MDZ a fondo

El patrimonio inexplicable de Walter Bento: viajes frecuentes, lujos e inversiones en inmuebles

Walter Bento pasó más de 900 días en el exterior en los últimos años. Miami y Las Vegas fueron los destinos más frecuentes. Siempre pagó en efectivo. El departamento de lujo donde se alojaba.

Mariano Bustos, Jorge Caloiro y Pablo Icardi domingo, 8 de octubre de 2023 · 09:06 hs
El patrimonio inexplicable de Walter Bento: viajes frecuentes, lujos e inversiones en inmuebles
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Walter Bento era titular del Juzgado Federal 1 de Mendoza, el cargo de mayor poder dentro de la justicia federal. Pero, mientras estaba en funciones, alternaba su estadía en el despacho de calle España con hoteles de lujo en el exterior y un departamento particular en Miami. Más que viajero frecuente, Bento era un vecino más de Miami, Orlando, y de “la ciudad del pecado”: Las Vegas. Si se suman los viajes, Bento estuvo casi 3 años en el exterior desde el 2007, aunque la intensidad de sus salidas se aceleró a partir del 2011, con picos de hasta 100 días al año alojados fuera del país. Pagó en efectivo, con algunos alojamientos sospechosos y también viajes exprés que no se condicen con las vacaciones. Esa es otra de las características del paquete de salidas al exterior de Bento.

Solía alojarse en hoteles de lujo, como el Ceasar Palace, en Las Vegas, y los mejores complejos de Orlando. Pero hay un departamento en particular en la ciudad de Miami en el que Bento tenía las llaves y era usado por él y su familia, siempre mientras era funcionario público. Es una propiedad ubicada en la zona de “Sunny Isles Beach”, particularmente en Av. Collines 16.445.

La zona de Miami donde solía alojarse Bento

La riqueza del clan es cuantiosa en cuanto a lo declarado. Pero, como él mismo dijo, se manejaba con billetes, pagos en efectivo e intermediaciones. Por eso, también es difícil de rastrear el patrimonio real; sus ahorros y sus gastos. “Pagaba en efectivo y algunas veces me sobraba plata”, declaró. El barrio y las torres de Palmares, uno de los complejos habitacionales más caros de Mendoza, fueron una de las inversiones más notorias. Pero tiene propiedades en otros sitios e inversiones en centros comerciales, como Il Mercatto, de Maipú.

La familia Bento tenía una especie de “Pyme” dentro del Estado, pues todos trabajaban en Tribunales Federales. Todos gracias a los vínculos. Sus ingresos eran altos, pero aún así no se corresponde, según la sospecha, con el nivel de vida que tenían. “Acá hasta los ordenanzas tienen cero kilómetro”, dijo Marta Boiza para explicar el alto nivel de ingresos de todo el personal de la Justicia.

Para dar a conocer su éxito financiero, el suspendido juez federal acudió a una metáfora coloquial: “Le saco agua a las piedras”. Así intentaba indicar que suele hallar oportunidades donde otros no la ven. Curiosamente, el Ministerio Público Fiscal, la Cámara Federal y de Casación sospechan que Walter Bento justamente aprovechó una oportunidad ilegal para enriquecerse usando su puesto de juez. MDZ accedió y comparó declaraciones juradas de otros magistrados con ingresos y antigüedad similares a los de Bento. La diferencia es enorme, pues ninguno tiene un patrimonio, ni una cantidad de viajes que se acerque a lo declarado por Bento.

Video: la curiosa explicación de Bento sobre su riqueza
 

Si Martín Insaurralde tuvo problemas por un viaje a España, no queda fuera de foco que Bento esté sospechado de enriquecimiento ilícito. Como juez federal le caben las mismas reglas, pues debe justificar el origen de los fondos, al invertirse la carga de la prueba.  

El acusado fue nombrado juez en 2005. Según dijo, antes trabajaba en la Bolsa y tenía un buen pasar. Sin embargo, el salto patrimonial -y sobre todo la frecuencia de los viajes al exterior- comenzaron a ser tendencia en su vida un tiempo después. Todos los bienes fueron adquiridos mientras la familia tenía funciones en el Estado sin que se presentaran pruebas de ingresos anteriores (como pueden ser ahorros declarados, herencias, etc.).

