Legislatura bonaerense

Duras críticas al discurso de Axel Kicillof en la apertura de sesiones ordinarias

Legisladores de todos los bloques opositores le pidieron al gobernador que "se haga cargo del desastre que es la provincia" y pusieron en dudas los números que dio durante su discurso. Duros cuestionamientos por no haber permitido el ingreso al recinto de intendentes y legisladores nacionales de JxC.

José Luis Carut
José Luis Carut lunes, 6 de marzo de 2023 · 22:02 hs
Duras críticas al discurso de Axel Kicillof en la apertura de sesiones ordinarias
Foto: Noticias Argentinas

Finalmente, tras la frustrada apertura de sesiones ordinarias del miercoles pasado, suspendida por el corte de luz que afecto gran parte del país, el gobernador bonaerense Axel Kicillof pudo dar por iniciadas las sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense. El discurso comenzó una hora más tarde de lo anunciado -estaba rubricando el acuerdo paritario con estatales y docentes- y tuvo una duración de más de tres horas.

El primer embrollo con Juntos por el Cambio se dio cuando a los diputados nacionales Facundo Manes y Diego Santilli, junto al intendente de Tres de Febrero Diego Valenzuela, no les permitieron ubicarse en los palcos; por lo que debieron seguir el discurso del gobernador desde el despacho de Maximiliano Abad, presidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio.

Esto provocó el enojo de los integrantes de la mayor coalición opositora, quienes salieron en bloque por redes sociales. Hasta hubo un cruce entre el gobernador y el jefe del bloque de diputados de JxC, Maximiliano Abad, por no dejarlos participar de la Asamblea Legislativa. Desde el Gobierno negaron que no les permitieran ir a los palcos (ocupados por intendentes, funcionarios y legisladores nacionales del Frente de Todos) y afirmaron que el lugar asignado para los legisladores nacionales era en el recinto para que puedan seguir el discurso del gobernador frente al estrado. Algo que la oposición tomo como una provocación.

El segundo round se dio tras el discurso del gobernador donde todos los bloques opositores salieron a cuestionar las palabras del mandatario bonaerense.

MDZ habló con los diputados nacionales Facundo Manes y Diego Santilli y con legisladores opositores quienes acusaron a Kicillof de no conocer la provincia y de ser "Alicia en el país de las maravillas". Alertaron que se está armando un nuevo relato con cifras y estadísticas alejadas de la realidad.

El diputado nacional por el radicalismo Facundo Manes afirmó que habría que preguntarle a la gobernación porque no lo dejaron ingresar a los palcos, “Como diputado de la provincia de Buenos Aires quise asistir al acto de apertura de sesiones ordinarias y no había lugar; así que es una pregunta para hacerle a la gobernación porque los legisladores de la oposición no tuvimos lugar en el recinto”.

En cuanto al análisis del discurso de Kicillof, el neurólogo y precandidato a presidente dijo: “Me pasó algo parecido a cuando escuche al presidente. Me dio ganas de hacerme una tomografía computada para ver si me pasa algo, porque vivió en otro país al que enunciaron el gobernador y el presidente. A veces estos discursos en vez de tener sensatez y sentido común, divorcian más a la dirigencia de la sociedad”.

 

Por su parte, Diego Santilli minimizo la situación de destrato: “Yo no hago un hecho de eso. Tenemos problemas más grandes en la provincia de Buenos Aires que no se están abordando”. Y agregó: “El discurso del gobernador demuestra esta etapa nueva del multiverso del relato que ha construido. Basta salir a la calle para ver la realidad de la provincia, problemas de inseguridad por todos lados, no hay atención en los hospitales públicos. Tenemos problemas graves y serios”.

Asimismo, el precandidato a gobernador sostuvo: “En un momento sentí que estaba comparando a la provincia de Buenos Aires con Noruega, realmente estamos muy lejos de esa realidad. Es una etapa nueva de seguir con un relato que no va más. El gobernador sigue hablando del gobierno anterior cuando gobernaron 32 años la provincia desde la vuelta de la democracia y así la dejaron”.

