Polémica

Exclusivo: Pablo Otero y sus argumentos detrás de la batalla del tabaco

MDZ entrevistó al titular de Sarandí S.A. El empresario, que está en el medio de la pelea con otras tabacaleras y hasta con gobernadores por el impuesto al tabaco, explica sus razones.

MDZ Política
MDZ Política viernes, 12 de abril de 2024 · 21:25 hs
Exclusivo: Pablo Otero y sus argumentos detrás de la batalla del tabaco
Guerra de tabacaleras en medio del debate de la Ley Bases Foto: Shutterstock

El debate de la Ley Bases y la Ley Fiscal incluye mucho mas que la delegación de facultades del Congreso a Javier Milei, la privatización de empresas públicas, el futuro del impuesto a las Ganancias sobre los salarios o la reforma laboral. El capítulo que incluye el tratamiento impositivo de algunos productos como el tabaco tambien quedó en el centro de las escena. 

MDZ dialogó con Pablo Otero titular de Sarandí S.A, la tabacalera que produce en el país y vende a un precio mucho más bajo que la competencia. Las razones de esa realidad volvieron a discutirse en estos días en medio de la debate de la Ley Bases que, en el último borrador, no avanza sobre cambios en la industria tabacalera.  El empresario expone aquí sus argumentos detrás de las acusaciones que recibió de algunos medios y empresarios y profundiza las razones detrás de la batalla del tabaco.

- ¿Por qué los cigarrillos Red Point, de Tabacalera Sarandí, cuestan la mitad que la marca Marlboro, de la multinacional Philip Morris (Massalin)?

- Para comenzar, se trata de una segunda marca que desde 2005 vale el 50% de las marcas internacionales. Sucede que se derrumbó el poder adquisitivo en nuestro país. Simplemente la gente no puede pagar precios altos, y básicamente por precio y porque el producto es similar a las marcas de las multinacionales, fuimos creciendo hasta lograr un 30% de mercado. Lo mismo sucede en todo el consumo masivo, existe un auge de marcas económicas. Massalin, líder mundial y acá en Argentina, así como sus aliados,niegan esto porque viven en una burbuja, o porque no les conviene.

La segunda razón por la que podemos vender más barato es porque Massalin intentó cerrar Tabacalera Sarandí (lo intentó muchísimas veces y de innumerables formas) a través de la Ley Massalin en 2017, donde se obligaba a todas las manufacturas a vender a los precios de Marlboro, O sea nadie iría a comprar una segunda marca a precio Premium y por ende sucedería la quiebra de Sarandí tan deseada por las multinacionales. En ese entonces la prensa no escribió ni una sola línea en los diarios al respecto, lo que comprueba que este tema no le interesa a nadie más que a Massalin y los medios de comunicación y periodistas ensobrados.

Nosotros tuvimos que decidir entre cerrar la empresa, y discutir por segunda vez en la justicia la validez de esta ridícula ley (ya hubo una ley similar en 2009 llamada Ley Massalin), cosa que hicimos y ganamos ambos juicios.

Ahora Massalin va por la tercera Ley Massalin para quedarse con todo el mercado, mintiendo descaradamente, haciendo denuncias anónimas y todo el repertorio de manipulaciones que están acostumbrados hacer en todo el mundo. Todos en la industria tabacalera saben que se trata de una “mafia” corporativa. Sobre todo, sus empleados lo saben, y lógicamente optan por el silencio, ante el temor a represalias por una corporación tan poderosa.

- Qué opinión tiene de lo divulgado en muchos medios de comunicación acerca suyo?

-Las notas de Clarin y La Nación se publicaron casi al mismo tiempo, y el texto es el mismo. Es evidente que son notas periodísticas expresamente direccionadas por Massalin para tratar de ensuciarme a mí y a la empresa nacional que presido.

