Organizaciones sociales

Comedores de Mendoza no reciben ayuda nacional y se profundiza la crisis

El Gobierno provincial confirmó que la Nación ya no asiste a las organizaciones sociales locales. Cuántos comedores hay en Mendoza y por qué cada día la situación es peor.

Laura Fiochetta
Laura Fiochetta viernes, 9 de febrero de 2024 · 09:00 hs
Comedores de Mendoza no reciben ayuda nacional y se profundiza la crisis
El reclamo a la ministra de Desarrollo Humano. Foto: Analía Melnik/MDZ

El hambre es urgente, es hoy, no aguarda y quienes asisten a los comedores son personas que de otra manera, no tienen un plato de comida. En su mayoría son menores de 18 años o personas adultas mayores. Como le ocurre al resto de las provincias argentinas, la decisión del Gobierno de Javier Milei de aplicar la motosierra sobre la asistencia a las organizaciones que dan de comer a miles de personas afecta de una manera drástica con una inflación que crece y una crisis social que se agudiza. En Mendoza se calcula que hay alrededor de 4.000 comedores. Cada día, hay más personas que van a estos centros de asistencia comunitaria y sólo reciben ayuda social de la provincia pero no llega a todos ya que la Nación retiró la asistencia hasta tanto termine de realizar una auditoría sobre los intermediarios. 

Desde el Gobierno de la provincia, confirmaron que el Gobierno nacional ya no envía asistencia a los comedores como ocurre en el resto del país. En diálogo con MDZ, el director de Desarrollo Comunitario del Gobierno de Mendoza, Ernesto Mancinelli, aseguró que: “Nación ha dejado de asistir a todas las organizaciones sociales y ya no envía camiones de mercadería. Desde que asumió el gobierno Javier Milei (La Libertad Avanza) no mandaron más. El expresidente Alberto Fernández (Unión por la Patria) envió en su última etapa pocos productos, no menos cantidad pero sí menos variedad, pero Milei no ha mandado nada”, subrayó.

Ante este panorama, Mancinelli agregó que: “Por parte de la provincia de Mendoza estamos asistiendo normalmente, hemos incrementado incluso la asistencia”. El Estado provincial históricamente ha tenido un sistema de asistencia en paralelo al nacional, que ha debido que expandir por la ausencia de los envíos de alimentos desde Buenos Aires.  Sin embargo, el faltante de Nación se siente en todos los comedores.

Durante las últimas décadas, todos los gobiernos nacionales, sin importar el color político, han tenido un convenio con las organizaciones sociales de distinto tipo -el movimiento Evita, la CCC, Barrios de Pie, el Polo Obrero- y les han hecho llegar camiones de alimentos. En algunos momentos han sido más regulares que en otro pero nunca ha ocurrido lo que sucede hoy: que lo que se envía es nada.

Uno de los comedores de Nuestraamérica.

El único concejal que Juan Grabois tienen en Mendoza, Alejandro Ravazzani, (San Martín)y referente de la agrupación Nuestraamérica, describió ante este diario una situación desesperante que viven en los comedores y merenderos que tiene la organización a disposición de la gente de la zona Este. “Nosotros recibimos a fines de noviembre la última mercadería del Gobierno Nacional. La información que trasciende es que no hay más entregas. Hay un problema más que serio. Nosotros tenemos en la zona Este, especialmente en San Martín, 24 merenderos, de los cuales dos funcionan también como comedores. Luego de la devaluación, y el aumento consecuente de la inflación, servicios, etc, se incrementó la gente ( mayoría de niños, pero también adultos y sobre todo adultos mayores) que asisten. Al día de hoy creo que vamos a llegar con mercadería al 20 de febrero, no mucho más. Hemos recibido algunas donaciones, pero son complementarias, de ninguna manera podríamos sostenerlos sólo con donaciones. Del gobierno provincial y municipal no recibimos, nunca hemos recibido, absolutamente nada, a pesar de notas y movilizaciones. La situación es crítica. Por ejemplo, en algunos merenderos y comedores hemos vuelto a cocinar con leña, es decir en los que están más en la zona rural, porque la garrafa aumento de 3 mil y pico a 11 mil en el término de dos semanas. El problema es que en unos días no hay más nada para poner en la olla”, aseguró el dirigente.

La responsable de Barrios de Pie a nivel provincial, Ana Herensperger, analizó que: “La situación es muy preocupante y nos encontramos en el inicio de una crisis muy profunda por la posición que ha adoptado el Gobierno nacional y las medidas de desregulación económica y creemos que el deterioro social será muy grande. Nosotros desde Barrio de Pie tenemos más de 600 centros de asistencia alimentaria, a los que acuden más de 26 mil personas. Este número se ha incrementado durante diciembre y en enero. En Mendoza estimamos que las organizaciones sociales tienen a su cargo más de 4.000 lugares donde se presta la asistencia porque hay gente con carencia alimentaria. La suspensión de la asistencia ha afectado también a las distintas iglesias y a otras organizaciones que desarrollan esta labor”.

En ese sentido, el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo, como vicepresidente primero de la Conferencia Episcopal Argentina reclamó a la Nación, junto al resto de los arzobispos, para que entregue alimentos en los comedores y no corte el envío de mercaderías a las organizaciones, independientemente de quiénes sean, pero se trata de grupos que están en los barrios hace décadas para paliar el hambre. La Iglesia Católica pidió que todos los comedores comunitarios, de parroquias, Iglesias evangélicas, y de movimientos populares deben recibir ayuda “sin dilación”.

 

 

 

Archivado en