Toma de colegios: el Gobierno porteño denunció penalmente a los padres de los alumnos

Toma de colegios: el Gobierno porteño denunció penalmente a los padres de los alumnos

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente este lunes a los padres de los alumnos que tomaron colegios por permitir ese accionar.

MDZ Política

MDZ Política

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron penalmente este lunes a los padres de los alumnos que tomaron colegios en ese distrito.

Se trata de alumnos de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas “Sofía Broquen de Spangenberg”, de la Escuela N°1 de Cerámica, del colegio Mariano Moreno, del Instituto de Educación Superior “Juan Ramón Fernández” y del Mariano Moreno.

"Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron”, afirmó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

Luego agregó: "Los adultos responsables de aquellos alumnos que participan de las tomas deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares".

Además, el Gobierno porteño confirmó que prepara una demanda civil para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela.

"Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la Justicia porque esto es un delito”, agregó Acuña.

También se refirió a la situación de los jóvenes que tomaron las escuelas: “Van a tener que recuperar cada día de clases que pierden, dejan de tener la posibilidad de participar de otras prácticas educativas, otras series estudiantiles y salidas pedagógicas; pierden todo ese tipo de beneficios; y obviamente, al perder días de clases, pierden oportunidades de aprender e instancias de recuperación”.

“No soy una ministra que no dialoga, lo que no voy a hacer es aceptar la violencia y la coacción a través de una toma. No vamos a dialogar con estudiantes que estén tomando escuelas. Tuvimos la oportunidad de dialogar todo este tiempo y se negaron. Lo que es claro es que empiezan a regir otras reglas del juego”, completó Acuña.

En el caso del Mariano Acosta ya fueron demandados 8 adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?