Reorganización

El superministerio de Educación pone la lupa en el personal y revisa las funciones

A través de dos resoluciones, el ministro Tadeo García Zalazar dispuso el fin para las adscripciones y la reorganización de los celadores suplentes.

Gianni Pierobon
Gianni Pierobon lunes, 5 de febrero de 2024 · 11:23 hs
El superministerio de Educación pone la lupa en el personal y revisa las funciones
Foto: Alf Ponce Mercado/MDZ

La creación del “superministerio” de Educación, Cultura, Infancias y Dirección General de Escuelas (DGE) ha sido una de las apuestas más ambiciosas de Alfredo Cornejo para su segunda etapa como gobernador de Mendoza. El titular de esta nueva dependencia, Tadeo García Zalazar, ha puesto en marcha una revisión de todo el personal con el objetivo de realizar una reestructuración de cara a la nueva gestión.

Este lunes se publicaron en el Boletín Oficial dos resoluciones que apuntan a ordenar el recurso humano en la nueva cartera educativa. Por un lado se dispuso la revisión de las adscripciones de personal y se fijó un nuevo reglamento para tramitarlas, mientras que otra de las medidas fue dirigida a la reorganización de los celadores suplentes.

Desde el “superministerio” provincial explicaron que ambas normativas están en sintonía con la resolución firmada en diciembre por García Zalazar que determinó la finalización de todas las “misiones especiales” vigentes hasta la fecha que tenían particularmente docentes, disponiendo el retorno a sus lugares de trabajo original para el inicio del ciclo lectivo 2024.

“La función es ordenar. El objetivo es ver qué recurso humano tenemos, dónde y qué está haciendo y reasignamos en función de la necesidad. Y que los requerimientos que hubieran se justifiquen en tanto y en cuanto la necesidad. O si no, que cada uno vuelva a su lugar de origen para cumplir funciones”, indicaron desde el equipo del ministro.

Adscripciones a revisión

A través de la resolución Nº 38, el Ministerio de Educación aprobó un reglamento de “Normas para el Trámite de Adscripciones de Personal” que regirá a todos los agentes que presten servicios dentro de la cartera.

Además se creó un Registro de Adscripciones (Re. ADS.) en el ámbito del ministerio con la finalidad de consolidar y sistematizar la información vinculada a las adscripciones concedidas. Este registro contendrá información detallada, entre ellos, la identificación de los agentes involucrados, las áreas específicas a las que han sido asignados los agentes adscriptos, la duración y las funciones específicas correspondientes a cada adscripción otorgada.

La norma también estableció que los agentes adscriptos no podrán percibir adicionales o suplementos de la función que desempeñaban en el ministerio o la DGE y que deberán finalizar su adscripción al 15 de marzo de 2024, regresando así a su situación de revista.

La lupa en los celadores suplentes

Por otra parte, la Resolución Nº 784 de la DGE dispuso a partir del 29 de febrero de 2024 la finalización de todas las asignaciones de celadores suplentes que fueron otorgadas con anterioridad al 15 de diciembre de 2023.

En el mismo sentido, determinó que las autoridades a cargo, es decir los directores y directoras de escuelas, tendrán la posibilidad de solicitar la continuidad de los celadores refuerzo afectados a su establecimiento. Pero establecieron que deberán presentar una solicitud de continuidad, llenado un formulario en el que se incluya una justificación detallada y fundada sobre la necesidad de mantener la asignación del celador refuerzo, así como un desglose de las tareas desarrolladas en el ejercicio de la misma.

La recepción de estos formularios se realizará hasta el 16 de febrero del 2024 en el correo de Jefatura de Gabinete.

Entre los fundamentos de la medida, García Zalazar aclara que “resulta necesario ordenar y optimizar los valiosos recursos docentes y no docentes con que cuenta la Dirección General de Escuelas” con el objetivo de “garantizar la expansión del sistema educativo”.

Archivado en