¿Nepotismo?

La Oficina de Ética Pública apuntó contra un intendente mendocino que le dio un cargo en el municipio a su hijo

Se trata de una presentación del organismo dirigido por Gabriel Balsells Miró y que tiene como protagonista a Ricardo Mansur, jefe comunal de Rivadavia.

MDZ Política
MDZ Política martes, 20 de febrero de 2024 · 17:52 hs
La Oficina de Ética Pública apuntó contra un intendente mendocino que le dio un cargo en el municipio a su hijo
El intendente de Rivadavia, Ricardo Mansur

La Oficina de Ética Pública emitió un despacho en contra del intendente de Rivadavia, Ricardo Mansur, luego de que nombrara a su hijo, Andrés Mansur, como secretario de Desarrollo Humano del municipio. El documento presentado por Gabriel Balsells Miró pone énfasis en "la prohibición absoluta por el parentesco" y "en relación al primer grado de consanguinidad". El jefe comunal del Este se defendió ante las acusaciones y se escudó en la "idoneidad académica" de su hijo.

La nota de la Oficina de Ética Pública -que data del 9 de enero- indica que "evidenciando que esta Oficina de Ética Pública entiende que la Resolución del Sr. intendente de la Municipalidad de Rivadavia Nº 4215/2023 (Rivadavia, 11/12/2023) resulta contraria a las previsiones del Art. 7 inc. 7 de la Ley N° 8.993, toda vez que el parentesco de padre e hijo encuadra dentro de la prohibición absoluta que el mismo dispositivo establece en relación al primer grado de consanguinidad".

Agrega que "a tenor de lo expuesto, se ha de promover la restauración del imperio de la legalidad vulnerado, debiéndose incoar por la Autoridad comunal competente la revocación y/o nulificación del acto administrativo –y aún de sus derivados- dictado en contra de la inhabilidad absoluta que por ley pesa sobre el Sr. Intendente, por alterar la integridad del bloque de juridicidad público, resultando por tanto ilegal, nulo e inconstitucional, a la luz de los principios inmanentes consagrados en la Constitución Provincial, la Ley de Responsabilidad en el ejercicio de la función pública N° 8993 y sus normas concordantes.

"En suma, de compartir el presente el Sr. Auditor General, se aconseja poner en conocimiento del Sr. Ricardo Mansur, Intendente de la Municipalidad de Rivadavia, el reproche ético emitido por esta Oficina y requerir en consecuencia que, en ejercicio de su autonomía y competencia indelegable disponga la inmediata formación de expediente administrativo en sede del ayuntamiento a fin de restaurar la legitimidad del Ordenamiento jurídico quebrantado por el acto ilegítimo y lesivo, orientado a revocar por contrario imperio y por ilegítima la Resolución N° 4215 por la que se designa al Sr. Ricardo Andrés Mansur a cargo de la Secretaría de Desarrollo Humano del Municipio de Rivadavia", suma el escrito.

Andrés Mansur y Ricardo Mansur.

La respuesta del intendente

Consultado por MDZ, Ricardo Mansur contestó tras lo ocurrido: "En primer lugar, la notificación a la Oficina de Ética Pública fue enviada por mi parte el 14 de diciembre, inmediatamente fue designado Andres Mansur, mi hijo, como secretario de Desarrollo Humano. Notifiqué al  área justamente para dar cumplimiento a la Ley 8993 en su artículo 7 que dispone que “no se puede designar parientes salvo que cumplan con el requisito de idoneidad debidamente acreditado”, por lo que envié su título universitario de Licenciado en Ciencia Politica y Administracion Publica homologado por la Universidad Nacional de Cuyo y su historia académica correspondiente".

"Si yo mismo acredito su idoneidad académica es porque no tengo nada que ocultar, él se desenvuelve hace más de 10 años como militante social en el Partido Libres del Sur, confluimos en este proyecto político hace más 3 de años y los vecinos de Rivadavia conocen su participación y capacidad en todo este proceso", argumentó.

Lo que respecta al reproche ético que responde el auditor general responderemos lo que corresponda. La ley dice exactamente lo que hemos acreditado, su idoneidad académica para el cargo que ocupa. Fue fundador de este partido local y parte de todos los vecinos que hicimos historia el pasado 24 de septiembre con una militancia puerta a puerta que permitió que los vecinos nos eligieran. 

"La gente conoce mi integridad moral en el ejercicio de la función pública, por algo he sido elegido por cuarta vez como intendente. No voy a hacer algo que perjudique a Rivadavia o que no corresponda. Para esta etapa de conflicto social debo contar con gente capacitada y de confianza para llevar adelante las mejoras que Rivadavia necesita. Mis decisiones son en función de cumplir con los objetivos propuestos a los rivadavienses", cerró.

El documento de la Oficina de Ética Pública

Archivado en