Se estira la definición

Ley Bases: el Gobierno quiere reactivar las negociaciones en el Senado y crece la incertidumbre por el megaproyecto de Javier Milei

Terminó una nueva semana y no hubo dictamen. El debate seguirá el miércoles por la tarde en las comisiones.

Antonio Riccobene
Antonio Riccobene sábado, 25 de mayo de 2024 · 07:00 hs
Ley Bases: el Gobierno quiere reactivar las negociaciones en el Senado y crece la incertidumbre por el megaproyecto de Javier Milei
Victoria Villarruel no termina de hacer pie en las negociaciones entre el Senado y la Casa Rosada. Foto: Noticias Argentinas
Ley Bases: el Gobierno quiere reactivar las negociaciones en el Senado y crece la incertidumbre por el megaproyecto de Javier Milei
El senador Martín Lousteau insiste con sus pedidos de modificación, a contra mano de una parte del bloque. Foto: Noticias Argentinas
Ley Bases: el Gobierno quiere reactivar las negociaciones en el Senado y crece la incertidumbre por el megaproyecto de Javier Milei
El Senado terminó una nueva semana de negociaciones sin dictamen. Foto: Prensa Ministerio de Interior
ver pantalla completa

La Libertad Avanza no logró su objetivo de dictaminar el miércoles pasado la Ley Bases ni el Paquete Fiscal y postergó la discusión en las comisiones para el miércoles a las 15. Sin embargo, en el Senado no hay señales de que el Gobierno avance con los cambios que pidió la oposición dialoguista para acordar un texto y dictaminar, aunque los más optimistas no pierden la esperanza.

"No mandaron nada nuevo", afirmó uno de los senadores que presentó una serie de cambios tanto al proyecto de Ley Bases como Paquete Fiscal. Frente a este escenario de falta de respuesta del oficialismo, que estira la definición cada vez más, algunos senadores se atreven a plantear la hipótesis de que "al Gobierno ya no le importa que se apruebe esta ley".

Así, abonan a la teoría de "es un instrumento más que va a tener el presidente para criticar al Congreso y señalarlo de casta, por no darle la ley que quiere". Es cierto que el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, envió a los distintos bloques uno documento de 50 páginas con distintas modificaciones. Pero no termina de convencer a los senadores clave para la definición. "Lo que estaba muy mal, pasa a estar un poquito menos mal", graficó en senador radical a MDZ.

En medio de todo esto quedó Victoria Villarruel que sigue reuniéndose con senadores de los distintos bloques para contener los desencantos con un gobierno que no termina de mandar los cambios. Este jueves se reunió con representantes de la UCR, el PRO y Unidad Federal. Desde acá todavía no le cierran la puerta a la posibilidad de dictaminar la semana que viene, pero no aseguran que estén los votos en el recinto.

El senador Martín Lousteau insiste con sus pedidos de modificación, a contra mano de una parte del bloque.

El rol de la vice en las negociaciones empieza a diluirse. "Villarruel tiene un rol de contención y articulación, pero no es ella la que define los cambios, la que puede decir qué sí y qué no", explicó un legislador que se reunió tres veces en la última semana con la vice. "Ella te puede contar que le parece mejor una cosa, mejor la otra. Pero los que terminan definiendo son Rolandi y Guillermo Francos (ministro de Interior)".

En el entorno de Villarruel confirman que la vice sigue al tanto del debate en los plenarios, del día a día de las negociaciones y de las conversaciones con senadores y gobernadores. Pero no puede confirmar que el Gobierno esté dando pasos concretos para avanzar en la aprobación de esta ley.

El oficialismo no logra homogenizar una estrategia entre la Casa Rosada y el Senado de la Nación, tarea que para nada resulta fácil a ningún Gobierno. Pero el miércoles pasado volvió a ser víctima de sus propios anticipos y dejó expuesta una vez más la dificultad que tienen para cerrar el dictamen.

El Senado terminó una nueva semana de negociaciones sin dictamen.

El titular del plenario de comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, Bartolomé Abdala (La Libertad Avanza), abrió la reunión y anticipó que el objetivo era firmar el dictamen. Ni los funcionarios de la Casa Rosada ni los senadores que debían negociar el dictamen sabían que esa era la intención.

"Es una locura firmar hoy, no tienen un dictamen escrito", señaló aquel día una senadora que planteó correcciones al proyecto. "Están pidiendo que firmen el dictamen de la media sanción y que se planteen los cambios en las disidencias", deslizó una fuente parlamentaria a MDZ.

Otra de las particularidades que tiene esta negociación, que hace que sea más difícil, es que no es por bloques como suele ocurrir. En la UCR, hay una buena mayoría que está dispuesta a firmar y a avanzar. Pero hay tres miembros del bloque que no están en esa línea y tienen firma en la comisión. Estos son Martín Lousteau, Pablo Blanco y Maximiliano Abad. Lo mismo le sucede a Guadalupe Tagliaferri (PRO) que está en el plenario, pero que su posición no tiene  nada que ver con al del bloque que preside Luis Juez.

Mientras tanto, en las comisiones los senadores del oficialismo no defienden los proyectos de Bases ni Paquete Fiscal. Solo tienen dos integrantes en el plenario. Pero ninguno de los otros cinco que integran el bloque bajaron a defender estos proyectos en las comisiones, algo similar a lo ocurrido en Diputados.

Archivado en