Novedoso convenio

Acuerdo entre Defensa y Mirgor para usar el avión Basler en la Antártida

Un acuerdo público-privado facilitará el abastecimiento aéreo a las bases antárticas desde la remozada base conjunta Petrel.              

Edgardo Aguilera
Edgardo Aguilera martes, 23 de abril de 2024 · 18:33 hs
Acuerdo entre Defensa y Mirgor para usar el avión Basler en la Antártida
Foto: SA Defensa

La empresa Mirgor, uno de los mayores productores de electrónica, compró un avión Basler BT-67 que se destinará a misiones de apoyo logístico y relevos de dotaciones del sistema de bases nacionales a través de un acuerdo con el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Fuerza Aérea Argentina. La herramienta contractual del comodato sería la forma legal que ligará las responsabilidades entre el grupo Mirgor y los usuarios militares de la aeronave.

En 2022, el Estado Mayor Conjunto (EMCO) a través del Comando Operacional y el Comando Conjunto Antártico evaluaron contar con una aeronave especialmente diseñada para ambientes de clima polar con gran capacidad de carga y costo de operación reducido.                                                                            

El modelo Basler BT-67 es una modificación a nuevo de los viejos DC-3 que realiza la compañía Basler Turbo Conversions LCC con certificación de la Federal Aviation Administration (FAA), organismo de control de la aviación de los Estados Unidos. Puede operar en temperaturas extremas de -56°C, transportar 38 pasajeros, hasta 5 toneladas de carga y un alcance de 3.700 kilómetros. Cuenta con esquíes y tren de aterrizaje adaptado para pistas no preparadas. Fue probado por numerosos países tanto en el Ártico como en el continente antártico.

Las bondades del Basler BT-67 eran conocidas en Defensa. El ministerio contrató los servicios de un avión para relevo de dotaciones, abastecimiento y retiro de residuos de la base Belgrano II en tres campañas antárticas consecutivas (2012/13, 2014/15 y 2016/17). Se alquiló la aeronave a la empresa Antarctic Logistics Expeditions (ALE) porque el rompehielos Almirante Irizar, el único medio que llega a esa latitud polar, estaba en reparaciones tras el incendio que sufrió en 2007.

El nodo de despliegue de Basler

El teniente general Juan Martín Paleo, jefe del EMCO había convencido al exministro Jorge Taiana del beneficio operativo que significaba contar con esa aeronave basada en Petrel, nodo logístico, y desde allí distribuir personal, cargas y en caso de emergencia brindar evacuaciones médicas todo el tiempo. En la ubicación geográfica de Petrel, norte de la isla Dundee, las condiciones meteorológicas, aunque de clima antártico, son más favorables para las operaciones aéreas que en Marambio. Esa característica torna a Petrel operable casi todo el año.

En febrero de 2023 durante una conferencia de prensa celebrada en El Palomar a propósito de la recepción del quinto avión Saab 340 y el cuarto Beechcraft TC-12 Huron para la Fuerza Aérea Argentina, el entonces jefe del EMCO, teniente general Paleo, y el ex jefe de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier general Xavier Isaac (ahora titular del EMCO), confirmaron que se había solicitado al Gobierno de los Estados Unidos, cotización y disponibilidad para la adquisición de entre 2 y 5 aviones Basler BT-67.

El trámite burocrático progresó y el 18 de abril pasado en medio del fragor por la adquisición de 24 cazas F-16, se conoció la comunicación de la Defense Security Cooperation Agency (DSCA) que habilitó la compra por parte de la Argentina de un avión Basler BT-67 y de todos los elementos relacionados a la aeronave, como el traslado, el mantenimiento y el entrenamiento de los pilotos.

La DSCA es una agencia del Pentágono que ofrece asistencia financiera y técnica, transferencia de equipos de defensa, entrenamiento y servicios a aliados. Aunque esta opción sigue abierta, las conversaciones entre las autoridades militares y el grupo Mirgor estaban más avanzadas dado que la empresa de la familia Caputo cerró la compra de un Basler BT-67 meses antes de conocerse la gacetilla de la DSCA.                                                                                             

El avance meteórico en la modernización de la base Petrel que emprendió el Comando Conjunto Antártico con las facilidades operativas de una pista extendida y reconstrucción del hangar había despertado el interés privado en ofrecer servicios a terceros desde ese punto hacia el interior del continente antártico.  Los lineamientos en borrador del comodato dicen que el avión tendría matrícula de la Fuerza Aérea, asentado en la Base Aeronaval de Río Grande, pilotos militares y que estará al servicio de la campaña antártica en la base Petrel.                                                                                                      

Se prevén unas 500/600 horas de vuelo para cumplir con la misión de abastecer y colaborar en la distribución de relevos de dotaciones de las instalaciones antárticas, el punto neurálgico del Basler es la base Belgrano II. La empresa Mirgor podrá utilizar la aeronave en el tiempo excedente para la iniciativa en marcha: ser un operador de servicios y turismo antártico.

Antes, la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la cancillería a cargo de Paola Di Chiaro tiene que evaluar y autorizar el proyecto en resguardo de las normas fijadas en el Tratado del Antártico y su complementario Protocolo de Protección del Medio Ambiente Antártico. 

Archivado en