Previo al debate

Los puntos abiertos de la Ley Bases y las concesiones del Ejecutivo

El Gobierno entregó el borrador final de la Ley Bases a gobernadores y jefes de bloque. Los puntos que generan dudas y los asuntos en donde el Gobierno cedió.

Josefina Godoy Martínez
Josefina Godoy Martínez miércoles, 10 de abril de 2024 · 10:20 hs
Los puntos abiertos de la Ley Bases y las concesiones del Ejecutivo
Ley Bases. Los puntos abiertos y las concesiones del Gobierno. Foto: Juan Mateo Aberastain / MDZ

El Gobierno de Javier Milei envió anoche, durante las últimas horas, el nuevo proyecto de Ley Bases, con sugerencias y cambios que se realizaron tras meses de negociación y diálogo con los gobernadores y los diputados. El borrador, que ahora cuenta con solo 279 artículos, quitó medidas que generaban tensión, agregó o modificó aquellos que la oposición exigía y dejó algunos puntos abiertos. Entre ellos se encuentran la ausencia de reforma laboral, la derogación de la ley de plan de pago de deuda previsional, dudas sobre los fondos fiduciarios y el RIGI.

Uno de los puntos que se espera que "se incluyan" durante el debate en comisiones es la reforma laboral, que no aparece en el nuevo borrador de la Ley Bases. A pesar de que ahí se específica sobre las multas por empleo no registrado, este miércoles se espera que la UCR presente un proyecto que tenga que ver con las extinciones de acciones penales, la baja del Registro de Empleadores con Sanciones Laborales y la condonación de deudas.

La UCR, durante sus negociaciones con la administración libertaria, insistió con la necesidad de que la reforma laboral -frenada en el capítulo cuatro del DNU 70/2023- logre su cometido a través de otros medios. Es por ello que durante el debate en comisión aparecerá, aunque aún es un punto que la ley dejará abierto para los días venideros.

Otro asunto que deja dudas tiene que ver con la derogación de la Ley 27.705, que es derogada por el artículo 274, el único dentro del Capítulo Previsional. El Plan de Pago de Deuda Previsional fue creado durante el Gobierno de Alberto Fernández, que permite la moratoria para que la gente pueda acceder a la jubilación. 

En cuanto al Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI), el borrador determinó que serán consideradas "grandes inversiones" los proyectos que incluyan la adquisición, la producción, construcción y/o desarrollo de activos que cumplen los requisitos necesarios, como "prever para el primer y segundo año, contado desde la fecha de aprobación del plan de inversión y de la solicitud de adhesión, el cumplimiento de una inversión mínima en activos" definida. A pesar de ello, la idea de Milei para promover grandes inversiones genera aún ciertos planteos. 

Por último, los fondos fiduciarios o fideicomisos -que son un tipo de administración de recursos a través de la cual una persona u organización le otorga a otra persona o entidad la administración de ciertos bienes, con el objeto de que los administre a favor de él o un tercero- es otro de los temas importantes dentro de la Ley. Algunos diputados enfatizaban durante las negociaciones que había que mejorar la redacción de los artículos porque, a pesar de estar a favor, necesitaban que se explique tal como era en el borrador. 

Francos, el ministro del Interior y uno de los responsables de las negociaciones con diputados y gobernadores. 

Concesiones del Gobierno 

Luego de las negociaciones y de las idas y vueltas con gobernadores y legisladores, el Ejecutivo entregó un nuevo borrador de la Ley Bases y el Paquete fiscal con algunos puntos modificados, consecuencia de las presiones que la oposición mantuvo para apoyar el proyecto. 

Por ejemplo, en el artículo 1° del borrador, se mantiene la delegación de facultades especiales para el Gobierno pero solo  "en materia administrativa, económica, financiera y energética por el plazo de un año” y sin posibilidad de prorrogarla.  Además, se detalla que el Gobierno deberá informar "mensualmente y en forma detallada al Honorable Congreso de la Nación acerca del ejercicio de las facultades delegadas y los resultados obtenidos". 

Otro artículo clave en donde la administración libertaria "aflojó" es el que trata las privatizaciones de empresas públicas, y achica su número. En el anexo 1 del proyecto aparecen las empresas puestas a privatización total, como Aerolíneas Argentinas S.A, Energía Argentina S.A, Radio y Televisión Argentina S.E e Intercalo SAU. Allí también aparecen las que están para privatizar o concesionar, como AySA, Corro Argentino, Belgrano Cargas y Logística S.A, Sociedad Operadora Ferroviaria S.E y Corredores Viales S.A.

En el anexo 2, por su parte, aparecen las que están para convertirlas a sociedad mixtas, como la Nucleoeléctrica Argentina S.A, Banco de la Nación Argentina, Nación Seguros S.A, Nación Reaseguros S.A, Nación Seguros de Retiro S.A, Nación Servicios S.A, Nación Bursátil S.A, Pellegrini S.A y YCRT. 

Los gobernadores lograron que se eleve el piso para la vuelta de Ganancias. Es el tributo que el Gobierno les ofrece para coparticipar. 

El Gobierno ya no quiso privatizar 40 empresas como antes, sino muchísimas menos, otorgándole a la oposición algunos pedidos. A pesar de ello, tendrá que ver que en Diputados cómo actúan algunos bloques -como el de la UCR- que dijo que no iba a avalar, si va en paquete, ls privatización de algunas empresas, como Banco Nación. 

El Gobierno libertario también hizo modificaciones en el paquete de medidas fiscales, en el artículo del Impuesto a las Ganancias (ahora renombrado como "Impuesto a los Ingresos Personales") y, tal como pidieron los gobernadores, elevó su piso. El mínimo no imponible quedará en $1.800.000 para los solteros y en $2.300.000 millones para los casados con dos hijos. La actualización será por IPC y anual. Es importante destacar la escala progresiva que va del 5% al 35% según los ingresos. 

A pesar de que puede haber puntos que no sean del todo aceptados por los diputados, es un hecho que casi todos los gobernadores y los legisladores, que no responden al kirchnerismo, tienen la intención de darle la Ley Bases al Gobierno para que avance con la gestión y el tratamiento de otros asuntos. Es por ello que, a pesar de no tener un poroteo claro o público, desde el Ejecutivo siguen confesando que están seguros de que la ley tendrá, finalmente, un buen puerto. 

Archivado en