Walter Bento está acusado de ser el líder de una asociación ilícita dedicada a otorgar favores procesales a cambio de coimas en causas tramitadas por el Juzgado Federal 1, que era conducido por el acusado. Además, está procesado y enjuiciado por cohecho, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y abuso de autoridad. Su familia, compuesta por su esposa Marita Boiza y sus hijos Nahuel y Luciano, están acusados de ser parte de la organización para aprovechar esos fondos, enriquecerse y lavarlos.

Pero además Bento enfrenta un juicio político donde se evalúa su desempeño como juez. Allí entran en juego los delitos de los que es sospechoso, pero también su conducta ética y su apego a las normas internas de Tribunales. Entre otras cosas, los jueces federales no pueden estar relacionados con el mundo de las apuestas, y Bento ha tenido vínculos con empresarios del juego y fue un viajero frecuente a Las Vegas. Como explicó MDZ, tuvo causas a su cargo en las que estaba involucrada la empresa KLP Emprendimientos, dueña del casino fundado en el hotel Intercontinental, así como su dueño Garfunkel. SE trata de la misma persona que lo invitó a viajar en avión privado y con entradas VIP al hotel Conrad de Punta del Este. Mendoza y Las Vegas tienen en común (salvando las distancias y volúmenes) la promoción de los casinos como parte de la matriz comercial. Bento se llevaba bien con ambas jurisdicciones; en una como juez, en otra como pasajero.

Viajero frecuente

Según el recuento realizado por MDZ, Bento pasó más de 960 días en el exterior desde el año 2007. Pero de ese total, 900 fueron en el período comprendido entre 2011 y 2020. El año que más viajó fue en 2019 , donde estuvo 100 días en el exterior; alternándose entre Miami, Las Vegas y alguna otra escapada.

Uno de los viajes de lujo de Bento, en este caso dentro de un ostentoso vehículo.

En el año 2010, Bento estuvo 77 días afuera, con exceso sobre la cantidad de días de vacaciones que tenía como juez. En 2011, fueron 81 los días en que Walter Bento y Marta Boiza estuvieron de viaje. En el año 2012, el juez estuvo 85 días afuera y, en 2013, volvió a crecer: fueron 99 días en el exterior, más de tres meses.  En 2014, fueron 80 días, pero se repitió uno de los patrones: viajes cortos a Miami, que no se condicen con las tradicionales planificaciones familiares para las vacaciones. Y, como siempre, pagando en efectivo y sin poder rastrear con precisión la ruta de gastos e inversiones.

En el año 2015 fueron otra vez más de tres meses: Bento viajó al extranjero por 94 días y vuelven a aparecer estadías en el departamento de Av. Collines 16445. En 2016, pasó otros  94 días en el extranjero y, el año siguiente (2017), Walter Bento estuvo 87 días afuera. En 2018, fueron 60 días, el año en el que menos viajó, pero en 2019, antes de la pandemia, se desquitó: viajó por un lapso de 100 días. La pandemia los complicó y solo viajó a Miami por 27 días en 2020.

El patrimonio declarado por la familia tiene diversidad, incluso en la justificación del origen de los fondos hay irregularidades, como el acceso a créditos para los cuales no eran sujetos aplicables: Marta Boiza pidió un préstamo para vivienda única, pero lo usó para inversiones inmobiliarias.

Bento, en un avión privado.

Son motivo de investigación el origen de los fondos para la compra de una casa en Palmares, 3 departamentos en el mismo barrio de lujo, junto a 3 cocheras y bauleras. Lo mismo con 3 departamentos en el complejo Bosques de Mayo y uno en Vista Cruz, así como los 7 locales comerciales del complejo Il Marcato. La lista de bienes declarados incluye un Audi S3, un  BMW 120I modelo 2017, una VW Amarok DC 2.0TDI 180CV, una Audi Q5, otro Audi A3 1.4T modelo 2018.

Bento dice sacarle “agua a las piedras”. Pero el estilo de vida que tenía sugiere mucho más que eso.

Archivado en