La soledad de Olivos y el peligro de las chances que analiza Alberto

La soledad de Olivos y el peligro de las chances que analiza Alberto

El ofrecimiento a Augusto Costa y la dificultad de Migues Pesce para continuar en el Banco Central. La inflación y el dólar insostenibles. El cambio en el Gobierno deberá ser mas amplio. Augusto Costa, los candidatos que quiere Cristina y una crisis que impacta peligrosamente en el presidente

Rubén Rabanal

Rubén Rabanal

El kirchnerismo sigue sin dar señales de involucrarse en el gobierno que integra, pero del que desde hace tiempo intenta desligarse. La renuncia de Martín Guzmán al ministerio de Economía y el retiro seguro de su gabinete no aportan novedad alguna: solo confirmaron lo que el mundo económico sabía desde hace tiempo. El ministro quedó jaqueado hace tiempo y solo faltaba un empujón, sabía que la crisis de la deuda en pesos que él mismo había emitido, y esta a precios de default, era un asunto insostenible, junto con la inflación y el dólar consolidado en $ 240. La decisión del reemplazo deberá tomarse entre esta noche y mañana: las consecuencias marcarán no solo la vida de los argentinos, sino tambien el futuro de un presidente en dudas.

Los nombres posibles se acumulaban con nerviosismo esta noche y la elección en casi todos los casos tiene que ver con el acuerdo o no que exista con Cristina Fernández de Kirchner. Un sector empresario impulsa un acuerdo que ponga en un ministerio de Economía reforzado a Emmanuel Álvarez Agis. La elección del exintegrante del gabinete económico del Gobierno de Cristina no es un tema menor ya que su nombre está impulsado por el Grupo Techint. No es casual que hoy por la tarde, despues de conocerse la renuncia acelerada de Guzmán, el nombre de Paolo Rocca fuera mencionado en los pasillos de la Casa Rosada.

El problema esta noche no era solo definir nombre sino la integración completa del Gobierno en sí mismo. La crisis que vive Argentina no encontrará soluciones en la economía si antes no existe un acuerdo para restablecer la autoridad presidencial, algo que ya no está tan claro que quieren llevar adelante el resto de los integrantes del Frente de Todos. Todos los economistas que consultaron tanto Cristina Fernández de Kirchner como otros integrantes del oficialismo pusieron la misma condición para comenzar a hablar de una salida: una foto de unidad que sume a Cristina, Alberto, Sergio Massa, los gobernadores del PJ y el acuerdo del oficialismo en el Congreso para aprobar un plan de estabilización que tendrá una dureza que hasta ahora el kirchnerismo rechazó.

Por lo tanto, esa opción para imposible de realizar. Alberto Fernández parece intentar entonces un cambio de Guzmán sin que implique un giro total en lo que se hizo desde el 2019. La incertidumbre en esos términos puede ser imposible de medir. El lunes, con un dólar que se fue a dormir el viernes a $ 239, el presidente deberá tener alguna solución decidida y aun así no hay garantías de nada. 

En la lista de candidatos aparece tambien Augusto Costa. Es un nombre que gira desde hace tiempo en el Gobierno, pero hasta ahora nunca hubo mención a un rol de posible reemplazo de Guzmán, básicamente porque Alberto Fernández resistió siempre la idea de un cambio que significara, como está sucediendo ahora, la pérdida de control total sobre su propio gabinete de ministros. Costa tiene antecedentes ganados en el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner como Secretario de Comercio Interior y desde el 2019 acompañando a Axel Kicillof en el gabinete bonaerense.

Él fue quien reemplazó a Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio Interior en uno de los momentos más complicados del gobierno de Cristina y fue quien inventó el sistema de Precios Cuidados, que se mantuvo inclusive durante el gobierno de Mauricio Macri. Suficientes méritos para aparecer en escena.

El problema para Costa, Emmanuel Álvarez Agis o cualquier valiente que se anime es la estabilidad política que Alberto. Fernández no tiene. El nombre de Sergio Massa aparece entonces como una herramienta de cambio. Massa sabe que sin una reforma del gabinete o un relanzamiento integral del gobierno, será difícil reconstruir una línea de mando. En ese punto tambián aparecían reclamos sobre el presidente. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?