Concurso

Vicentin, cerca de un acuerdo preventivo pero sin juez en la causa

La empresa presentó nuevas conformidades y solicitó que se declare la existencia del acuerdo en el concurso. El juez Lorenzini se excusó de seguir en la causa por violencia moral.

Lourdes Marchese
Lourdes Marchese sábado, 11 de marzo de 2023 · 07:00 hs
Vicentin, cerca de un acuerdo preventivo pero sin juez en la causa

La empresa Vicentin presentó en la Justicia, en el marco del concurso preventivo, 9 conformidades nuevas con la propuesta de acuerdo, que totalizan la suma de AR$ 2.058.608.074 y U$D 7.164.619. Con las conformidades que adjuntaron, sumadas a las que fueron presentadas con anterioridad durante el curso del período de exclusividad, Vicentin sostiene que se acredita haber logrado - entre los acreedores computables - “un apoyo contundente a la propuesta concursal”.

En la presentación realizada refirieron que “las exigencias legales - ya de por sí muy exigentes - han sido superadas con creces, lo que en un concurso de estas dimensiones expresa un consenso claro y explícito de la voluntad de la gran mayoría de los acreedores verificados de aceptar la propuesta concursal y poder acceder al cobro de sus acreencias en el menor lapso de tiempo.

Al día de la fecha, según se consigna, 1.017 acreedores han suscripto su conformidad con la propuesta, constituyendo así el 62,86% de las personas (la ley exige una mayoría de más del 50%).

En términos de capital de créditos computable, la suma de estas 1.017 conformidades asciende a $ 66.920.857.373 y representa el 72,82 % del capital (la ley exige una mayoría de más del 66,6%). 

Entre las conformidades más relevantes se encuentran distintos acreedores Granarios (los más grandes y otros muchos más pequeños), los bancos internacionales con la Corporación Financiera Internacional a la cabeza y los bancos privados nacionales.

En el escrito presentado también manifiestan que un 37% de los acreedores no acompañó - hasta el momento - la propuesta concursal, que en su conjunto representa el 27% del capital computable. La mitad de este 27% que no dio su conformidad son los acreedores financieros del sector público (BNA, Banco Provincia de Buenos Aires, BICE) que en su conjunto representan algo menos de 9% y por el Fideicomiso Financiero de Exportaciones Vicentin No VIII que representa algo más del 4%. 

Habiendo traído esa propuesta, la empresa sostuvo que “en atención a que con esta presentación y las anteriores, mi parte ha acompañado conformidades con la propuesta de acuerdo preventivo que exceden las mayorías exigidas por el art. 45 de la Ley 24.522, no corresponde llevar a cabo la audiencia informativa”, y declarar la existencia de acuerdo preventivo.

El problema que subyace ahora es el que juez del proceso, Fabián Lorenzini, se excusó de seguir entendiendo en el mismo con fundamento en “la violencia moral” que le produce una solicitud de Juicio Político presentada ante la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, por parte de un representante de acreedores y en resguardo “del decoro que exige el ejercicio de la magistratura en este caso en particular”, manifestó.

“Soy consciente de mis deberes funcionales, pero no puedo soslayar la violencia moral que me genera dicho planteo, porque siento que me condiciona a la hora de continuar ejerciendo libremente la jurisdicción en este proceso tan relevante y complejo”, aseveró.

Asimismo dijo que no se trata “de una exquisitez ni de un recelo caprichoso que me impida escuchar críticas u opiniones divergentes acerca de las decisiones adoptadas”, pero un pedido de juicio político en las actuales circunstancias de alta sensibilidad, “me expone en un grado que no me parece apropiado ni digno tolerar. Desde mi perspectiva, implica una agresión desmedida y me genera la necesidad de ponerme a disposición de quienes deben analizar aquel pedido, favoreciendo el pleno escrutinio de los fundamentos que pudiera esgrimir semejante planteo”.

En ese sentido manifestó indispensable remover cualquier condicionamiento que su continuidad en el caso Vicentin pudiera representar. “Atesoro la tranquilidad que me brinda saber que las decisiones adoptadas y los rumbos trazados en el devenir de este conflicto, encuentran fundamento en la ley, en las Constituciones de la Nación y la Provincia de Santa Fe, y sobre todo en los hechos y actos jurídicos suscitados en el expediente”.

De este modo, decidió excusarse de seguir interviniendo, por lo que deberá ser ahora un nuevo magistrado el que siga adelante el proceso en su última instancia.

Archivado en