Esta corporación multinacional, Philip Morris (Massalin) quiere por todos los medios una Ley a su medida, para que el Estado subvencione un ejército de personas para controlar precios en puntos de venta a elección, para generar una base imponible presunta y hacernos cerrar la empresa en pocos meses. Por suerte esa locura no procedió en el paquete tributario, por el momento. Massalin elude impuestos con contratos de publicidad en los kioscos, para que los mismos no remarquen los precios, como sí sucede en cientos de miles de puntos de venta en todo el país. Les aportan elevadas sumas de dinero, en paralelo, a los kioscos formadores de opinión. Por ejemplo, cualquiera que fuma sabe que el precio de las marcas de Massalin son muy inferiores en las estaciones de servicio, o en los Open25. Esos puntos de venta no remarcan porque cobran millones por publicidad, que no tributan como cigarrillos.  Además, creo que es una ley imposible en una administración que quiere achicar el Estado. Al final Massalin se victimiza porque se actúa desde la lógica y se decidió sacar ese artículo.

- ¿Favorece a Tabacalera Sarandí el no tratamiento de impuestos al tabaco?

- Tabacalera Sarandí, declaró reiteradas veces, en los medios que sí nos consultaron, que está en contra del impuesto mínimo (Ley Massalin 27430). No es cierto que nos beneficia si es que no se deroga, porque el problema continúa indefinidamente.

-Su firma adeuda millones al fisco ¿puede aclarar esto?

-Tabacalera Sarandí no debe un peso a nadie, menos al fisco, Hemos tributado ad valorem, o sea en porcentaje al valor declarado religiosamente. Si fuera de otra manera estaríamos clausurados hace tiempo. Massalin siempre ejerció enorme presión en AFIP para tratar de aplastarnos con la burocracia. Y lo sigue haciendo ahora más que nunca.

-Las provincias tabacaleras reclaman porque reciben menos dinero vía Fondo Especial del Tabaco. ¿ustedes no contribuyen a ese fondo?

-Nosotros pagamos antes que nadie ese tributo, pero lógicamente es menor en proporción a las multinacionales. El gobernador de Salta también salió a decir falsedades al respecto. Veremos cómo explica qué hizo con el dinero del FET que debería ir a los productores, sin embargo, la disposición es absolutamente discrecional.

-Se lo acusa de lobista ¿qué dice sobre eso?

-Por supuesto estuvimos trabajando para que los legisladores interesados en la temática, y de buena fe, entiendan porque no se podía votar una nueva Ley Massalin para concentrar el mercado. Por suerte hay muchos que creen en un consenso en la industria, antes de promulgar otra ley inútil que termine nuevamente en la justicia.

Pero Massalin en su campaña del miedo, nos relacionan con el diputado, Carlos Castagneto, y el diputado salteño, Carlos Zapata. Un completo delirio. Yo no los conozco ni siquiera por foto. Me da mucha pena por estas personas ensuciadas por una disputa comercial, pero nada puedo hacer al respecto. Dicen que Castagneto nos ha favorecido siendo titular de AFIP. Es desinformación total. En 2021, Castagneto paralizó Tabacalera Sarandí por seis meses hasta que obtuvimos sanción favorable en primera instancia.

Denuncian que pagamos millones a su bloque para votar contra la Ley Massalin. Me pregunto para qué le pagaría al peronismo si todo lo que llegue del oficialismo será votado en contra. Sólo armaron esta opereta para que los medios puedan injuriar, desprestigiar y así presionar a funcionarios y lograr la tercera Ley Massalin, como un “nuevo traje a medida”.

-¿Que supone motivaron las notas de los medios hegemónicos argentinos en su contra ?

-Un grupo de periodistas y medios de comunicación cómplices generando toda una campaña de desprestigio: una combinación de manipulaciones, mentiras y profundo desconocimiento del tema. El propósito es simplemente desprestigiarme como persona y empresario, como método de presión a los tomadores de decisiones. La mayoría de los periodistas y medios que hablan contra mi persona y mi profesionalidad como empresario, son personajes que se autodefinen “periodistas” que siempre han vivido de extorsionar y difamar a empresarios. Tristemente es una realidad cada vez más frecuente en nuestro país y que ya a nadie sorprende.

Archivado en