Intento de magnicidio

Atentado a Cristina Fernández de Kirchner: la pista Casablanca, que involucra a un diputado, es la que tiene movimientos más recientes

Desde que un testigo declaró haberlo escuchado hablar del atentado antes de que ocurra, se volvió una de las principales motivaciones para Cristina Kirchner de encontrarle un nexo político al atentado en su contra. La Justicia no tiene más pruebas que ese controvertido testimonio.

MDZ Política
MDZ Política viernes, 1 de septiembre de 2023 · 07:04 hs
Atentado a Cristina Fernández de Kirchner: la pista Casablanca, que involucra a un diputado, es la que tiene movimientos más recientes
Gerardo Milman quedó en la mira de Cristina Kirchner. Ahora debió entregar su celular a la Justicia Foto: NA

Uno de los puntos sobre los que Cristina Fernández de Kirchner buscó con insistencia profundizar la investigación sobre su atentado es el del conocido como la "pista Casablanca", a través de la cual se buscaba involucrar al diputado del PRO Gerardo Milman en el caso. La semana pasada se dio la última novedad, cuando la Cámara Federal aprobó el secuestro de su teléfono y el recinto de Diputados le dio luz verde al procedimiento respondiendo así al requerimiento judicial porque los fueros lo frenaban.

El diputado, que este año terminó distanciándose de Patricia Bullrich, entregó su celular pero al mismo tiempo hizo una presentación rechazando que lo puedan abrir y peritar. Ahora deberán ser las instancias superiores de la Justicia las que definan si se puede avanzar por esa vía o no.

La pista gira en torno a la declaración de un testigo que afirmó que escuchó al diputado decir en un bar que “cuando la maten yo estoy camino a la costa", dos días antes del atentado. Milman denuncia que esto es una "operación berreta" ya que desmiente haber dicho eso, al igual que sus dos secretarias que se encontraban con él. Otros testigos, que se encontraban más cerca de su mesa, también negaron ante la Justicia haber escuchado esa frase.

Jorge Abello se encontraba con su cuñado en el bar Casablanca del centro porteño, cuando en una mesa cercana estaban Milman y dos secretarias: “Me pongo a hablar con mi cuñado del lío que era Buenos Aires y empezamos a comer y mirando lo veo a Gerardo Milman (...) Se encontraba con dos chicas muy bonitas, jóvenes y muy bien vestidas, ellas estaban de espalda a mí y nunca les pude ver la cara”, explicó Abello.

La cámara de seguridad que muestra como Gerardo Milman ingresa al bar Casablanca junto a sus secretarias.

“Volviendo, entre esas conversaciones, a voz alzada escucho con mis propios oídos que Milman dice textual ‘cuando la maten yo estoy camino a la costa’, a lo cual una de las mujeres le pregunta por el chofer algo así como ‘y tu chofer?’ y él le contesta: ‘Lo mando a Tucumán porque es un hablador al pedo’. Eso fue todo lo que escuché, después siguieron las bromas, los chistes, él se paró, saludó a unas personas por ahí y pagamos nosotros y nos fuimos”.

No hay ninguna prueba que constate y certifique lo que sostiene Abello. Lo que sí se dió a conocer es la cámara de seguridad del bar que deja en evidencia que lo que dijo el testigo es cierto en cuanto a que Milman estuvo en el bar con dos mujeres, y que se sentaron tal como fue descripto, pero nada con respecto a los dichos.

El momento en el que Fernando Sabag Montiel apuntó y gatilló a centímetros de Cristina Kirchner. Foto: Télam.

La semana del 14 de agosto la Cámara Federal aprobó el secuestro del teléfono del diputado para constatar si tuvo relación al atentado, y para analizar sus mensajes. 

Una semana más tarde Milman finalmente entregó su celular a la justicia. Si el diputado no entregaba el celular de forma voluntaria, la justicia tendría luz verde para embargarlo. Sin embargo, el diputado no aceptó que el celular sea revisado, y anticipó que apelará ante la Cámara de Casación Penal.

Archivado en