Cómo llegar a un consenso para reemplazar planes sociales por trabajo

Cómo llegar a un consenso para reemplazar planes sociales por trabajo

El Movimiento por los Valores de la Argentina ofrecerá firmar a todos los que adhieran al "Consenso por la Cultura del Trabajo" para terminar con los planes sociales que provocaron la mayor pobreza de la historia.

Mariano Obarrio

Será durante el II Encuentro por la Cultura del Trabajo que se hará en el Club del Progreso, el martes 4 de octubre a las 18.30 con la participación de decenas de invitados. Se trata de un proyecto donde todos los sectores de la sociedad civil tienen algo para aportar, porque apela a la integración de los sectores sin que dependa de un líder político iluminado. Se debatirá un «Plan Nacional de Inclusión y Cultura del Trabajo», con la formación de oficios y valores, y participarán empresarios, sindicalistas, educadores, formadores de oficios, ONGs, fundaciones y organismos de la sociedad civil.

Durante el encuentro la idea es que todos los invitados puedan dar su opinión, también se presentará la canción del Movimiento, y se firmará el texto del documento del Consenso.  El Consenso por la Cultura del Trabajo es el resultado de diversas conferencias virtuales en las que participaron más de 60 oradores de primer nivel, entre cámaras, empresas, ONGs, profesionales y diversos actores de la sociedad civil, más las conversaciones con empresas y fundaciones para la vinculación laboral de decenas de jóvenes y de las deliberaciones del Encuentro por la Cultura del Trabajo organizada por el Movimiento, Coninagro y ACDE en Mendoza.

El texto dirá que para recuperar el crecimiento económico sostenido, la prosperidad, la generación de riqueza, la estabilidad y la dignidad de todos nuestros ciudadanos, resulta fundamental en la Argentina diseñar una política pública urgente e integral de recuperación de los Valores y de la Cultura del Trabajo. Para este objetivo, además de un plan de educación inicial, primario,
secundario, terciario y universitario, debemos alumbrar un plan nacional de capacitación laboral técnico y actitudinal, masivo e integral, en los trabajos del futuro. La Argentina debe ser una gran escuela de los oficios.

Se propone crear una Agencia Federal del Trabajo (AFT), inspirada en la experiencia de Alemania, para definir la demanda de competencias laborales (oficios) del futuro de cada sector de la economía y diseñar el sistema de formación profesional articulando las escuelas técnicas, universidades, sindicatos, sociedad civil e institutos de formación para capacitar para esos oficios con cursos diseñados y homologados por el Ministerio de Educación. Se invitará a participar en la AFT a todos los sectores de la economía, la
educación, la producción, el trabajo y la sociedad civil de manera integrada en un “Plan Nacional de Inclusión y Cultura del Trabajo”.

Habrá que instrumentar una campaña de concientización sobre la necesidad de la
Cultura del Trabajo;

Ese plan debe contemplar la enseñanza técnica de oficios, la formación actitudinal (habilidades sociales), preparación física (deportes) y la educación y atención sanitaria. Las cámaras empresariales deben definir el mapa de oficios que demandarán las cadenas de valor de sus empresas en los futuros 10 años. El sistema educativo deberá adecuarse a ese mapa de demandas. Para reemplazar la cultura del asistencialismo por la Cultura del Trabajo, se fijará una contraprestación real y efectiva para todos los que no trabajen ni estudien y beneficiarios de planes sociales de cumplir un curso de capacitación laboral homologado oficialmente. Se fijará un plazo determinado para la aprobación del curso y otro plazo para la búsqueda laboral con reglas de caducidad.

Se creará un sistema de vinculación de la demanda laboral (empresas) con la oferta educativa (postulantes) mediante un sistema integrado entre los ministerios de Trabajo, de Educación y la Anses. El presupuesto nacional deberá asignar partidas y definir fuentes de financiamiento necesarias para la ejecución de este plan nacional, lo cual incluirá el financiamiento internacional.
Desde el estado, y a través de sus diversos organismos, se deberá proveer los medios para:

  • poner a disposición espacios físicos para dictar cursos en dependencias públicas, como universidades, escuelas, edificios públicos, unidades militares y tierras fiscales;
  • convocar a los mejores especialistas educativos en cada rubro;
  • invitar a todas las provincias y municipios a adherir a este programa nacional;
  • promover la reubicación geográfica poblacional para desarrollar el interior del país;
  • instrumentar una campaña de concientización sobre la necesidad de la Cultura del Trabajo;
  • promover la capacitación para la conformación y desarrollo de cooperativas que produzcan bienes, servicios e insumos e incrementar las fuentes de trabajo;
  • promover un Plan de Capacitación de Capacitadores Actitudinales;
  • desarrollar un sistema de seguimiento y medición de resultados.

Si querés adherir a este Consenso por la Cultura del Trabajo, dejanos tu nombre y la palabra «firmo», tu DNI, teléfono/whatsapp, localidad y sugerencias, en este link de Contacto:

* Mariano Obarrio - Periodista

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?