Elecciones 2023

Los "presos antiguos", en el análisis de la interna del PRO y la resolución de las PASO

Patricia Bullrich gana ampliamente en el interior. Horacio Rodríguez Larreta en el Conurbano bonaerense. Por eso es un interrogante cómo terminarán las negociaciones entre intendentes y candidatos a gobernador y presidente de Juntos por el Cambio. El mensaje antigrieta aún no prende en la interna.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare lunes, 27 de febrero de 2023 · 22:14 hs
Los "presos antiguos", en el análisis de la interna del PRO y la resolución de las PASO

“Se acabó el cuento del preso antiguo. Acá nadie puede amenazar más a nadie”, dijo con sus particulares recursos para graficar hasta dónde pueden seguir pidiendo apoyo bajo amenaza, un experimentado dirigente radical de la Primera Sección Electoral sobre la interna PRO y las pretensiones de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta de conseguir apoyos más rápido que tarde.

¿Cuál es el cuento? Los efectivos carcelarios siempre cuentan que los presos antiguos, cuando ingresa una persona nueva de mediana edad, los viven amenazando con algunas cuestiones poco ortodoxas que afectarían su dignidad. Esa amenaza nunca se concreta, pero después de mucho tiempo, ante la imposibilidad de dormir una noche entera, el “novato” solo quiere que cumplan su amenaza porque no puede seguir así.

La decisión de los radicales Maxi Abad y Gustavo Abad de presentar candidaturas a gobernador más la increíble paridad que se observa en la disputa por la provincia de Buenos Aires entre Rodíguez Larreta y Patricia Bullrich hace que todos los dirigentes bonaerenses no le teman a las diferentes amenazas que van surgiendo, desde internas en sus distritos a pesar de los resultados anteriores o el armado de candidatos para competirle a pesar de ser de la misma escudería.

La aparición de Abad y Posse con sus respectivos apoyos, inclusive presidenciales, atrae a Diego Santilli. En su entorno reconocen que ambos, el marplatense con Facundo Manes y el de San isidro con Gerardo Morales ayudan, y mucho, a trabajar en un público que no tiene al PRO como primera opción. 

Por supuesto, que nada de esto se habló en la reunión de hoy en la que el “Colorado”, como lo hace semanalmente, se junta con quienes apuntalan su candidatura en los territorios donde esos dirigentes son opositores. Andrés Petrillo, Anibal Asseff, Gastón Di Castilnovo, Lucas Delfino, Segundo Cernadas, Agustina Ciarletta y David Zencich, entre otros, le manifestaron su buena sensación sobre el lanzamiento de Falta Menos, que causó muchísima mejor impresión que la convocación antigrieta con la que Larreta pretende combatirle a Bullrich, mucho más directa y clara para el votante que participará en la PASO opositora.

Las dudas recaen, hoy, sobre qué harán los intendentes que representan a Juntos. Entre ellos aún no creen la hipótesis que desde el primer momento lanzó Sebastián García De Luca antes de transformarse en coordinador de la campaña de Bullrich en la provincia de Buenos Aires en la que expuso que la única manera que tenía su aliada de competir de igual a igual con Larreta era tener un referente distrital en los 135 municipios que le cuidaran la boleta. “Inclusive, alguno le puede ganar al intendente propio y ser su sucesor”, se entusiasma. 

Sobre este punto, varios dirigentes de primer nivel que habitan en ambos frentes de campaña están observando que sería muy conveniente que quien impulsó las PASO en su espacio para elegir no solo los candidatos a presidente y a gobernador, Mauricio Macri, también incida en la planificación de reglas de juego de las cuales nadie se pueda apartar.

“Lo que sucede es que la desconfianza con algunos actores es tan grande que no sé si esto bastará. Lo único cierto es que luego de una PASO salvaje como puede ser esta, no tendremos tiempo para decir que todo está en paz entre nosotros”, analizó una fuente de la sede central del Gobierno porteño que cada vez dudan más sobre la suerte de su jefe político.

Archivado en