Interna peronista

La reunión del PJ de Mendoza, en un escenario de dilemas internos y fragmentación

El justicialismo realiza este sábado un Congreso Provincial en medio de la puja interna entre el sector de los intendentes y el kirchnerismo.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon sábado, 18 de mayo de 2024 · 12:50 hs
La reunión del PJ de Mendoza, en un escenario de dilemas internos y fragmentación
Foto: Maximiliano Ríos / MDZ

Luego de una dura e histórica derrota electoral a nivel provincial en 2023, el peronismo mendocino afronta actualmente un escenario de reacomodamientos internos y fragmentación. Sin un liderazgo definido a nivel nacional ni local, en Mendoza se mueven las fichas y se contraponen el sector de “los intendentes” y el kirchnerismo, mientras otros jefes comunales y referentes orbitan de manera más autónoma. Ante este incierto contexto, este sábado se convocó el Congreso Provincial del Partido Justicialista (PJ), que si bien se trata de un encuentro formal para resolver cuestiones administrativas partidarias, reúne en una mesa a los representantes de todos los espacios internos.

La sesión ordinaria del Congreso Provincial del PJ se desarrolla en el predio del sindicato ATSA en El Challao y participan los congresales de todos los departamentos, que responde a los distintos sectores internos. El motivo del encuentro es la aprobación de la memoria, balance y estados contables de los años 2022 y 2023 del partido.

Se trata de una reunión periódica y que hace al funcionamiento partidario y no dirán presente los principales referentes del justicialismo, aunque sí tendrán representantes. Pero adquiere una mayor relevancia política en el contexto de disputas internas que enfrenta el peronismo actualmente. Más aún teniendo en cuenta que el próximo Congreso Provincial que se reúna deberá definir el calendario y la convocatoria a las elecciones partidarias, ya que a fin de año vence el mandato de la actual presidenta Flor Destéfanis y el justicialismo deberá renovar autoridades provinciales y departamentales.

En el tablero del peronismo mendocino hoy se erigen dos espacios contrapuestos, que si bien en el último tiempo siempre representaron expresiones distintas, hoy se reconfiguran con nuevos actores y reagrupamientos.

En los últimos meses se presentó en sociedad a través de una foto para nada ingenua el bloque de "los intendentes" que lideran hoy el maipucino Matías Stevanato, los hermanos sanrafaelinos Emir y Omar Félix (exjefe comunal de San Rafael y actual), la santarrosina Flor Destéfanis y el paceño Fernando Ubieta. Estas últimas dos figuras responden política al exvicegobernador Carlos Ciurca, quien ha asumido la tarea de armador de este flamante espacio peronista.

Dirigentes peronistas se reúnen esta tarde.

Este grupo de dirigentes ponderan que son quienes gobiernan y hacen frente a una gestión municipal y pretenden desmarcarse de las pujas políticas a nivel nacional, fundamentalmente de la experiencia kirchnerista. A su vez, quieren hacer valer el peso de las bancas que tienen en la Legislatura provincial, que si bien no son muchas, sí son importantes para el oficialismo a la hora de conseguir los dos tercios para la aprobación de algún proyecto de ley específico.

Las tensiones con el kirchnerismo siempre existieron pero atravesó distintas etapas. Hubo momentos de mayor cercanía, pero el último año ya era abismal.

El sector provincial liderado por la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti consiguió la hegemonía del PJ local durante los últimos años a fuerza de triunfos electorales. La referente de La Cámpora se impuso sorpresivamente en las PASO del 2019, luego ratificó ese liderazgo en 2021 encabezando la lista de senadores nacionales y en el 2023 el sector volvió a triunfar en una interna a través de la fórmula Omar Parisi-Lucas Ilardo.

En ese entonces, Ciurca era un aliado de La Cámpora pero ahora el exvicegobernador se sienta en otra mesa. Sin embargo, el espacio afina la sintonía con el intendente de Malargüe, Celso Jaque, a quien señalan como el único peronista que hoy en día necesita el gobernador Alfredo Cornejo. Lo dicen en relación a que el Gobierno provincial depende de que el jefe comunal avale desde el municipio la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para el avance del ambicioso plan del Distrito Minero Malargüe Occidental.

Lejos de replegarse, el kirchnerismo mendocino pretende gravitar en el justicialismo. Sostienen que tarde o temprano la interna se va a ordenar y habrá una unidad, pero exigen que la misma sea respetuosa la identidad del espacio.

Consideran que hoy el PJ se ha convertido en un partido departamental y que los intendentes buscan cuidar el pago chico. No obstante, observan que ese esquema se enfrenta a una crisis en el mediano plazo, ya que la mayoría de los referentes del bloque de los intendentes finalizan sus mandatos en 2027 y deberán salir a jugar al plano provincial.

Por su parte, resaltan que La Cámpora se ha enfocado en la última etapa en la “formación de cuadros” y que tienen voluntad de construcción de poder, pero hacen hincapié en que ello va aparejado con la definición un “plan y una visión de la provincia” que hoy por hoy no existe o está lejos de discutirse.

A su vez, cuestionan que se esté pensando en armar un “gran frente opositor” confluyendo con un sector del Partido Verde o incluso con el demarchismo, sin antes determinar el contenido de ese armado. En este sentido, remarcan que “un peronismo que no se quiere pelear con nadie, no es peronismo” y sostienen que quienes pretenden tener liderazgo en el partido deben “poner el cuerpo”.

Orbitando entre estos dos sectores se encuentran otros dirigentes peronistas locales. El diputado nacional Martín Aveiro está enfocado en armar su propio camino con el horizonte puesto en 2027. Cuenta con la alianza de su sucesor en la intendencia de Tunuyán, Emir Andraos, quien en la misma línea se ha mostrado autónomo respecto a los dos espacios.

La misma distancia ha tomado el intendente de Lavalle, Edgardo Gónzalez, que se ha mostrado alejado de estas disputas internas y todavía no ha definido una posición en el tablero del peronismo.

En tanto, el diputado nacional Adolfo Bermejo, de importante cercanía al kirchnerismo en los últimos años, ha afianzado más su vínculo con Stevanato.

Archivado en