En tanto, el senador provincial Juan Pablo Allan sostuvo que el discurso de Kicillof “es el de una persona que desconoce la provincia. Una provincia que esta cruzada por la inseguridad, que es algo de lo que no se hizo cargo. Tampoco se hizo cargo del momento crítico que vivimos en La Plata con la prestación del servicio de agua potable, cerca de la mitad de los platenses tienen un serio problema de provisión de agua potable y el gobernador no tuvo ni una sola palabra para este problema”.

Por otra parte, el senador provincial y precandidato a intendente platense por Patricia Bullrich, se refirió al destrato que recibieron los legisladores nacionales de Juntos por el Cambio: “Como es su costumbre, pero hoy más que nunca, Kicillof que es un gran provocador, chicaneo innecesariamente y de forma irrespetuosa a nivel institucional a nuestros legisladores nacionales. Todos los invitados tenían que ser si o si del Frente de Todos, estamos acostumbrados a esta falta de respeto del gobernador, pero como es su último discurso no hay que hacerse demasiada mala sangre“.

A su turno, Martiniano Molina, diputado provincial del PRO, sostuvo: “El gobernador dio números y estadísticas que están muy lejos de la realidad. Sobre todo, de la realidad de los bonaerenses que la pasan mal todos los días por la inflación, la falta de seguridad y la falta de trabajo. No está bueno jugar con la mentira. Por eso creo que la gente va a saber muy bien lo que va a elegir este año”.

Por su parte, Sergio Siciliano, legislador que responde a la exgobernadora, remarcó: “Fue un discurso bastante flojo en términos de volumen y contenido político. Creo que Kicillof tiene un problema con el manejo de datos, algo que ya lo tenía cuando era ministro de economía, yo hago seguimiento de educación y no coinciden ninguno de los datos que dio”.

El diputado del Frente de Izquierda Unidad Guillermo Kane afirmó que fue un discurso largo y bastante aburrido: “Kicillof asumió que para tener su reelección va a correr por derecha al macrismo; lo cual es muy llamativo. Dejo en claro que en su búsqueda de la reelección calco el discurso macrista”.

En tanto, el legislador del Frente de Izquierda añadió: “Pareciera que la calidad educativa para el gobernador se mide en la cantidad de días de clases sin paros, la alianza con Baradel y De Isasi es el gran triunfo que muestra. La seguridad la mide en cantidad de cárceles y de patrulleros, a pesar de los problemas muy graves que hay sostiene a Berni, su ministro estrella. Realmente el gobernador se jacta de cosas de las que adolece”.

Desde el bloque libertario, el diputado Nahuel Sotelo, dijo que Kicillof dio un discurso de campaña, vacío de realidad. “A Axel habria que llamarlo Alicia, vive en una provincia que es “El país de las maravillas”. Habló de resultados que no están, habló de una recuperación económica que no se ve. La verdad fue un discurso para la política no para la sociedad".

Asimismo, Sotelo afirmó: “No sé de dónde el gobernador saca los datos, uno camina la provincia y está en estado de abandono. Lamentablemente Kicillof tiene altas chances de ser reelecto, lo que si no se me va a borrar es cuando el gobernador dijo: ‘Quizás este sea mi último discurso’, y todos aplaudieron, incluso su propia bancada, yo me quedo con eso como positivo”.

Por su parte, la diputada provincial por el radicalismo, Alejandra Lorden, sostuvo que durante más de tres horas el gobernador se desligo de su desastre, “poniendo en la mesa números poco comprobables, que no reflejan la realidad de una provincia que cada vez está peor”.

La legisladora radical resaltó que mientras Kicillof decía que en su gobierno no hubo un solo día de paro, “las cámaras enfocaban a Baradel, socio político que hoy mira para otro lado cuando los sueldos pierden todos los días gracias a la política económica de este gobierno”. Y agregó: “El gobernador habló de una democracia sin odios, sin violencia política, sin proscripciones, sin tantas injusticias y desigualdades; mientras no dejaban entrar al palco a Facundo Manes y a Diego Santilli”. 

Archivado en