Estrategias

Los partidos "chicos" cobran protagonismo en el mercado de pases electoral

Afianzar las alianzas con los partidos denominados chicos, es uno de los objetivos de los precandidatos de las fuerzas partidarias tradicionales. Fotos, encuentros y promesas de apoyo son la constante en un año preelectoral, aunque con varios dirigentes anotados en la carrera para la gobernación.

Laura Fiochetta
Laura Fiochetta jueves, 21 de abril de 2022 · 19:12 hs
Los partidos "chicos" cobran protagonismo en el mercado de pases electoral
Héctor Bonarrico (en el centro), actor importante en las negociaciones.

En medio de la carrera electoral en la que hay muchos maratonistas en la línea de largada, un voto vale muchísimo. Por eso todos los posibles precandidatos a gobernador salen a la caza anticipada del respaldo de los partidos denominados chicos, es decir que no tienen extensa trayectoria en los ejecutivos o en bancas legislativas pero suman caudal electoral cuando la contienda es feroz como presume ser el 2023. En elecciones de años anteriores, esas alianzas entre fuerzas políticas de distintas dimensiones solían firmarse  sobre el cierre de listas. Y los partidos de pequeña estructura participaban con el sólo hecho de sobrevivir y no perder la personería jurídica. Otros, en cambio, prestaban su estructura a personas con reconocimiento público que pretendían ser candidatos pero no tenían partido: en 2013, el exgobernador Roberto Iglesias llegó a ser precandidato a diputado nacional por el Partido Federal junto a el ex intendente de Capital, el fallecido Víctor Fayad, en tiempos de enfrentamientos entre radicales.

En las últimos comicios legislativos de 2021, hubo una diversidad de partidos que se presentó y sacó menos del 6 por ciento de los sufragios, lo que implicó quedarse sin posibilidades de acceso a una banca (salvo excepciones), en una elección totalmente polarizada entre Cambia Mendoza y el Frente de Todos. Este año, en cambio ya hay encuentros con sus consecuentes fotos de aspirantes a la gobernación que ganan tiempo para buscar avales. Hace un mes, el diputado nacional y precandidato a gobernador del PRO, Omar De Marchi se sacó una foto con Carlos Ianizzotto. El titular de Coninagro fue candidato a diputado nacional por el Partido Federal en los comicios de 2021 (consiguió 3 bancas de concejales) dijo luego a MDZ que estaba dispuesto a apoyar al referente del PRO en su candidatura. Es una incógnita si es casi 4% de los votos que sacó el año pasado puede o no volcarse a De Marchi, pero seguramente algo le sumarán, vaya por dentro o por afuera de Cambia Mendoza. Con Ianizzotto trabajan hoy políticamente empresarios como Rodolfo Vargas Arizu quien el año anterior participó de una lista interna del Frente Cambia Mendoza y podría sumarse.

Otros posibles candidatos a gobernador del oficialismo también fotografían sus reuniones con referentes de partidos. El intendente de Las Heras, Daniel Orozco, quien ya blanqueó sus intenciones de ser gobernador, se encontró esta semana con el presidente del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) Juan Pablo Carrique. " Tuvimos una excelente reunión. Coincidimos en el diagnóstico que atraviesa nuestro país y en la necesidad de generar confiabilidad a través de reglas claras", sostuvo Orozco en su cuenta de Instagram. La foto con otro referente pero del mismo espacio la obtuvo el intendente de Godoy Cruz, presidente del Comité provincial del radicalismo y también uno de los que se está posicionando para ser candidato, Tadeo García Zalazar. "El desarrollismo es parte de Cambia Mendoza", aseguró en sus redes sociales, luego de asistir a una charla en la escuela de formación política del Frente CM que dio Sebastián Ibarra, quien es el director de la revista Desarrollista .

Hace más de una semana, a punto de dejar su banca como senador provincial, Héctor Bonarrico invitó a García Zalazar y al intendente de la Capital, Ulpiano Suarez a la inauguración de una sede interreligiosa a la que asistieron más de 500 pastores de la provincia. En ese encuentro dejó en claro que su partido, Más Fe seguirá siendo parte de Cambia Mendoza. García Zalazar elogió esa decisión y Bonarrico dio por sentado que el año próximo apuntarán a presentar candidatos a la Legislatura y los Concejos Deliberantes para 2023.

En el peronismo la situación es igual. De hecho, en San Rafael la actual vicepresidenta del Concejo Deliberante es del Partido Solidario, un aliado del PJ en el Frente de Todos. Como el presidente del Concejo es Paulo Campi y está actuando como intendente interino por la enfermedad del jefe comunal Emir Félix quien se está recuperando en Buenos Aires, la edil que proviene del Partido Solidario, Mariana Abraham ocupa el cargo de presidenta del Concejo.

Hay un sector que se llama Los Cayetanos, que también es parte del Frente de Todos y que sigue activo dentro del mismo. Lo conforman un sector ligado a los movimientos sociales, que son el partido PTP, el movimiento Evita y Somos. Los referentes son Nicolás Guillén (quien preside el PTP) y Lautaro Cruciani. De hecho, esta semana, Guillén envió una carta pública en la que sostuvo en medio de la interna del Frente de Todos.  “Hoy la prioridad es bajar la inflación, que implica más hambre entre los más desprotegidos. No depende de Mendoza la macroeconomía, pero sí se puede mostrar un camino a la nación”. Por eso, más que agitar internas de cara al 2023, lo que hay que hacer -dice- es agitar proyectos para resolver la generación de empleo, sin caer en la fácilpolítica neoliberal de “atraer inversores”, que en realidad encubre la política de “abaratar la mano de obra local para negocios ajenos”.

Archivado en