Tribunales Federales

Los vínculos políticos de Walter Bento que sugirió uno de los testigos

El día miércoles, el abogado Carlos Varela Álvarez dio a conocer dos casos en los que causas vinculadas a dirigentes del peronismo se frenaron en el juzgado de Walter Bento. Los detalles.

Mariano Bustos
Mariano Bustos viernes, 22 de septiembre de 2023 · 07:01 hs
Los vínculos políticos de Walter Bento que sugirió uno de los testigos
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Esta semana desfilaron distintos testigos en la causa que tiene como principal imputado al juez federal Walter Bento. El miércoles uno de los que se sentó en el banquillo para responder preguntas de la fiscalía fue el abogado Carlos Varela Álvarez y dio detalles sobre decisiones procesales del juzgado de Bento que a él le hicieron encender las alarmas. "Hace años Omar Venier me dijo que tenga cuidado cuando las causas se duermen o cuando cambien de calificación. Su mensaje me quedó grabado", manifestó Varela Álvarez ante el tribunal oral y dio varios ejemplos que involucran al magistrado. Uno involucra a un protegido del "Chueco" Juan Carlos Mazzón y otro al exintendente de Guaymallén, Luis Lobos.

En el caso de Lobos las sospechas son contundentes y Varela Álvarez fue protagonista de la historia. Él fue quien investigó el crecimiento patrimonial de Lobos y junto a un grupo de abogados acompañó la denuncia que presentaron concejales del Frente de Izquierda contra el jefe comunal. Pero las vueltas de la vida quisieron que su amigo personal, el abogado Omar Venier, asumiera la defensa de Lobos.

A Lobos lo denunciaron enriquecimiento ilícito ante la justicia provincial  pero también se le inició una causa por lavado de activos en Tribunales Federales. "Una noche me llama (Omar Venier) al teléfono fijo de mi casa y me dijo: 'la causa de lavado de activos, no va a andar. Te quiero avisar, porque yo no juego así. Esa causa va a quedar quieta. No me eches la culpa a mi. Después te cuento'. Y así fue porque la causa nunca se movió", destacó Varela Álvarez dando a entender que se pisó el expediente en el juzgado de Walter Bento. Incluso, remarcó que cuando desde la causa provincial solicitaron lo actuado por la Justicia Federal constataron que había muchos oficios pero ningún resultado concreto.

Según Carlos Varela Álvarez, esa fue la segunda luz de alarma respecto a la transparencia de ese juzgado. En ese sentido, remarcó que la primera alarma se había encendido años antes con un caso que llegó a oídos suyos por parte de terceros. Específicamente, involucraba a un funcionario de Irrigación vinculado a Juan Carlos Mazzón y una causa de drogas que nunca avanzó. El caso involucraba a Jorge "Caballo" Villalón que enfrentaba acusaciones por la concesión irregular de pozos de agua de Irrigación. "Lo que se comentaba era que además había tenido un tema de drogas en la justicia federal pero que era un hombre de Massón y que en el juzgado -o secretaría, no recuerdo- de Bento se lo había sobreseído a pesar de que habían pruebas. Esa fue la primera alarma respecto a Bento.

"Después me junté con Venier pero no quiso decirme más. Yo le dije que lo que me comentó me  llamaba la atención y que iba a estar atento porque no me parecía bien. Le pedí que si algo mas le llamaba la atención me avisara", manifestó el abogado ante el tribunal. Desde entonces, Varela Álvarez empezó a anotar cada dato que le resultaba extraño en el juzgado de Bento. Cosas que se enteraba hablando con colegas y que encuadraban en lo que el propio Venier le dijo que debía observar: cambios de calificación y causas que no avanzan. 

El abogado Carlos Varela Álvarez.

"Fui anotando todo lo que me enteraba. Cambios de calificación, datos que me llamaban la atención", remarcó Varela Álvarez y mencionó hechos que no forman parte del requerimiento de elevación a juicio como conflictos con un hipermercado o el caso del prostíbulo VIP que funcionaba en la calle 25 de mayo. "La situación escala cuando aparece la información respecto a Diego Aliaga. Los medios hablaban de una persona ajena a la justicia que tenía una relación con el juez y abogados. Decidí poner en conocimiento de la fiscalía la información que tenía", narró.

En sus apuntes, el propio Varela Álvarez había notado que había abogados que conseguían cosas que a otros les rechazaban. "El doctor Luciano Ortego, Javier Angeletti, Jaime Alba. En los casos que se iban mencionando aparecían estas personas con más frecuencia. Eso lo note antes de que apareciera lo de Aliaga", aseguró y mencionó como un caso testigo el de la excarcelación de Eugenio Nasi por un problema de hemorroides.

"El caso del chino -Cheng Zheng por contrabando- algunos colegas comentaban que llamaba la atención los motivos de la excarcelación del señor Nasi y que le habían entregado la plata de su fianza. Para los demás abogados siempre fueron difíciles las excarcelaciones y exención de prisión. Algunos abogados, como De Casas, siempre hicieron referencia de que los habían apartado de la causa. Eso es lo que me llamaba la atención y lo anoté", agregó. 

Sin embargo, Varela Álvarez aclaró que todo lo expresado lo escuchó por terceros y dijo que le corresponderá al tribunal determinar si las medidas judiciales cuestionadas estuvieron bien otorgadas. Incluso, adhirió que no puede afirmar que hayan existido pagos indebidos porque no tiene pruebas de ello.

 

Archivado en