Intento de magnicidio

Le denegaron la prisión domiciliaria a uno de los imputados por el atentado a Cristina Fernández de Kirchner

Se trata de Nicolás Carrizo, el jefe de la Banda de los Copitos. Su defensa ya había presentado el pedido de prisión domiciliaria en varias ocasiones.

MDZ Política
MDZ Política jueves, 7 de septiembre de 2023 · 21:00 hs
Le denegaron la prisión domiciliaria a uno de los imputados por el atentado a Cristina Fernández de Kirchner
Nicolás Carrizo y defensa vuelven a buscar la prisión domiciliaria

El Tribunal Oral Federal número 6 volvió a rechazar el pedido de la defensa de Nicolás Carrizo de obtener prisión domiciliaria. Los jueces argumentan "que existe riesgo de fuga y posibilidades de entorpecer la investigación" por parte del imputado. Desde septiembre del 2022 que Nicolás Carrizo está alojado en el penal de Marcos Paz, luego de haber sido imputado como partícipe secundario en el intento de magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

Los jueces del TOF6 comprenden que "la única medida de coerción suficiente para garantizar el avance de la investigación, el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley sustantiva es la prisión preventiva de Gabriel Nicolás Carrizo en una unidad de detención".

El tribunal explica que algunas de las razones que existen respecto de Carrizo son "peligros concretos de fuga y entorpecimiento de la investigación", se encuentran "la naturaleza violenta, la magnitud y la gravedad institucional que representa el hecho" y "el pronóstico de una pena grave y de efectivo cumplimiento en caso de recaer condena".

En ese sentido, la defensa de Carrizo contraargumentó: "Es una frase infundada. No tiene medios para fugarse Carrizo, que apenas sobrevivía vendiendo copos de azúcar". Además, agrega que el imputado tampoco puede entorpecer una investigación que está terminada (por eso se elevó a juicio). "En la resolución los jueces no explican por qué dicen eso. La razón es que no hay motivo para decir eso" sentenció.

Sumado a las razones por las cuales mantienen al imputado en el penal de Marcos Paz y no en su domicilio, el Tribunal entiende que el tiempo que Carrizo lleva detenido con prisión preventiva (hace casi un año) no resultan "excesivas, irrazonables o desproporcionadas" teniendo en cuenta la gravedad del hecho imputado y el volumen y complejidad de la causa.

Nicolás Carrizo era el jefe de Fernando Sabag Montiel (quien apuntó el arma) y de Brenda Uliarte en un negocio que se dedicaba a la venta de copos de azúcar. Quedó detenido 12 días después del acto luego de que entregara su celular a la Justicia ya que declaró como testigo de sus empleados.

En el teléfono se encontraron mensajes que lo comprometieron: "Recién intentamos matar a Cristina"; "el arma es mía" y "mi empleado le quiso disparar", son algunos de los mensajes encontrados, correspondientes a la noche del atentado.

Su abogado defensor, Gastón Marano, desde un principio adujo que eran comentarios hechos en tono de broma y le intentaba dar mayor grado de certeza al decir que fue el propio Carrizo el que entregó el celular sin ofrecer ningún tipo de resistencia.

Desde el 14 de septiembre cumple condena preventiva en el penal de Marcos Paz, luego de varios pedidos de su defensa para que la condena continúe en su domicilio.

Archivado en