Entrevista MDZ Radio

Críticas a la consulta popular que plantea Javier Milei: "No es una reunión de consorcio"

El abogado constitucionalista Diego Armesto explicó que, a pesar de esta medida, el proyecto "siempre pasa por el Congreso". Además, señaló: "Si no hay plata, se complica".

Redacción MDZ
Redacción MDZ jueves, 8 de febrero de 2024 · 23:15 hs
Críticas a la consulta popular que plantea Javier Milei: "No es una reunión de consorcio"
Javier Milei podría convocar a un plebiscito Foto: EFE

Luego de que la denominada ley ómnibus volviese a comisión en la Cámara de Diputados, tras no conseguir el apoyo necesario, comenzó a surgir la posibilidad de que Javier Milei convoque a un plebiscito.

Para entender un poco más acerca de la utilización de una consulta popular por parte del Gobierno, el abogado constitucionalista Diego Armesto habló en MDZ Radio 105.5 FM.

Ante todo, aclaró que “el proyecto todavía no lo sacaron del Congreso, por ende tiene estado parlamentario”.

Y opinó: “Va a tener que resolver el Ejecutivo qué hacer o el mismo Congreso. Nada quita que los diputados presenten proyectos parecidos y se trate cada uno por las distintas partes que quieran plantear”.

Respecto de la consulta popular, explicó que “está regulado desde el ’94 en la Constitución Nacional, artículo 40; es un proceso de democracia semi directa donde el pueblo participa por sí o por no en la pregunta que le hacen sobre la discusión de un proyecto de ley o de alguna cuestión a debate”.

“En Argentina el único antecedente es en el ’84, en el gobierno de Alfonsín. Tiene un proceso establecido por ley, vinculante o no vinculante. El Ejecutivo puede convocar a una consulta popular no vinculante, que el voto es no obligatorio; tiene la obligación que vote el 35% del padrón electoral”, indicó Armesto.

Y agregó que “una vez que se obtiene ese 35% que voy y en caso que se obtenga un ‘sí’, ese proyecto pasa a ser tratado en la Cámara de Diputados de la Nación y por el Senado. Siempre pasa por el Congreso”.

De otro modo, “si es vinculante, es una ley del Congreso que no puede ser vetada; esa ley también es por sí o por no. Se tiene que publicar el proyecto de ley, el voto es obligatorio. Lo que pasa si el pueblo se decide por lo que el Congreso planteó, automáticamente queda transformado en ley. Y tiene que pasar por el Congreso también”.

Armesto señaló que “una vez convocada la consulta tenés entre 60 y 120 días para llevar adelante el proceso electoral. Imprimir padrones, poner los presidentes de mesa, pedir las escuelas, mover la Gendarmería y el Correo, todo tiene un costo. Y si no hay plata, se complica”.

“Las herramientas constitucionales también implican un costo, y en este caso es bastante alto”, insistió.

Finalmente, opinó: “Vivimos en una democracia republicana; la única forma del pueblo de participar es por medio del voto, no levantando la mano, no es una reunión de consorcio”.

Escuchá la entrevista completa

Archivado en