Cambios de Gabinete

Guillermo Francos se prepara para ponerse el traje de Nicolás Posse en un mar de rumores

Guillermo Francos suena para reemplazar a Nicolás Posse en la jefatura de Gabinete. La interna de Karina Milei y la posibilidad de armar candidaturas en CABA para competir con Jorge Macri.

Pedro Paulin
Pedro Paulin viernes, 24 de mayo de 2024 · 22:00 hs
Guillermo Francos se prepara para ponerse el traje de Nicolás Posse en un mar de rumores
Todo listo. Guillermo Francos, posible reemplazo de Nicolás Posse. Foto: NA

Guillermo Francos sabe que Nicolás Posse está afuera del Gobierno, pero no por dichos de Javier Milei, mucho menos por lo que dice la prensa, sino porque su amigo, con quien compartió una década en Corporación América, le confirmó que sabe que tiene los días contados. No hubo más que un dialogo corto a la pasada y todo quedó claro, ahora resta saber si el ministro del Interior se hace cargo de la coordinación ministerial o sigue siendo el fronting de resolución de distintos temas del Gobierno a horas del no nato Pacto de Mayo. 

Javier Milei le hizo saber a distintos funcionarios que no estaba conforme con el trabajo de Nicolás Posse, quien no logró seguirle el ritmo al Presidente y cultivó un perfil demasiado bajo para una hipertrofiada figura presidencial. La mirada de Karina Milei fue fulminante, y de hecho la potencial salida de Posse pone en jaque una primera interna de peso entre hermanos. La secretaria general prefiere por perfil y afinidad que desembarque Lule Menem, armador con experiencia parlamentaria abocado al interior, con relación con distintos sectores para la arquitectura liberal 2025. 

Guillermo Francos ya ni si molesta en contestar consultas sobre su salida del Gobierno: "está en algo mucho más grande, no en la chiquita de un cargo, está pensando cómo terminar el desastre kirchnerista, no va a operar ni hacer algo para que se quede con una caja o pelearse por un director, está en otra". Lo resume su hombre de confianza, quien lo acompaña hace años y quien lo ve con jornadas laborales que rozan las veinte horas y en las que no hay espacio para las "chiquitas", como definen a las disputas por pequeños lujos o espacios de poder. 

Altri tempi. Nicolás Posse con Luis Caputo y Javier Milei.

El jefe de gabinete que necesita Javier Milei es político, federal y de un perfil más altivo que el de Posse. El fracaso de la ley de bases es compartido, pero la exposición de Nicolás Posse en el Congreso no dejó conforme a nadie. Distintos funcionarios manifestaron su sin sabor frente a las palabras del ministro coordinador, pero una de las definiciones fue la letal: Santiago Caputo. El "arquitecto de la victoria" como lo definió Javier Milei recomendó dar por terminada la gestión de Nicolás Posse, lo que determinó la mirada presidencial sobre el asunto. 

La posibilidad concreta del cambio de gabinete reúne una serie de situaciones: el casi nulo éxito parlamentario, la concentración de actividades en Javier Milei producto de un jefe de gabinete de demasiado bajo perfil y el comienzo de una nueva etapa con inflación a la baja y el desafío de generar una nueva épica que inspire al equipo de Gobierno, hoy disperso. 

Patricia Bullrich va aterrizando de a poco en las huestes liberales. Ya sin vínculo formal con la presidencia del PRO, la ministra de Seguridad sonó como posible reemplazo de Nicolás Posse, pero su desempeño tiene conforme a los hermanos presidenciales, por lo que no habrá cambios allí. En el mundo Milei se fantasea con una hipotética candidatura de Patricia Bullrich a jefe de Gobierno en 2027, ya habiendo saltado del macrismo hacia las fuerzas del cielo.

Bajo perfil. Nicolás Posse, cultivó el bajo perfil y vienen tiempos de cambio.

El armado nacional se cuela en el cambio de gabinete, ya que son muchos los que darán pelea el año que viene en las boletas liberales de todo el país. Martín Menem se crió en el barrio de Belgrano cuando Eduardo Menem era el jefe del Senado y tal vez el parlamentario más complejo de la historia moderna. Menem se subió a las ideas de la Libertad cuando eran muy pocos y tiene la confianza plena de Javier Milei, que lo puso en su mesa chica tres años atrás. 

Sabe Javier Milei y su hermana que deberán enfrentar al PRO en la Capital, donde Jorge Macri representa la marca más exitosa del distrito y donde las chances de imponerse son bajas. 

Finalmente cree Javier Milei que los cargos son conceptualmente fusibles y que todos los integrantes del gobierno pueden dejar de estar si la dinámica del plan de Gobierno se altera en cualquier momento. Por eso Guillermo Ferraro se fue a los 45 días y otras figuras debieron aggiornarse y cmabiar de rol. Por ahora, las acciones de Guillermo Francos no tienen competencia, y el traje está listo para ponerse en jefatura de gabinete de Ministros.

Archivado en