Pese a la tensión, Pablo Moyano no se irá de la CGT

Pese a la tensión, Pablo Moyano no se irá de la CGT

El titular de Camioneros seguirá en la central obrera aunque su relación con el resto de los líderes sindicales no es la mejor.

MDZ Política

MDZ Política

Luego de varios días de extrema tensión, confirmaron que Pablo Moyano continuará en el triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT), dejando de lado sus amenazas de abandonar la central obrera luego de que el sector mayoritario no lo invitó a una cena con el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos.

Según algunas fuentes disidentes en el Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano habría desistido de abandonar la CGT ante la falta de apoyo entre sus propios aliados y formalizar una ruptura que existe de hecho. Incluso su padre Hugo Moyano fue uno de los principales críticos de esa idea, dado que en varias ocasiones se comunicó con la cúpula de la central obrera para aclararle que él no estaba de acuerdo con la eventual decisión de su hijo mayor.

La postura de Hugo Moyano permite especular que si hubiera concretado la renuncia de Pablo, el jefe del sindicato habría designado a otro dirigente de su gremio porque los cargos en la CGT no son personales sino del sindicato. Padre e hijo mantienen una relación tensa en la que también se ve involucrado su hermano Facundo, del Sindicato de Peajes.

Más allá del recule del titular de Camioneros, su relación con el resto de los líderes de la CGT continuará rota debido a su adhesión al kirchnerismo. Estas diferencias se vieron reflejadas cuando los sindicatos alineados con ese sector político propusieron hacer un paro y una movilización ante la Corte Suprema luego del ataque contra Cristina Fernández de Kirchner, pero la iniciativa fue frenada por el sector mayoritario de la central obrera integrado por “los Gordos” (Héctor Daer, de Sanidad, y Armando Cavalieri), los independientes (Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martínez, de UOCRA, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias) y el barrionuevismo (Carlos Acuña, de estaciones de servicio).

Esos mismos dirigentes, más Jorge Sola, de Seguros, participaron anoche de la comida con Alberto Fernández, que fue una iniciativa de Rodríguez y Martínez que fue gestionada por Daer, uno de los dirigentes más cercanos al jefe del Estado. La idea de estos sindicalistas fue “reforzar el papel institucional” del Presidente en medio del papel protagónico que adquirió Cristina Kirchner en el Gobierno y el fuerte rol ejecutivo de Sergio Massa en el trazado de la economía, según publicó el portal Infobae.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?