Precandidatos

Iguacel y Santilli estuvieron juntos y se rearma la paz interna del PRO

Los precandidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires del PRO, Diego Santilli y Javier Iguacel, participaron de un café con un puñado de dirigentes territoriales en la localidad de Ituzaingó, abriendo una nueva instancia de diálogo entre las posturas distantes de Bullrich y Larreta.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare jueves, 8 de diciembre de 2022 · 07:07 hs
Iguacel y Santilli estuvieron juntos y se rearma la paz interna del PRO

Los precandidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires Diego Santilli y Javier Iguacel compartieron una reunión política con un puñado de referentes territoriales que compiten en localidades que gestionan intendentes peronistas y se comprometieron a contribuir en el triunfo de juntos en la provincia y en los municipios que pueden tener una buena performance.

Convocados por el concejal de Ituzaingó y candidato en esa localidad para intendente, Gastón Di Castelnovo, los referentes provinciales que acompañan a nivel nacional a Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich compartieron un extenso café de más de una hora en un local céntrico de esta localidad del oeste del conurbano bonaerense, donde también estuvieron el vecino Lucas Delfino, de Hurlingham, Segundo Cernadas, de Tigre y Ezequiel Pazos, de José C. Paz. 

Santilli e Iguacel fueron sorprendidos por algunos vecinos que los reconocieron y les pedían fotos y selfies. Al intendente de Capitán Sarmiento, por ejemplo, lo felicitaron por su denuncia contra Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad, mientras que al "Colorado" todos lo reconocían y cuando alguien lo miraba y sacaba el celular del bolsillo, le proponía acercarse y luego se amontonaban otros que querían también fotos con ellos. 

La foto de los dos precandidatos a gobernador y los cuatro territoriales es de mucha utilidad para todos los participantes. Los referentes locales se sienten construyendo un puente entre las orillas que se muestran con mucha distancia entre Bullrich y Rodríguez Larreta. "Esperemos que no sea como el Zárate - Brazo Largo", ironizó uno de ellos. Iguacel es reconocido como un candidato con chances a pesar de que empezó desde muy atrás en las encuestas y Santilli subraya su rol de canciller que todos le sindican. 

La idea nació de Di Castelnovo en una reunión con pastores evangélicos realizado hace algunos días en Parque Norte, en la que estuvieron todos los candidatos nacionales y provinciales. "Lo propuse y lo aceptaron", dijo casi ingenuamente. "La charla fue mucho de política, no hablamos de acuerdos y en todo momento quedó en claro que había competencia interna entre los dos", le dijo a MDZ otro de los participantes.

"Pero esa competencia no debe interferir con las posibilidades que tienen los muchachos que están en los territorios, que están siempre bajo presión de los oficialismos kirchneristas y nuestros propios líos. A ellos hay que ayudarlos a ganar más allá de cómo nos vaya en nuestra competencia a nivel provincial", confió Santilli.

Hace casi un mes se había discutido la posibilidad de que no haya internas en los distritos administrados por intendentes del PRO y en distritos con altas chances de ganar, donde los referentes son casi indiscutibles, como sucede en Hurlingham, Ituzaingó, Tigre y José C, Paz, además de otros como Quilmes, San Fernando y Merlo, entre otros municipios.

La charla también pasó por momentos atrapantes, como cuando Iguacel comentó lo que vivió cuando tomó nota de las irregularidades y delitos que habían cometido durante la gestión kirchnerista en Vialidad Nacional que provocó la condena de Cristina

Después de este café con agua mineral, los participantes recorrieron un par de cuadras por el centro de Ituzaingó y Di Castelnovo comentó con algunos comerciantes la política de baja impositiva realizada por Iguacel en Capitán Sarmiento, mientras que Santilli se fue hasta Moreno, donde estuvo en una charla con vecinos con el candidato local, Aníbal Asseff. 

Archivado en