Pelea por $13 mil millones

El Gobierno convocó a Horacio Rodríguez Larreta por la poda de subsidios

El Ministerio de Transporte de la Nación convocó a funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires para avanzar con la quita de subsidios al transporte urbano por casi 13.000 millones de pesos.

Ezequiel Rudman
Ezequiel Rudman martes, 8 de febrero de 2022 · 20:33 hs
El Gobierno convocó a Horacio Rodríguez Larreta por la poda de subsidios
Foto: La Nación

El Ministerio de Transporte de la Nación convocó a la Ciudad de Buenos Aires para avanzar con la quita de subsidios al transporte urbano por casi 13.000 millones de pesos.

Alexis Guerrera le envió una nota a Felipe Miguel, el jefe de gabinete de Horacio Rodríguez Larreta, convocándolo a una reunión con fecha a acordar entre ambas partes. "Iremos a escuchar", fue la hermética respuesta que llegó desde la jefatura de gobierno porteño ante la consulta de MDZ.

Dese el Gobierno nacional se estaría evaluando por estas horas realizar un cambio importante en el sistema de transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La medida en estudio apunta a realizar la transferencia definitiva del transporte automotor de pasajeros que circula única y exclusivamente dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

"A nosotros no nos llegó ninguna comunicación, citación ni está prevista una audiencia pública para tratar el tema", se quejaron hoy ante la consulta de MDZ desde la sede de la jefatura del gobierno porteño que lidera Horacio Rodríguez Larreta.

La idea de llevar adelante esta medida, reclamada por el cordobés Juan Schiaretti, es lograr equiparar la situación de los subsidios con el resto de las provincias y las responsabilidades que tienen a la hora de administrar el transporte y decidir los aumentos de tarifa. La provincia de Buenos Aires ya tiene a su cargo en el conurbano el financiamiento del sistema de las 128 líneas provinciales más las 114 municipales. La decisión que se estaría evaluando alcanzaría a las líneas de CABA de jurisdicción propia (que funciona en una sola jurisdicción) y no de índole interjurisdiccional (las que circulan en más de una jurisdicción). En la Ciudad de Buenos Aires, la suba del boleto afectaría sólo a 32 líneas de colectivos que no cruzan a la provincia.

Esto permitirá que cada jurisdicción, tanto la Ciudad de Buenos Aires como la provincia de Buenos Aires, tengan la facultad plena de decidir los recorridos, el marco regulatorio y las tarifas de uso que pagarán los usuarios del sistema.

En tanto las líneas interjurisdiccionales, donde se inicia el recorrido en un municipio de la provincia de Buenos Aires y cruza a Capital Federal, seguirán estando bajo la órbita del Estado nacional tanto en la regulación, control y administración. También son de orden interjurisdiccional federal, por ejemplo, los conglomerados de Resistencia, Corrientes, Neuquén y Cipoletti, entre otros.

En cuanto el sistema SUBE, los beneficios sociales por parte del Estado nacional se mantendrían en todas las jurisdicciones que posean el sistema, es decir tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires y resto de las localidades con SUBE, además de quienes adhieran al mismo. Esto respondería a un reclamo histórico de todas las provincias, poniendo a las mismas en mayor igualdad de condiciones. En los últimos días se pudo visibilizar de manera contundente este reclamo liderado por parte de los municipios de Santa Fe, Rosario y la provincia de Córdoba.

En ese contexto, el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, sostuvo que la Ciudad de Buenos Aires "debe recuperar su autonomía plena" para regular y controlar las líneas de colectivos "exclusivas de su territorio", y aseguró que esa postura fue analizada con "varios gobernadores e intendentes". A través de su cuenta de la red social Twitter, el funcionario de la cartera que conduce Alexis Guerrera fijó su postura en torno a la potestad para establecer las tarifas del autotransporte de pasajeros y los eventuales subsidios que disponga la autoridad de aplicación.

El servicio de colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que abarca a la Ciudad y partidos del conurbano, se mantiene en la órbita del Estado nacional, que es el que lo regula y, además, fija los niveles tarifarios, que desde mediados de 2022 cuenta con un subsidio variable.

La situación fue motivo de controversia con otras jurisdicciones en las que la tarifa del autotransporte de pasajeros es hasta cuatro veces mayor que el valor mínimo de $18 que rige en el AMBA. Giuliano puntualizó que "la Ley 26.740 de 2012, en su artículo 2, ya dispuso la competencia exclusiva de la ciudad de Buenos Aires en la regulación y el control del transporte automotor cuya prestación corresponda a su territorio". 

El artículo citado por el funcionario señala que "corresponde a la Ciudad de Buenos Aires ejercer en forma exclusiva la competencia y fiscalización de los servicios públicos de pasajeros, a nivel subterráneos y premetro; de transporte automotor y de tranvía cuya prestación corresponda al territorio" porteño.

En CABA coexisten líneas de colectivos con recorridos exclusivamente dentro de su territorio con otras que es compartido con diferentes partidos del conurbano bonaerense.

Respecto a las primeras, Giuliano sostuvo en otro tuit que "la Ciudad de Buenos Aires debe recuperar su autonomía plena en relación a la regulación y control de su propio transporte, definiendo modalidades, recorridos y tarifas de las líneas de TUP (Transporte Urbano de Pasajeros) que son exclusivas de su territorio".

"Esta no es una posición unilateral", prosiguió, para aclarar que "con Alexis Guerrera siempre apostamos al diálogo de reflexión federal, como el ya planteado por varios gobernadores y los intendentes de Córdoba, Rosario y Santa Fe".

Archivado en