobras típicas entre buques; traspaso de cargas, personal y combustible.

El entrenamiento militar con el miembro clave y uno de los fundadores históricos de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) es un activo que refuerza la aspiración del Gobierno de alcanzar la membresía como socio global (partners across the globe), presentación que hizo Luis Petri en abril ante Mircea Geoana, secretario general adjunto de la Alianza Atlántica.

La iniciativa en fase adhesión continúa su camino en el cuartel general de la OTAN y Defensa a través del área de Internacionales a cargo de Juan Battaleme tiene en elaboración un Programa de Cooperación de Asociación Individual (IPCP, por sus siglas en inglés).

El IPCP es un documento formal que contiene las áreas prioritarias acuerdo de programa conjunto en el que se desarrollarán las acciones de cooperación, formación, entrenamiento, etc. Se sabe que uno de los escenarios sería la seguridad marítima en el Atlántico sur.

En junio se prevé una nueva presentación, las novedades militares no se conocen debido a su carácter confidencial.

Uno podría especular que su contenido iría acorde con la incertidumbre en medio de cambios en el sistema multilateral, el retorno a la geopolítica de dos competidores Estados Unidos y la República Popular de China, además de la guerra entre Ucrania y Rusia, sumado al conflicto de Medio Oriente, que han trastocado la arquitectura de seguridad global y reconfigurado las amenazas.

Además de los miembros plenos de la OTAN, hay dos figuras en las que se encuentran países de la región, “socios globales” (partners across the globe) y gran aliado extra-OTAN (Major Non-NATO Ally, MNNA).

En la primera de las figuras sólo esta Colombia, que desde junio de 2013 suscribió un acuerdo de cooperación con la organización transatlántica.

De la segunda figura, la Argentina en 1997, Brasil desde el año 2019 y de nuevo Colombia que recibió el reconocimiento bajo la administración de Joe Biden en mayo de 2022.

Es una designación bajo la ley estadounidense que brinda a los socios extranjeros ciertos beneficios en las áreas de adquisiciones de defensa y cooperación en seguridad.

Archivado en