Análisis

Dos anhelos que perdieron fuerza: un Pacto de Mayo "disfuncional" y una Ley Bases trabada en el Congreso

El periodista Paulino Rodrigues advirtió que "el gobierno juega con algunas cosas que puede conceder" para obtener los dictámenes. Además, explicó cómo podría realizarse la reunión del día 25.

Redacción MDZ
Redacción MDZ lunes, 20 de mayo de 2024 · 15:20 hs
Dos anhelos que perdieron fuerza: un Pacto de Mayo "disfuncional" y una Ley Bases trabada en el Congreso
Se avecina una semana clave para la gestión de Javier Milei Foto: EFE

A cinco días de la realización del Pacto de Mayo, el Gobierno se enfrenta a la compleja decisión de definir hasta dónde cederá sus banderas para conseguir los tan ansiados y promocionados dictámenes de la Ley Bases y el paquete fiscal. En el transcurso de los próximos días se continuarán desarrollando reuniones informativas y las negociaciones estarán a la orden con el objetivo de lograr el tratamiento de las iniciativas en el recinto.

Será una semana clave de cara a algunas definiciones. Es por ello que MDZ Radio 105.5 FM habló con el periodista Paulino Rodrigues para obtener todas las precisiones del panorama político actual. En primera instancia, mencionó que "el presidente Javier Milei está con la mirada puesta en el Senado, donde hay preocupación por esta idea de si los senadores consiguen una mayoría calificada de 48 voluntades para tratar de poner un límite a la idea de restaurar el Impuesto a las Ganancias en la Argentina".

"No sé cómo va a caer eso, más allá de los recursos fiscales que le quita también eventualmente a la Nación, pero ahí me parece que hay una discusión no zanjada. Si la sangre llega al río, esa es una opción que se acrecienta con el paso del tiempo y la dilación en la negociación. En este momento, los bloques de la oposición están recibiendo, tras la lectura que haga Milei en el día de hoy, la devolución del Poder Ejecutivo respecto a los planteos que la oposición dialoguista le formuló durante todo el transcurso de la semana pasada. Esta noche sabremos hasta dónde el Gobierno está dispuesto a conceder para tener la Ley Bases y el pacto fiscal", detalló.

Además, reveló que "hay cambios adicionales que todavía restan conceder por parte del oficialismo para que haya una perspectiva de ley, al menos como atributo al Senado, de que el Senado logró cosas, aunque después en Diputados la misma mayoría, no calificada simple, restablezca aspectos que el Gobierno haya conseguido en el Senado. Si se hace una modificación en el Senado, pero eso es ratificado en el texto original que salió de Diputados por diputados, queda el texto original". 

"Entonces, el gobierno juega con algunas cosas que puede conceder, pero lo que quiere es que el Senado dispare la ley para que vuelva a Diputados y en todo caso allí tener la negociación de fondo. Este no es un tema menor, aunque descalce aparte de la política, después será una construcción narrativa y que logre imponerse en esa discusión, pero ley va a haber", aclaró.

El recinto aguarda por nuevas definiciones.

En relación a los consensos que ha estado buscando el gobierno, comentó: "Hasta acá, esos puentes y acuerdos los ha ido dinamitado sistemáticamente. Creo que es una cultura política del conflicto, el Gobierno cree que tiene victoria, sino es incomprensible que Guillermo Francos haya recibido hace diez días, detonando un acuerdo que ya tenía cerrado con el radicalismo y de manera individual, a Martín Lutero que era el senador más contestatario y más crítico, desaireando la propia conducción del bloque".

"No se puede entender una discusión del calibre como el que está llevando adelante el Gobierno sin comprender que eso es mala praxis política. Hay un efecto muy claro respecto a elegir adversarios, y por lo tanto eso complica la oposición. Cuando elige a Kicillof como adversario tiene complicaciones menores, pero cuando elige a Lousteau tiene una complicación mayor porque hay un sector del radicalismo que quiere acompañar pero no quiere desairar al presidente de su partido. Entonces, lo pone en una situación más incómoda, recoge el guante con el PRO, pero lo termina poniendo debajo de su cobijo y de su ala y da pocos espacios a aquellos que dentro del PRO quieren acompañar, pero tiene alguna mirada equidistante, como Guadalupe Tagliaferri", señaló el periodista. 

Qué pasará en el Pacto de Mayo

El objetivo original que tenía el Gobierno era llegar al Pacto de Mayo con la Ley Bases y el paquete fiscal aprobados. En la Casa Rosada admiten que el cronograma previsto está en el aire y que todas las alternativas siguen abiertas. 

Rodrigues comentó que "en el gobierno hay dos líneas, una que dice -tienen que estar los que quieran estar-, otros dicen -hagamos una cosa con la gente, no pongamos la política, hagamos un acto casi protocolar, que después haga una cadena nacional y que Javier Milei hable y diga lo que quiera decir-".

"Esas son las dos líneas porque en cualquiera de los casos la idea grandilocuente de un Pacto de Mayo donde se le entrega una medalla a los que lo firmen, como Karina Milei planteó, que tenga una épica respecto a la refundación de la Argentina respecto a ese acuerdo que se establezca de cara al futuro casi al estilo de 1860, sin contemplar la provincia de Buenos Aires ni otras jurisdicciones, y además no pudiendo plasmar en la realidad lo que a modo de título se va a sugerir que sería una repetición del 1 de marzo, políticamente no tendría el menor sentido", concluyó.

Escuchá la nota completa

Archivado en