El zar del petróleo que logró la absolución del kirchnerismo y ahora apuesta por Sergio Massa

El zar del petróleo que logró la absolución del kirchnerismo y ahora apuesta por Sergio Massa

En el Grupo Roldán emerge una figura cada vez más ascendente dentro del oficialismo, pese a haber jugado muy cerca del PRO. Marcelo Mindlin también se siente ganador por el avance de Sergio Massa. En el salto de garrocha lo ayudó su lobista, Pablo Diaz, sobreviviente de la Noche de los Lapices.

Beto Valdez

Beto Valdez

Marcelo  Mindlin, un empresario que tiene una enorme capacidad de reciclaje político, el empoderamiento de su amigo Sergio Massa es una panacea porque le garantiza mayor previsibilidad. Fue demasiada energía en estos años invertidos en el lobby. En primera instancia construyó una excelente relación con el kirchnerismo fundacional, luego el romance que cultivó con el PRO y a partir de 2019 nuevamente a los encuentros con los K.

 

El empresario más poderoso del sector energético es una de las figuras estelares del Grupo Roldán que lideran José Luis Manzano y Daniel Vila desde donde operaron fuerte para lograr que Massa llegara al Ministerio de Economía. “Para nosotros la etapa que inicia Sergio es de una gran importancia estratégica porque es el dirigente más confiable junto con Horacio Rodríguez Larreta”, comenta a MDZ una fuente de los empresarios que se sienten ganadores en el actual contexto político.

Sus colegas de la parrilla de la Avenida Figueroa Alcorta tienen una gran diferencia con Midlin. Todos tuvieron choques y diferencias con Mauricio Macri y se alegraron de su derrota, en cambio el dueño de Pampa Energía apostó fuerte por la gestión de Cambiemos y hasta llegó a decir públicamente en 2017 que no le molestaba que le dijeran macrista. 

José Luis Manzano.

Su cercanía tan explícita con la administración anterior le generó muchos dolores de cabeza a partir del regreso del kirchnerismo donde hasta le cuestionaban la polémica adquisición de la constructora IECSA de la familia Macri que dirigía Angelo Calcaterra.  En el arranque de la campaña electoral Alberto Fernández empezó a castigarlo hasta que el petrolero logró un encuentro privado con el actual presidente y empezó a recomponer los vínculos con el Frente de Todos.  

Para tanto salto de garrocha lo ayudaron los contactos del lobbista de Pampa Energía, Pablo Díaz, sobreviviente de al Noche de los Lápices. Convertido en operador luego de ocupar la secretaría privada de Bautista Marceschi, entonces subsecretario de Energía Eléctrica de la gestión de Julio De Vido. De ahí pegó el salto a trabajar con Midlin. Otro de los facilitadores de Midlin fue Edgardo Volosin, quien fue director y gerente general de Edenor y además director de Servicios Públicos bonaerense durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Actualmente reporta a Manzano desde que este desembarcó en la empresa de electricidad que vendió el dueño de Pampa. Una operación extraña, aunque se cansó de desmentir que hubiera sido obligado a venderle la compañía a sus amigos de la mesa del Grupo Roldán. Pero ahora Mindlin también está usando sus contactos en Wall Street para conseguirle dólares al nuevo jefe del Palacio de Hacienda.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?