Justicia en shock: las dudas en el Consejo de la Magistratura que pueden paralizar a los Tribunales Federales

Justicia en shock: las dudas en el Consejo de la Magistratura que pueden paralizar a los Tribunales Federales

El Consejo de la Magistratura cambiará su composición, pero sigue la polémica. De ese organismo dependen dos temas clave para Mendoza: el futuro del juez Walter Bento y la designación de tres camaristas.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

picardi@mdzol.com

La justicia federal de Mendoza puede entrar en estado de shock en las próximas semanas. El cambio obligado y las dudas sobre cómo quedará conformado el Consejo de la Magistratura tiene una influencia enorme sobre lo que pase en la región, pues hay dos temas clave que dependen de ese organismo y que presagia algo: nada será igual. De lo que ocurra en el Consejo depende nada menos que el futuro del juez federal Walter Bento, procesado por asociación ilícita y cuya conducta es evaluada por el "viejo" Consejo. Pero además, la Cámara Federal de Mendoza tiene tres vacantes a cubrir y funciona solo con la mitad de sus integrantes. Con un concurso en marcha, el juego de poder se agita. 

Los tribunales federales de la provincia tienen un recorrido errático, complejo y cargado de intereses cruzados desde el retorno de la democracia. Desde la destitución de jueces, como Luis Leiva, hasta el juzgamiento de los camaristas que fueron hallados culpables de delitos de lesa humanidad, en el edificio de calle España nunca hubo tranquilidad. En 2017 recién se logró conformar nuevamente la Cámara Federal, pero ese equilibrio duró poco porque volvieron las vacantes por las jubilaciones y también el juego de poder para cambiar la estructura.

Bento, enjuiciado y aún favorecido por sus fueros y ayuda política. 

Un juez en capilla

Uno de los temas urgentes que debe decidir el Consejo de la Magistratura es si suspende o no al juez federal Walter Bento. Más allá de la causa judicial que lo tiene con procesamientos firmes y acusaciones múltiples, en el Consejo se evalúa su desempeño. El consejero Pablo Tonelli había pedido que se le quitaran los privilegios de inmunidad y que fuera suspendido. Eso hubiera terminado en la inmediata detención del juez. El Consejo dilató y llevó a la comisión de disciplina el tema y se hizo lugar al pedido del juez de escuchar testigos, acumular pruebas y dilatar las decisiones. La conformación más política del Consejo (la que fue declarada inconstitucional) le jugó una buena pasada a  Bento, pues logró ganar tiempo gracias al apoyo estratégico del kirchnerismo y algunos jueces que integran el cuerpo.

La estrategia de estirar los tiempos funcionó y aunque se acumularon pruebas, cargos y testigos en la causa penal, la política lo salvó: se mantiene como juez, controló las elecciones y sigue con las protecciones que impiden que sea detenido. 

Desde el lunes el Consejo debería tener 20 integrantes, con el presidente de la Corte como titular del organismo. Pero hay dudas sobre los consejeros académicos y los legisladores, pues el oficialismo no los nombró y un juez frenó esa designación. No es inocuo cómo quedará conformado el Consejo para el futuro de Bento: si la oposición logra un número importante (le fue bien en la elección de los abogados) puede  tener más peso. Igual, hay quienes creen que el mayor peso de la "corporación judicial" en ese cuerpo puede tender a que haya un excesivo celo en la protección de las garantías de Bento y otros jueces cuestionados. Igual, como se dijo, no le fue nada mal con la política al polémico juez federal de Mendoza. 

Pérez Cursi.

Los intereses de la cámara

La Cámara Federal de Mendoza volvió a tener un funcionamiento complicado porque se jubilaron dos jueces (tras la presión nacional para que ocurriera). Esta semana falleció Alfredo Porras y se sumó otra vacante. Hay cubiertos solo 3 de los 6 lugares y la demora en la designación complica el funcionamiento. Las internas en el Consejo no son un buen augurio para el futuro inmediato de la Cámara Federal de Mendoza que tiene, además, a su cargo las apelaciones de causas federales de San Luis y San Juan. 

Juan Ignacio Pérez Cursi, Gustavo Castiñeira de Dios y Manuel Alberto Pizarro son los jueces que quedaron para cubrir toda la jurisdicción.  Desde el kirchnerismo consideran a la Cámara mendocina como "opositora" y se cruzaron varios proyectos para quitarle poder. Uno de ellos apuntaba a sacarle la jurisdicción regional, creando cámaras en San Luis y San Juan. Al presidente de la Cámara,  Juan Ignacio Pérez Cursi, lo consideran cercano al macrismo por su pasado como funcionario de María Eugenia Vidal. Pero además lo vinculan con algunos de los "enemigos" judiciales más repudiados por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: la familia Mahiques. Las tramas se cruzan porque el propio juez Bento también cargó contra la Cámara y hasta evitó elevar apelaciones a esa instancia.

Para cubrir las vacantes que habían dejado Olga Pura Arrabal y Antonio González Macías se hicieron los concursos (en realidad fue un mismo concurso para armar dos ternas). Entre los postulantes hay perfiles con arraigo político, otros con carrera judicial y también con trayectorias particulares dentro del derecho. Las internas en el Consejo, el Senado y hasta la presidencia respecto a la justicia demoraron la resolución. Tanto, que ahora hay otra vacante. El presidente Alberto Fernández podría elegir entre las ternas elevadas por el Consejo. Esas ternas las integran Ana Paula Zavattieri , Sergio Rocamora, Federico Baquioni, José Elías, Emanuel Saldi y Viviana Beigel para las Salas A y B de la Cámara. Afuera de ese filtro quedaron otros postulantes que igualmente fueron incluidos a través de un dictamen de minoría. Es lo que le pasó al fiscal Javier Pascua, que aún puja por dar el salto a la justicia federal. Pero esas ternas son relativas, pues hay algunos candidatos "multiposulados" como el ex subsecretario de justicia Sergio Rocamora. 

Algunos dirigentes políticos de primera línea que acostumbran a seguir de cerca el funcionamiento de la justicia, como Anabel Fernández Sagasti y Alfredo Cornejo, están atentos a lo que ocurra en la cámara. Claro, antes se debe resolver qué pasará en el Consejo de la Magistratura, uno de los sitios al que muchos apuntan para mantener el control de la justicia en Argentina. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?