Furia calabresa

Mauricio Macri manda a vaciar el PRO bonaerense como primera advertencia en su pelea con Patricia Bullrich

Mauricio Macri está cada vez más obligado a pararse en el centro de la escena para que su partido no termine siendo un apéndice libertario como lo fue la UCEDE del menemismo e intervino Buenos Aires.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare viernes, 24 de mayo de 2024 · 07:12 hs
Mauricio Macri manda a vaciar el PRO bonaerense como primera advertencia en su pelea con Patricia Bullrich
La ruptura del PRO se produjo hace más de un año Foto: Noticias Argentinas

Tal cual había anticipado MDZ en la jornada de ayer, el PRO es un partido en camino a la desintegración producto de que muchos de sus adherentes, e inclusive autoridades como la ministra Patricia Bullrich, están decididos a acompañar sin reparos al presidente Javier Milei, no solo con sus funciones dentro del gobierno sino con una fusión partidaria con La Libertad Avanza, que haría del partido creado por Mauricio Macri un apéndice libertario.

En la noche de ayer se conoció la decisión de veinticuatro autoridades partidarias de treinta y tres totales por las que se vacía el partido en la Provincia de Buenos Aires que preside Daniela Reich de Valenzuela, la senadora provincial que asumió el cargo por la dimisión de Jorge Macri meses antes a asumir como jefe de Gobierno porteño.

A pesar de haber ido al recital y presentación cuasi literaria de Javier Milei en el Luna Park en la noche del miércoles, Cristian Ritondo sería el reemplazante de Reich luego de la normalización partidaria que llegaría tras nuevas elecciones en 60 días. Ritondo es el actual presidente del bloque PRO que apoyó todas las iniciativas de Milei en el Congreso junto con Diego Santilli, el otro que también estuvo invitado especialmente por Martín Menem, según confió.

Ambos ahora están juntos en esta iniciativa a pesar que el año pasado mantuvieron una severísima disputa por la que casi no se hablaron durante un año mientras peleaban por quién iba a ser el candidato a gobernador de Juntos por el Cambio.

La fractura dentro del partido que gobierna la Ciudad de Buenos Aires, pero que con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia y María Eugenia Vidal se expandió a todo el país, no es nueva sino que se produjo hace más de un año, cuando se radicalizó la postura de Bullrich contra Horacio Rodríguez Larreta en una interna tan salvaje que los eliminó de la carrera presidencial a ambos.

Ese error político descomunal, propiciado por el expresidente del a Nación que ahora desespera por su deseo de recomponer su liderazgo en una porción del partido que no tenía fisuras, hizo que los más “halcones”, ganadores de las PASO contra las “palomas”, ahora siguieran pisando a fondo a favor del cambio que, dicen, encarna Javier Milei sin detenerse en el dato que los armadores políticos más importantes del anarco libertario provienen del peronismo.

Guillermo Francos, que incorporó a Daniel Scioli, Eduardo “Lule” y Martín Menen ocupan hoy la centralidad política que conduce Karina Milei. “¿Bullrich, Ritondo y Santilli qué son, radicales?”, ironizó uno que conoce bien el afán de poder que tienen los nombrados.

La noche del fin de Juntos y del PRO

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, quien advirtió en 2022 cómo su excompañero de facultad penetraba en la opinión pública, apoya decididamente la postura de la actual ministra de Seguridad, a pesar que él estuvo con el binomio Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales en la puja interna. El presidente de la Nación lo tiene siempre presente cuando discuten las movidas en la Provincia de Buenos Aires.

Por eso la continuidad de Reich era un interrogante. Según expresaron desde el bullrichismo, lo que hicieron los integrantes mayoritarios del partido fue un “golpe institucional inadmisible”, aunque expresaron que no se irán del PRO, como tampoco lo harán las legisladoras provinciales Florencia Retamoso y Flavia Pomponio, sobre las que pesaba un muy fuerte el rumor de que serían parte del bloque libertario que conduce Nahuel Sotelo.

"¿Te imaginás una contienda entre Mauricio Macri contra Patricia Bullrich en la Ciudad?", ya advertía uno de los protagonistas de la fractura expuesta. ¿En una interna o por fuerzas diferentes?preguntó MDZ. La respuesta fue tan abierta que contuvieron todas las variables posibles. 

Archivado en