Cumbre de Vox en Madrid

Javier Milei juega sin filtro en la interna abrazado por la derecha mundial

El presidente envió un mensaje a la interna nacional. Guerra declarada con la prensa y el intento por abrazar la ola que cree imparable desde Estados Unidos.

Rubén Rabanal
Rubén Rabanal domingo, 19 de mayo de 2024 · 11:34 hs
Javier Milei juega sin filtro en la interna abrazado por la derecha mundial
Javier Milei fue uno de los oradores en VIVA24 Foto: EFE

Javier Milei se mueve en un contexto mundial que cree hoy es absolutamente previsible para él. La política global se aleja de la moderación, al menos en algunas latitudes clave como los Estados Unidos, China o Rusia.

La presentación ante el auditorio de Vox de esta mañana en Madrid fue la prueba más clara de eso. Insultó allí de todas las formas posibles a la izquierda mundial y argentina, a la política y nuevamente a la prensa, sin filtro alguno. Se subió Milei a un escenario en que se sintió rockstar, como suele hacerlo en los actos propios de la Libertad Avanza, pero esta vez rodeado y aplaudido por lo más rancio de la derecha conservadora del mundo.

Y con ese color que lo rodeaba envió todos los mensajes que quiso a la interna oficial, la oposición y la prensa argentina. A pocos argentinos se le podría haber pasado por la cabeza alguna vez presenciar una imagen así con el condimento de ver a la francesa Marine Le Pen de pie y en primera fila aplaudiendo.

Milei habló de sus logros y los desafíos que enfrenta en el Gobierno y lo hizo con la seguridad de estar casi en una casa propia, pero olvidando (con toda la premeditación posible) el choque que produce su presentación como líder libertario en un foro de opositores al Gobierno español con el que debe manejar relaciones de Estado a Estado.

Y no con cualquier Estado. En términos consolidados en dólares al 2023, la Inversión Externa Directa (es decir, el origen de las empresas extranjeras que invierten en Argentina) estuvo liderada por Estados Unidos, España y los Países Bajos. España como segundo inversor tiene un stock de U$S 21.084 millones, equivalente al 16 % de la inversión exterior en el país. Solo es superada por Estados Unidos.

En esos términos suena al menos conflictiva la crítica de Milei a las “élites” corruptas que se atornillan al poder poniendo a Pedro Sánchez (sin anestesia alguna) en escena al afirmar “aún cuando tenga la mujer corrupta, se ensucie y se tome cinco días para pensarlo”, en referencia a las acusaciones de corrupción en España contra Begonia Gómez.

Para que quedara claro que sabía donde se estaba metiendo sumó: "Me dicen, ‘¿pero usted ahora es un jefe de Estado cómo va a estar haciendo estos comentarios, cómo va a abrir a hablar así de sus adversarios políticos, cómo va a hablar así de otros mandatarios como hace dos años? Sí, un presidente, como me toca ser ahora".

Le Pen, Viktor Orban, el chileno José Antonio Kast, Donald Trump, Benjamin Netanyahu y hasta Giorgia Meloni, que pareció una moderada en medio de ese elenco, participaron hoy presentes o con mensajes en el cierre de Vox que tuvo a Milei como claro protagonista. En términos políticos al discurso de Milei solo le siguió el de cierre de Santiago Abascal, el presidente de Vox, con quien el libertario y Karina Milei se identifican casi como hermano.

Javier Milei junto al líder de Vox, Santiago Abascal

Parte del mundo puede perdonar esos desvíos diplomáticos, España puede olvidarlos, quizás a Sánchez ni siquiera le convenga continuar sus peleas personales con Milei o seguir usando a alguno de sus ministros para que se cruce con el libertario, pero el mensaje del presidente argentino normalmente va y hoy también lo hizo, mucho más allá de esas posiciones coyunturales.

A la derecha internacional presente hoy le dijo “es grato estar entre amigos”. Entre esos amigos, está claro, se ubican desde los enemigos de Sánchez hasta los de Emmanuel Macron, pero también los que critican a buena parte del capitalismo mundial que ve con recelo a Milei. De ahí que el presidente hablara de predicar contra quienes en el “Foro de Davos se sintieron aludidos por mi crítica”

Ese es precisamente el mundo del que habla hoy Milei; un mundo que se alimenta de confrontaciones porque de allí surge su poder. El New York Times publica en estos días una encuesta hecha en sociedad con The Siena College donde a 1000 votantes se les pregunta que recuerdan de los años de Donald Trump. En las respuestas hay opuestos impresionantes: una mitad habla de “Su honestidad”, otra de “Sus mentiras”; “él lideró el país en la dirección correcta”, dicen unos, “America estaba yendo en la dirección equivocada”, otros. “Eficiente”-“Incompetente”, “unió”-“dividió”, todas las respuestas encerraron la misma división.

Ese es el mundo que viene ya que nada parece poder frenar la ola de Trump en Estados Unidos frente a la debilidad de Joe Biden. La invasión de Rusia a Ucrania, las relaciones económicas con Europa, el ritmo de la economía china, todo puede cambiar bajo la música que muchos interpretan que viene.

Milei quiere jugar ese partido también, y con más fuerza, en la interna nacional. Cuando dice “me importa un rabano lo que opinen los zurdos”, parece hablarles a quienes hoy le discuten artículos de la Ley Bases o la Ley Fiscal.

Otra frase de hoy lo confirma: “A pesar del espanto de todo el zurderío, la sociedad nos sigue apoyando con la misma convicción que el 10 de diciembre”. “Llora la izquierda local e internacional”, dijo Milei y para los argentinos parece hablar de la disputa por fondos con las universidades nacionales. La platea española deliraba en aplausos.

Su mensaje a la interna quedó consagrado con otra pelea que mantiene y que esta mañana desde Madrid pareció disparar al infinito: “A la luz de las cosas que suelo decir, de las discusiones en las que me suelo meter, muchas veces recibo críticas de distintos actores del establishment y en particular, de los ensobrados del periodismo. Digo, con esto de haberle quitado la pauta oficial a los medios, parece que estoy buscando empleo en el subsuelo digamos, si lo voy a rajar al coloradito…Pero no se hagan problema, ese es zurdo también, así que no me interesa ese negocio”.

Archivado en