Midieron a Viviana Canosa para ser candidata: ¿dónde?

Midieron a Viviana Canosa para ser candidata: ¿dónde?

La conductora televisvia Viviana Canosa apareció por primera vez en una encuesta pública difundida por su compañero de televisión y consultor político Jorge Giacobe. La periodista fue tentada hace meses por un grupo de dirigentes y personalidades para que sea candidata en La Matanza. Ella duda.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

A fines del año pasado, un grupo de personas muy relacionadas laboral y amistosamente con Viviana Canosa le preguntaron si estaba con ganas de cambiar de rubro y dejar el periodismo o, en todo caso, complementarlo con la política y, directamente, le consultaron si no tenía ganas de ser la que imponga un nuevo paradigma político al candidatearse en La Matanza, localidad que desde que nació el peronismo jamás dejó de ser administrada por los herederos del General. 

Seguidor más que fiel y conocedor del trabajo que le inculcó su padre, Jorge Giacobbe, se mete e incursiona en trabajos que a la mayoría le pueden producir fastidio o, si no es rentable, desinterés. Seleccionar diferentes candidatos y armarlos, dotarlos de herramientas imprescindibles en cada localidad y así marcar hasta dónde pueden llegar. 

Canosa se entusiasmó rápidamente. La comparación con Pinky, la periodista conductora que ganó a la noche pero perdió al amanecer en el recuento de votos de 1999 con la Alianza de la más populosa localidad del país, la subyugó.

La Matanza está ubicada en el oeste del Gran Buenos Aires y es emblemática porque su resultado le permite inclinar o amortiguar el resultado al peronismo, según gane o pierda la elección general, respectivamente.

La primera idea surgió de un grupo de "investigadores" territoriales que buscan alternativas y piden "ayuda" a figuras conocidas para acompañar sus proyectos de poder. En este caso, Juntos está lleno de estos hurgadores de famosos que den una nueva mirada social y convoquen desde otro lugar, más allá del llamado para ser candidata que propuso el PRO de la Ciudad de Buenos Aires.

Todos convalidaron la movida y Canosa ya había confiado en algunas personas que le entusiasmaba la idea. Sin embargo, cuanto más cerca se está de la cocina del poder, más se huelen los olores no siempre agradables que arroja el espacio más reducido del mismo. Lo nauseabundo suele ser más fuerte que otros aromas.

Lo que era entusiasmo se transformó en dudas y ahora está, nuevamente, en un impasse, aunque todos le preguntan qué quiere hacer. Desde Javier Milei hasta Mauricio Macri, pasando por Patricia Bullrich, Facundo Manes y Horacio Rodríguez Larreta. Todos la quieren, ahora, donde ella quiera. 

La encuesta que difundió Jorge Giacobbe revela que Canosa posee un 45% de imagen positiva contra un 31,5% de negativa. Supera la grieta aunque, como lo sabe el consultor, imagen no es lo mismo que intención de voto. Suele cambiar, y bastante. Al solicitar a los 2.500 encuestados que la defina con una sola palabra, sobresale "valiente" sobre otras como "sincera", "ignorante" y "loca". 

Si bien no los estudiaron, en el conurbano han aparecido otros pretendientes mediáticos a ser candidatos como Sergio Maravilla Martínez, el boxeador que fue tentado por el radicalismo para competir en Quilmes contra Martiniano Molina, el cocinero y exintendente. 

En General San Martín, una vez por semana, casi como una pauta preestablecida, el también mediático abogado Mauricio Dalessandro acordó con Gustavo Posse su representación política, mientras que el empresario artístico y conocido en Morón por su actividad inmobiliaria, Ariel Diwan, ya fue tentado por Juntos, aunque luego lo marginaron. 

En La Matanza, distrito sobre el que fue tentada Canosa en primera instancia, hay peleas en todos los frentes. En el oficialismo, la dupla de Fernando Espinoza y la vicegobernadora Verónica Magario está tensionada por la mala relación que mantienen con los grupos de La Cámpora, representados por Facundo Tignanelli, y fundamentalmente con el Movimiento Evita, ya que la diputada provincial Patricia Cubría esposa de Emilio Pérsico, quiere disputarle la PASO o, directamente, competir por fuera del oficialismo. 

En cuanto a Juntos, el radicalismo tiene plantada a la exlegisladora Josefina Mendoza mientras que Diego Santilli amaga con el desembarco de Florencia Arietto. Sin jefes, pero más cercano a María Eugenia Vidal está Alejandro Finocchiaro. Elisa Carrió apoya a Héctor Toti Flores y, manteniendo diálogo con Patricia Bullrich está Eduardo Lalo Creus

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?